¡Feliz Verano!

¡Feliz Verano!

lunes, 29 de agosto de 2016

ESCAPADAS EN SEPTIEMBRE/OCTUBRE




Se acabó el verano, pero:

La suavidad del clima facilita las excursiones de fin de semana casi en cualquier época del año pero es en primavera y otoño cuando más apetece lanzarse a conocer más y mejor la Comunidad Valenciana. .

A apenas 50 km de Alicante, y alrededor de 130 de Valencia se encuentra Benidorm, uno de los iconos de la costa mediterránea, conocida internacionalmente y centro de atracción de turistas de todo el mundo pero especialmente ingleses y alemanes. Su perfil está marcado por numerosos rascacielos que albergan innumerables hoteles y bloques de apartamentos, en un diseño urbano que ya en los años 60 del siglo XX, viró hacia un interés único y fundamental: el turismo.

Benidorm es la tercera ciudad de España en cantidad de plazas hoteleras, sólo después de Madrid y Barcelona, lo que da una idea del motor económico que representa. Ubicada entre la sierra Gelada, la Cortina y el imponente Puig Campana su clima es dulce todo el año lo que hace que tenga visitantes durante todas las estaciones. El plan es sencillo: disfrutar en su litoral de hasta cinco playas, las más extensas las de Levante y Poniente, aunque para escapar del excesivo bullicio, eso sí, es recomendable ir a la Cala de la Almadrava, por ejemplo.

Junto al reclamo playero la vida nocturna y los parques temáticos son otros de sus reclamos turísticos. Aquí puedes consultar la larga lista de lugares de ocio. Aunque a veces simplemente un paseo panorámico para contemplar sus espectaculares construcciones ya vale la visita. Neguri Gane, el Hotel Bali III, o el Intempo son algunos de los rascacielos insignes de Benidorm.

A poco más de un cuarto de hora al norte encontramos Altea, una localidad que es la antítesis de Benidorm: pequeña, recogida y con escasas construcciones de envergadura a pesar de tener una destacada población turística también. En su caso la ocupación se reparte en chalets y casas bajas a ambos lados de la bahía que se forma, en círculo desde el núcleo antiguo conocido como Altea la Vella y al abrigo del Mascarat.

La silueta de Altea, con la cúpula azul de su Iglesia en lo alto del casco viejo todo blanco y encalado, es emblemática de la Costa Blanca. Un paseo por sus callejuelas estrechas y empinadas con espectaculares vistas al Mediterráneo es una gran idea en cualquier época del año. Si se quiere calma, éste es un buen lugar, aunque en los meses de julio y agosto el bullicio está también asegurado. Aparte de tener unas calas de piedra tranquilas y de agua limpia, las actividades culturales suelen ser constantes en este municipio. 

De Learn Spanish

sábado, 27 de agosto de 2016

DEPORTE SI, PERO “OYENDO” NUESTRO CUERPO



Hacemos deporte por muchas razones, pero cada persona tiene que encontrar la suya, y entre todas las razones hay una que destaca por encima de todas, llegar a la vejez en forma y alargar la vida. Han pasado los años en los que nuestro cuerpo lo podía aguantar todo; éramos capaces de realizar grandes esfuerzos, sufrir por encima de lo imaginable, alcanzar cotas de altura y poner a tope nuestro corazón. Ahora la recuperación cuesta más, el cuerpo no se adapta como antes y además las lesiones cuestan más de curar y puede peligrar nuestra salud.

Hay una serie de normas fundamentales que debemos seguir para poder seguir haciendo ejercicio con seguridad. Primero que nada, realizarnos un chequeo médico; tenemos que asegurarnos que el corazón esté sano y que los ejercicios no nos puedan producir arritmias u otras alteraciones que pueden haber pasado inadvertidas. Par ello deberemos realizar una prueba de esfuerzo y una exploración física completa con electro incluido.

