Feliz otoño

Feliz otoño

martes, 30 de abril de 2013

SILLA DE MANOS Y BERLINA



Aprovechando lo expuesto en el Palacio del Marqués de Dos Aguas, su silla de paseo, y la Berlina-Carroza del Marques de Llanera, me da pié para hacer una entrada y os lo cuento. 

La silla de mano se compone básicamente de una silla o cabina rodeada de ventanas, adecuada para un solo ocupante, que también se lleva como mínimo por dos porteadores, usando barandillas de madera que atraviesan los soportes en los lados de la silla. 

La silla de manos fue el heredero de las literas usadas hasta mediados del siglo XVII por las gentes nobles para el transporte dentro de la ciudad; su uso por tanto era muy limitado a las ciudades donde eran ideales para callejear entre sus calles tortuosas y estrechas, la silla de manos se adaptaba mejor que su antecesora la litera. Su uso comenzó a extenderse por las damas de alta cuna y por señoras y dueñas, quienes podían incorporarse a la misma con sus voluminosos vestidos,  más fácilmente. 

Para enriquecer las mismas y realzar su estatus social se disparó la ostentación de los ornamentos que decoraban las sillas hasta tal punto, que hubo que imponer una pragmática para regular el mismo.








Una berlina es un carruaje completamente cerrado de caja cuadrada por la parte superior y redonda o en forma de barco por la inferior, con curvatura cóncava para el paso del juego delantero. Su nombre proviene de la ciudad de Berlín ciudad de donde circularen los primeros carruajes tirados por caballos.


Una berlina tiene cuatro plazas y puertas laterales con cristales a corredera. El pescante se sitúa como prolongación de la parte anterior de la caja o va sobre armadura unida a la suspensión en el juego delantero. El montaje se realiza sobre cuatro resortes de ballesta y a veces, también sobre ocho. El atalaje se puede hacer indistintamente en limonera, lanza o flecha.











4 comentarios:

  1. Bonito reportaje y curioso lo de la Berlina, lo desconocía, tendré que ir mas por los museos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Si pregunto a mis hijos por la berlina, lo conceptuan como vehiculo a motor.

    ResponderEliminar
  3. Si pregunto a mis hijos sobre la berlina, seguro la conceptuan como vehículo a motor.

    ResponderEliminar
  4. Es extraño que siempre que voy a tu tierra no pase por el Marqués de Dos Aguas, así lo llamo. Además del propio palacio, su contenido es siempre atractivo, siempre encontrando un pequeño detalle que no hbías apreciado bien, una pieza, jarrón, reloj o cerámica que se te había escapado sin estudiarla... Entre las piezas atractivas se encuentran, no cabe duda, los medios de locomoción que utilizaban. Este artículo que has escrito y sus fotografías son unamuestra más que suficiente para apreciar los cuidados tesoros artísticos que se guardan en el palacio. Enhorabuena,

    Un abrazo, amigo Marcos.

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.