Feliz otoño

Feliz otoño

sábado, 25 de abril de 2015

ASTENIA PRIMAVERAL




La llegada de la primavera, con su notable mejoría en el tiempo, el aumento de las temperaturas, el alargamiento de los días y la posibilidad de hacer más planes y disfrutar de actividades al aire libre, suele animarnos más que cualquier otra época del año. La primavera significa más horas de luz y, por lo tanto, movilización de hormonas que favorecen un estado de ánimo positivo.

Aunque pueda parecer paradójico, esta mejoría meteorológica imprime una huella negativa en algunas personas, en las que provoca cansancio, tristeza y falta de energía: es la conocida como astenia primaveral.

Darío Fernández Delgado, médico de familia del centro de salud Los Ángeles, aclara que no se trata de una enfermedad. “Es una adaptación del cuerpo a los cambios de temperatura y humedad. Este trastorno también ocurre en otoño, y se le llama depresión postvacacional. La causa puede ser nuestro reloj circadiano, que necesita un tiempo para adaptarse a los cambios de luz”.

En estas fechas se alargan los días, se adelanta la hora y nos acostamos más tarde. Esto produce síntomas como tristeza, irritabilidad, falta de concentración, menos apetito, menor deseo sexual y baja tensión. Se trata de una situación leve, que suele durar solo un par de semanas.

Es esta, además, la época en la que la mayoría de la plantas empiezan el proceso de polinización. Han aumentado las enfermedades alérgicas en todo el mundo occidental. Han aparecido alérgenos nuevos y también ha aumentado la frecuencia de las alergias.

Cada estación trae sus particularidades. Disfruta al máximo pero conoce tus puntos flacos.

18 comentarios:

  1. Se oye hablar de la astenia primaveral, se oye ahora, antiguamente no se oía, o eramos mas fuertes o menos modernos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un poco de las dos cosas. El trabajar diez horas no dejaba mucho tiempo para pensar en los cambios climáticos. Si llovía: paraguas, si hacia frió: bufanda.

      Eliminar
  2. Como bien dices en el párrafo final, cada estación del año tiene sus particularidades; sus pros y sus contra. Y es cierto que parece ser que la primavera y el otoño sean peores para los estados de ánimos. Pero yo creo que cuando uno está jodido, cualquier estación del año le hace daño. En primavera dicen que la sangre altera, y las alergias también van que chutan. Yo en primavera siempre es cuando más me refrío.

    Saludos Marcos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo nos influye incluso cuando el día sale nublado o soleado, pero porque juegan también las presiones atmosféricas en cada caso. Somos muy influenciables por nuestras propias características.

      Eliminar
  3. Yo, verano, piscina y playa...
    Bss

    ResponderEliminar
  4. Menos mal que entre una estación y otra no hay fronteras, aún así los cambios producen efectos, nada, no queda más remedio que adaptarnos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, mejor adaptarnos, que el camino es largo.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Las personas sensibles son mas propensas.

      Eliminar
  6. Llevo tres días, no con astenia primaveral, pero si con un catarrazo que no me deja levantar cabeza y a la semana que viene presumiblemente voy a estar casi toda ella fuera de casa y con 10 invitados, veremos si aguanto, aunque hay un remedio bastante bueno, un buen vaso de brandy con unas gotas de leche calentica y a dormir un buen rato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos remedios caseros son casi infalibles, los diez invitados saben que se van a llevar un puñado de virus de regalo?.

      Eliminar
  7. astenia
    ya la he sentido
    sin ganas de nada
    aunque es primavera
    mil barazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces es el preámbulo de una gran acción, el descanso del guerrero.

      Eliminar
  8. Los tiempos modernos nos traen problemas modernos, es así la vida. Hace muchos años cuando te pasabas todo en año trabajando y no había ni las vacaciones no existía la astenia primaveral, pero ahora siempre nos estamos quejando. La culpa la tiene el exceso de información, pues la mayoría de estos problemas son psicosomáticos, y la persona que los padece se siente enfermo realmente.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido al menos nos influimos nosotros mismos en un 50%. Depende de nuestra actitud.

      Eliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Paso de visita por tu blog me gusta es muy entretenido y muy interesante. Saludos desde la tierra con nombre de vino la rioja

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.