En segundo lugar, aunque la práctica de la bici o el footing puede hacerse todos los días, es conveniente tomarse uno o dos días de descanso. El Dr. José Calabuig, especialista en medicina deportiva, nos comenta que hay que escuchar al cuerpo. “Si sufrimos lo estamos haciendo mal y ponemos en riesgo nuestra salud. En un momento determinado, podemos realizar un ejercicio intenso como subir un puerto de montaña en bicicleta, pero no más de diez o quince minutos. Forzar más, sobre todo para personas no habituadas, es contraproducente”.Un reciente estudio publicado en Dinamarca, asegura que aquellos que siguen practicando deportes intensos a una edad avanzada, pueden tener una esperanza de vida incluso menos que los sedentarios.

En tercer lugar, es fundamental escuchar al corazón. En este caso, a partir de los cuarenta sobre todo en los hombres, se incrementa la posibilidad de sufrir lesiones cardiovasculares. Hay una serie de mensajes del cuerpo claros en este sentido: si tenemos algún tipo de molestia en el pecho cuya intensidad aumenta con el esfuerzo, si tenemos sensación de fatiga desproporcionada cuando realizamos alguna actividad como la subida de una cuesta, alteraciones del ritmo cardiaco o incluso sensación de pérdida de conocimiento, hay que moderarse o parar, ya que son síntomas que nos indican algún problema.

En cuarto lugar, hay que empezar, si es el caso, haciendo ejercicio poco a poco y con sentido común, más aún si antes no hemos realizado ningún deporte. Los médicos coinciden es que como término medio son adecuadas un par de horas en bicicleta, andar a paso rápido hasta tres horas, correr como máximo una hora y en el caso de la natación, hasta 45 minutos.

En quinto lugar hay que cuidar la espalda: es fundamental. La espalda es una de las partes del cuerpo que más sufren a lo largo de nuestra vida, y muy en especial, a los que practicamos ciclismo. Con los años, nos vamos encorvando hacia delante debido a que la musculatura de la parte frontal del cuerpo es más fuerte. Aunque hay aparatos en los gimnasios que permiten fortalecer la espalda, también hay una serie de ejercicios que podemos hacer en cualquier lugar como es el pegar el cuerpo lo más posible a la pared, tocándola con los talones, la parte posterior de la rodilla, las nalgas, toda la espalda, los hombros tirando hacia atrás y la cabeza mirando al frente. Hay que abrir los brazos, los codos y el dorso de las manos también pegadas a la pared. Con tan sólo cinco minutos al día se consigue el objetivo de enderezar la espalda, y además según nos indica el Dr. Calabuig, habremos conseguido fortalecer la musculatura de la espalda ya que estiramos unos músculos que tienen tendencia a contraerse. Este ejercicio también se puede hacer en el suelo, sobre una colchoneta.

Y como sexto y último consejo, práctica la fuerza. Según los médicos, a partir de los 30 años la fuerza disminuye de manera notable. Si no se hace ejercicio, hacia los 75 años puede reducirse tanto que a la persona le costará levantarse de la cama o el sillón. Por eso es fundamental hacer ejercicios de fuerza. No se trata de meterse en un gimnasio y comenzar a levantar peso a lo bruto, esto es contraproducente, pero podemos coger cualquier paquete en casa, una botella de dos litros por ejemplo, o un par de kilos de arroz, y levantarlo con el brazo estirado repitiendo este movimiento durante 15 minutos. Así lograremos tener una buena masa muscular que arrope las articulaciones.

De un artículo Escrito por José Manuel Almerich

Y NO NOS OLVIDEMOS DE CALPE




Hoy nos vamos de excursión a Calpe donde disfrutar del buen comer, el sol, la playa y en donde dejarse sorprender por unos ejemplos de arquitectura fascinante escondidos frente al icónico Peñón d’Ifach. 

En la provincia de Alicante, con el símbolo marino del Peñón d’Ifach enfrente se encuentra Calpe, una de las poblaciones mas sorprendentes de la Comunidad Valenciana, un polo de atracción turística importante todo el año y muy cercano a Benidorm pero que ofrece tesoros muchas veces desconocidos por el gran público. 


