Mucha flor en primavera, buen otoño nos espera.

Mucha flor en primavera, buen otoño nos espera.

viernes, 15 de noviembre de 2019

DIA MUNDIAL SIN ALCOHOL






Dicen que hoy se celebra el “Día mundial sin alcohol”; pues brindemos... 



Da pie para comentar preferencias, combinados y secretos mil, pero solo me voy a referir al Coñac. 

Leo que “El coñac es un tipo de brandy que se elabora a partir del vino de uva blanca de las cepas cultivadas en los alrededores de la ciudad de Cognac, zona relativamente cálida del departamento francés de Charente. ... El Armañac, que se produce en la región francesa de Armañac, es una bebida similar al cognac. 

Pues si este licor no se hubiese inventado, me quedaría igual. Es mojarme los labios y me da una sacudida en el cogote, es que no puedo, ni para el dolor de muelas o con leche en un constipado. 

Pero tengo una anécdota familiar que contaros. Hace ya muchos años me regalaron, como una gran cosa, una botella de coñac francés HENNESSY X.O., dice su historia que es un cognac elegante y complejo, que combina una personalidad arrolladora con un estilo único. Este cognac extra añejado fue creado en 1870 por Maurice Hennessy para su íntimo círculo de amigos. Un centenar de años después, el peculiar assemblage con más de 100 aguardientes, algunos de ellos envejecidos durante 30 años, sigue siendo la referencia, el original Xtra Old.”, Creo que en la actualidad cuesta algo mas de 200€ 

Bueno lo coloqué en mi sencillo mueble bar para visitas. Y en un viaje lo descubrió mi tío Pépe, quien lo solicitaba cada vez que pisaba mi casa. Tenía su propia liturgia, exigiéndome copa ancha pre-calentada y toda la parafernalia propia de tan magno acontecimiento. Pasaban los meses, y la botella menguaba poco a poco, hasta que en unas navidades se me ocurrió rellenarla con lo que tuve a mano, creo que Fundador. En las posteriores visitas  mí tío seguía cantando las maravillas de ese idílico néctar. 

No lo cuento para ridiculizar a mi tío, q.e.p.d.;, al que siempre he querido mucho, sino para destacar que nos dejamos impresionar excesivamente por las apariencias.

22 comentarios:

  1. Jajaja, Marcos. Me pongo en el caso y creo que me habría pasado lo mismo que a don Pepe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda tiene que haber una diferencia de calidad. La cuestión es si realmente lo aprecias o repites la publicidad.

      Eliminar
  2. Yo no entiendo nada de licores. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero un chupito de limonchelo o moscatel si habrás probado.

      Eliminar
  3. La verdad es que a mi me costaría un poco emplear 200 euros en un coñac francés.
    El cambio por fundador estuvo divertido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Divertida anécdota.
    No bebo licores. Entiendo poco.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te digo como a Susana, algo muy suave alguna vez, como jerez Tio Pepe...

      Eliminar
  5. Muy buena la anécdota, Marcos. Para mí todos los días son el Día sin alcohol porque no lo bebo. No me gusta.Solo mojarme los labios con cualquier licor me resulta desagradable el sabor. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se supone que te ha de ser agradable, si te pasa como a mi con el coñac, lo tienes claro. Te aplaudo.

      Eliminar
  6. No bebo alcohol, así de simple. Pero a las comidas, las que necesiten, soy generosa, jeeeee

    ResponderEliminar
  7. Podría contarte alguna anécdota parecida, hay muchos "entendidos". Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Estupenda anécdota, hay mucho entendido por el mundo que le pasaría lo mismo que a tu tío.

    ResponderEliminar
  9. Bueno, cada uno tiene su propio concepto de los valores.

    ResponderEliminar
  10. Buen anécdota, bebida de por medio.
    Para mí algo más suave por favor, ah, ese champagne puede andar eh...¡salú!

    ResponderEliminar
  11. La gama es muy amplia donde elegir, puede ser tonificante, y de agradable paladar.

    ResponderEliminar
  12. En el supuesto de que me ofreciera una copa de garrofón haciéndola pasar por el más caro de los licores, seguramente haría como su querido tío. Mi paladar no entiende de licores espirituosos absolutamente nada, pues no gustan. Me pasa algo parecido a lo que le ocurre a usted. Mejor para nuestra salud. Bueno el vino ya es otra cosa, con moderación.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi mueble bar siempre está presente una botella de bues whisky, normalmente solo para chupitos de dos mis ternos. Y pàra mí y diversas damas, suele haber Limonchelo,jerez dulce Tío Pepe, y alguna mistela. Un poco de vino según comidas fuertes.

      Eliminar
    2. Errores: (buen whisky), (mis yernos).

      Eliminar
  13. Buena anécdota. A mí no me gusta ninguna bebida con alcohol. Cuando era joven me gustaba un vermut de vez en cuando... Abrazos

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.