Feliz otoño

Feliz otoño

jueves, 17 de enero de 2013

EL SUBMARINO S61 DELFÍN




El Portal de Turismo de la Comunidad Valenciana pone en mis manos un artículo sobre la visita efectuada a Torrevieja por Rafa Martos, instructor de buceo y fotógrafo submarino del que ya os he contado alguna de sus experiencias, siempre muy interesantes.

En este caso se trata de poder visitar el interior de un submarino español, el longevo S61 Delfín, único submarino que se puede visitar permanentemente en España, lo que ya puede daros una idea para el próximo puente o finde, además de disfrutar de la visita a la preciosa Torrevieja, dentro de la Comunidad.




Este venerable abuelo de las profundidades, como ha sido bautizado por algunos, ha efectuado más de 2.500 días de mar y ha superado las 30.000 horas de inmersión estando en activo durante nada menos que 30 años desde que fue izada la bandera en 1973. Técnicamente os puedo contar según el artículo de Rafa, que el Delfín formaba parte de las 4 unidades de submarinos de la clase Daphne que se construyeron según los protocolos de cooperación franco-española y aunque en total se hicieron 19 submarinos de esta clase para las armadas de Francia, Pakistán, Sudáfrica, Portugal y España, sólo los 4 españoles se fabricaron en nuestro país, fuera de los astilleros franceses que sí ejecutaron las demás unidades.





Los submarinos españoles fueron bautizados con nombres de mamíferos marinos: Delfín, Tonina, Marsopa y Narval. Aunque con pequeñas variaciones eran embarcaciones de 57 metros de eslora y 6,74 de manga que desplazaban 1043 Tm en inmersión y navegaban con motores diesel y eléctricos desarrollando una potencia en inmersión de 1600cv y una respetable velocidad de 15,5 nudos que se reducía a 13,2 al navegar en superficie. 

Podían recorrer un máximo de 4.500 millas y permitían una profundidad máxima de inmersión de nada menos que 300 metros con un tiempo máximo de 206 horas por oxígeno más 56 horas por consumo, con una autonomía por víveres de hasta 30 días.

Estos submarinos fueron sometidos entre 1984 y 1988 a una modernización que les dio un aspecto peculiar a la proa al cambiarles el bulbo (protuberancia que se advierte en la proa y que contiene el sistema de detección submarina).

En cuanto a sus acciones militares, estaban diseñados para misiones tipo reconocimiento y operaciones militares y como anécdota, parece ser que una de las últimas fue intervenir en aguas de la isla Perejil, en aquella acción al alba y con tiempo duro de levante que glosaría Trillo. Sea como fuere el Delfín es una muestra de ingenio naval, una proeza que nos sorprende mucho más cuando lo visitamos y respiramos en este trozo de historia. Espero lo disfrutéis.




8 comentarios:

  1. Siempre me han maravillado los submarinos y más cuando en las películas, en algún ataque dicen eso de "Han cargado los torpedos, están a punto de disparar..."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De pequeño vi una película de submarinos que me impactó, se llamaba Destino Tokio.
      De inmediato quería ser capitán de submarinos. Ya en otras películas me daban claustrofobia. Tiene que darte complejo de sardina en lata.

      Eliminar
  2. Lástima que me pille lejos, hubiera disfrutado mucho visitándolo. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene que ser al menos muy curioso, aunque no se parece interiormente en nada a los nucleares de hoy en día, ademas que trece nudos lo veo un poco de juguete.

      Eliminar
  3. Hola Marcos. No he estado nunca en Torrevieja, y una sola vez (poquitas horas en Valencia). ¡Hay tantos sitios de la España peninsular en los que no he estado! Por si pudiera ir alguna vez ya he guardado tu invitación para visitar el submarino. Mientras recibe el saludo de un isleño de las Afortunadas islas. Ángel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya me ganas en las visitas, yo siempre he pensado en visitar tus islas y nunca he llegado a conseguirlo. En esta nueva etapa de jubilado confió en ello.

      Eliminar
  4. Hace unos días he visto por televisión un reportaje sobre los antiguos submarinos atómicos de los rusos que están desguazando, por lo visto ahora tienen problemas para descontaminar los restos y además muy costoso.
    Y aquí tenemos a nuestro viejo campeón, dispuesto para pasar revista y más limpio que la patena.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Me ha llamado la atención los cubres de las literas, tan arregladitos y tan monos. En tiempo real, salvo inspección del almirante, no quiero pensar como estarían.

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.