Entre ellos La Muralla Roja levantada por obra del arquitecto Ricardo Bofill a principios de la década de los 70 y que últimamente se está convirtiendo en un lugar de culto gracias a anuncios como éste de la marca DELPOZO que la ha usado como escenario para su colección primavera-verano 2016. Este complejo residencial privado que os enseñamos forma parte de las varias construcciones que se llevaron a cabo en la zona de Cala Manzanera de Calpe, y en el que están también los complejos llamados Plexus y Xanadú. Pero sin duda el más representativo es La Muralla Roja, cuyo proyecto se inició diez años antes y que recrea la arquitectura popular mediterránea y árabe, en especial con la referencia de la casbah del norte de África. En varios juegos de colores según la orientación –principalmente rojos y azules-, en diferentes escalas y con patios que se conectan con escaleras a través de corredores a niveles irregulares el edificio resulta un mirador único frente a la inmensidad del Mediterráneo enfrente y con el Peñón como sólido contrapunto calcáreo. 


El Peñón está protegido como Parque Natural y con sus 332 metros de altura y un kilómetro de extensión es un icono de toda la costa por su singularidad. Resultado de un deslizamiento de la sierra de Oltà, está unido a tierra por un pequeño istmo y es zona de gran actividad deportiva para escaladores y submarinistas. Pero tampoco olvidamos los restos del pasado romano en Calpe que se pueden visitar en los Baños de la Reina, un amplio balneario tallado en piedra tosca al servicio de la llamada ‘reina mora’, según cuenta la leyenda. 

La Costa blanca de la que forma parte Calpe son casi 250 km de playas de todo tipo, familiares, calas, de ciudad, y otras incluso aisladas o escarpadas desde puntos clave de la geografía valenciana como Denia y Jávea hasta los límites con la Comunidad de Murcia, en las playas de Guardamar del Segura, Torrevieja y Pilar de la Horadada. Una incursión por esta costa tan diversa es un gran plan para cada fin de semana, ¿verdad?.






viernes, 26 de agosto de 2016

EL OCTOGENARIO DEL KITE VALENCIANO




Se llama Vicente Sorivella y con sus casi 80 años sigue practicando kite demostrando una condición física y una actitud ante la vida envidiables por el resto de mortales.

Casi siempre los/as protagonistas de los artículos deportivos son figuras que han obtenido grandes éxitos deportivos però a veces personas sencillas como nosotros tienen algo que las hace especiales convirtiéndose en un personaje popular, es el caso del “Sorivella”, un kiter de casi 80 años que todavía practica kite y que ha visto nacer y crecer el kite y el windsurf en nuestra Comunitat.

Vicente nació en plena guerra civil, un 10 de diciembre de 1937, en la plaza Lope de Vega o plaza de los caracoles como se le conoce, vamos nació en el Cabanyal y por tanto es un valenciano de pura cepa.Vicente es Ebanista de los de toda la vida, un artesano, que se ha fabricado su propia casa, su barca y sus tablas de windsurf y kite.

Vive en el camping Club Alboraya, en primera línea de playa en una casa prefabricada que se construyó él mismo para poder salir desde casa con el neopreno puesto y navegar los garbís aunque me aclara que este viento se llama Xaloc o Llebeig, que es como lo denominan los marineros valencianos pero probablemente le llamamos garbí porque los catalanes así lo denominan.

Ha practicado ala delta, esquí náutico, parapentes de tracción, incluso todavía conserva su título de instructor de vuelo libre nº 23.

Empezó a practicar kite en la playa de la Patacona en el año 1997 con 60 años de edad con las primeras cometas wipika que no despotenciaban nada y sin sueltas de emergencia como las de ahora, vamos aprender en esa época era una temeridad y jugarse el tipo y con la edad que tenía demuestra su gran espíritu aventurero y arrojo ante retos que para la mayoría de nosotros serían impensables.

Vicente como buen artesano se fabricó su propia lancha motora, sus tablas de windsurf y kite, pudiéndose afirmar que ha sido el primer shaper de la Comunidad Valenciana.

