¡Hola Verano!

¡Hola Verano!

miércoles, 19 de septiembre de 2012

EL DRAGON DE “EL PATRIARCA”


 Siempre me fascinó, desde mi mas tierna infancia,  colgado en el muro del atrio de la Iglesia de El Patriarca.


Mi abuela  paterna, Rita, encantadora cuenta cuentos me sentaba en su regazo contándome aquella maravillosa historia de un gran cocodrilo que vivía entre los cañaverales de la desembocadura del Guadalaviar, después Turia, que emitía lloros como un niño y que atraían a los viandantes a una muerte segura entre sus fauces, causando una gran mortaldad y espanto en la población.

 En la versión de mi abuela era un condenado a muerte quien a cambio de su libertad accedió a luchar con él, fabricándose un traje de espejos que deslumbró a la fiera por un instante, lo que aprovechó para matarlo de una certera lanzada.

He leído en internet variedad de versiones muy parecidas, donde el matador es un noble aguerrido, un forastero milagroso, un lozano caballero, etc. etc. prácticamente la misma historia. Solamente me llama la atención  una versión que lo sitúa en el año 1957 con la riada de Valencia. Por favor, yo tenía 13 años, y el caimán, que no cocodrilo ni dragon, murió en 1606.

Bueno siendo muy bonito el cuento, la verdad documentada es que siendo arzobispo de Valencia San Juan de Ribera, Patriarca de Antioquía por Pio V, y Virrey y Capitán General, Canciller de la Universidad y Justicia Mayor de Valencia, por Felipe III, a su llegada a Valencia en 1568 recibió el regalo de un bebe-caimán, que le mandó el virrey del Perú, y al que le puso el nombre de “Lepanto”  según los escritos, éste que fue creciendo en los jardines de su casa en la calle Alboraia, falleciendo sin haber hecho mal a nadie el 7 de junio de 1606.

San Juan de Ribera ordenó que una vez embalsamado se colgara en el atrio de la Iglesia para recordar a los visitantes el respetuoso silencio, y el recogimiento con el que se debe estar en ella.





Y en septiembre: Se alguien que oye bien. Solo cuando escuchas bien obtendrás ideas nuevas, diferentes a las que tienes.



1 comentario:

  1. Como tú bien dices hay miles de versiones sobre está historia, hasta la he oido en algunas ciudades de fuera de España.
    Un saludo

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.