Actualmente tiene una tabla bidireccional de 1,68 x 47 cm de manga, otra más pequeña y dos cometas hinchables, una 13 metros de F-one y una Naish de 9 però sigue conservando tres parapentes de 8, 10 y 12, todo un material digno de estar en un museo dedicado al Kitesurf., 


Vicente es un hombre feliz que hace años se jubiló y se dedica a viajar con su furgoneta mercedes sprinter camperizada por él mismo, como no podía ser de otra manera, visitando los mejores spots desde Valencia a Huelva, pasando por Los Narejos, visitando a sus amigos Espinosa y Chano, Roquetas de mar, Cabo de Gata, Algeciras, Tarifa, Barbate, Caños de Meca, Matalascañas, Isla Canela, etc.

Si tenéis la oportunidad de coincidir con él, conocedle y sobre todo escuchad sus historias y sus sabios consejos.

Contado por Raúl Arellano.

jueves, 25 de agosto de 2016

LAS GAFAS DE SOL





Las gafas de sol previenen problemas derivados de la sobreexposición solar.

Los especialistas de Visión y Vida recomiendan proteger los ojos ante los rayos UV y seguir un estilo de vida saludable para prevenir problemas como el envejecimiento de la retina o las cataratas derivados de la sobreexposición solar.

Por ello, es aconsejable adoptar unos cuidados durante el verano para prevenir estos problemas, como usar unas gafas de sol adecuadas, sobre todo en los niños, ya que en los primeros años de la vida el cristalino es más transparente y la radiación incide más en la retina. Además, "antes de los 18 años, al menos ya ha recibido el 80 por ciento de toda la radiaciónque recibirá a lo largo de toda su vida", ha explicado el presidente de la asociación, Salvador Alsina.

"Este equipamiento óptico no debe entenderse únicamente como un elemento decorativo, sino que debe realizar la función para la que se ha diseñado, proteger al ojo de la radiación UV", ha asegurado el presidente. En este sentido, el Libro Blanco de la Salud Visual en España, de FEDAO, desaconseja comprar gafas de sol en canales no regulados como el 'top manta', ya que más del 30 por ciento no están reguladas.

Es recomendable escoger un filtro solar y un tipo de gafas concretas en función de las necesidades y las actividades que se vaya a realizar, por ejemplo, existen en el mercado gafas de sol graduadas, lentes de contacto, gafas de sol deportivas, de montaña, etc. Hay que verificar la calidad del filtro y adquirir las gafas en la óptica, evitando puestos de la calle.

Existen 5 tipos de filtros, desde el 0 para pasear por la ciudad en días de otoño, hasta el 4, para ir a la nieve o a la montaña, pero peligrosas para conducir. En este caso, es recomendable usar gafas de sol polarizadas que permiten reducir la distancia de frenada en hasta 7 metros. A los usuarios de lentillas se les aconseja complementarlas con unas gafas de sol para conseguir una protección total mientras se conduce por carretera. 

Una alimentación sana y equilibrada ayuda a mantener sanos los ojos, mejoran su protección, los fortalecen y evitan el desarrollo prematuro de enfermedades como las cataratas. De hecho, se recomienda consumir vitamina E, presente en frutos secos o rojos, y la vitamina A, en frutas, verduras y hortalizas.

Por otro lado, los ojos se debilitan si se exponen demasiado al sol sin protección, desarrollando cataratas, DMAE y otros problemas en la retina, por lo que es necesario cuidado los ojos en todas las estaciones del año.

miércoles, 24 de agosto de 2016

AL SUR DE LA ISLA DE BENIDORM




Los fondos de la isla de Benidorm son de una extraordinaria calidad, tanto en vida como en paisajes.

En la vertiente SW de la isla comienza la inmersión conocida como Punta Garbí. Hemos venido hasta aquí con los amigos de Nisos porque la mar estaba un poco revuelta y su infalible instinto fraguado en mil inmersiones les apuntaba a este enclave como el más adecuado. Sólo una ligera corriente en superficie y algo de olas, aunque nada más lanzarnos al agua y comenzar a descender nos entusiasmamos porque en nada se veía afectada la visibilidad ni la comodidad de la inmersión.

Descendimos hasta una plataforma a unos -10mts desde la que al asomarnos se vislumbraba perfectamente el fondo, que descansaba sobre los -26mts, en un lecho arenoso. La caída resultaba una delicia, sólo había que planear mientras hinchábamos ligeramente nuestro chaleco para que el descenso se pareciera al de una pluma y poder compensar cómodamente.

Fuimos siguiendo la pared, que quedaría a nuestra derecha y que se presentaba como un muro vertical en el que se iban produciendo pliegues y gargantas. En las balconadas, el techo y las paredes aparecían tapizadas de anémona incrustante, de un amarillo intenso y compartiendo espacio con otras especies como la vaquita suiza, ese pequeño nudibranquio de aspecto rumiante.

Como os digo, el fondo es blanco y arenoso y lo que nos llama más la atención de él es la cantidad de botellas de vidrio que tienden a agolparse en unos cuantos puntos. No tengo ni idea por qué hay tantas ni de donde han salido, pero desde hace años que están ahí, no son algo reciente, ya parecen formar parte del paisaje y son muchos los minúsculos seres que las han tomado como refugio, como si fueran pequeños adosados de una microurbanización.
 

La pared va suavizándose y llega un momento en que no es más que una pequeña lengua que se adentra en la arena. Este es buen momento para invertir el rumbo y hacerlo a una cota menor, por encima de la plataforma y seguir entretenidos mientras volvemos a la barca y sorprendernos tal vez con algún hallazgo como el nudibranquio anaranjado que encontramos y que nunca antes había tenido ocasión de ver y que ponía perfecto colofón a otra excelente inmersión en la isla de Benidom.

Rafa Martos

martes, 23 de agosto de 2016

ELS PALLERS DE XÁBIA





Entre el Cabo de San Martín, al norte, y la isla del Portitxol, al sur, encontramos una hilera de pequeños islotes de inconfundible perfil que albergan bajo las aguas un pintoresco y entretenido paisaje.

Y hoy nos sumergimos allí con la embarcación de Paravide, que fondea en una de las boyas que tan acertadamente se han colocado a lo largo del litoral de Xàbia para facilitar la tarea de los centros de buceo y, sobre todo, para proteger los fondos de la acción indiscriminada de las anclas. El paisaje me recuerda vagamente a los islotes que cierran por el sur la caldera volcánica de Columbretes, esos pináculos rocosos de alzado piramidal.

Luis hace de guía de la inmersión y tras formar las parejas y explicarnos el recorrido nos lanzamos al agua que encontramos mucho más limpia de lo que era previsible habida cuenta del viento de los dos días anteriores. Una vez en el fondo avanzamos buscando los islotes, que habían quedado a unos 50 metros del fondeo, y desde allí vamos siguiendo su veril y sorteando las grandes rocas que salpican el camino y que reconocemos dándoles la vuelta para descubrir grandes grupos de sargos en perfecta formación.


Algún pulpo se ve delatado por la ostentosa construcción de su refugio, a base de numerosas piedras y restos de conchas de moluscos, y un par de meros de buen calibre se asoman fugazmente para contemplarnos e instantáneamente buscar la protección de sus cuevas. Contemplando la riqueza de estos fondos casi no nos damos cuenta de que, mientras, en el azul un cardumen de espetones avanzan patrullando la zona en busca de presas. 


Al llegar a la punta sumergida de los islotes saltamos a la otra parte y entramos en una pequeña gatera en la roca horadada donde los vistosos alevines de castañuela lucen su azul eléctrico y, aunque vamos con cuidado, es inevitable que se levante el fondo blando y enturbie el agua. Es el momento de invertir el rumbo y deshacer el camino que nos llevará de nuevo a la embarcación con el buen sabor de una inmersión muy completa. 

Rafa Martos