Feliz otoño

Feliz otoño

viernes, 20 de septiembre de 2013

PLANTANDO UN ARBOL



Hace unos días sacaba la escultura al (Labrador Valenciano), porque en esta tierra bendita, al fin y al cabo, todos somos un poco Llauros. Pues esta mañana me he levantado con gran fuerza de espíritu y fecundidad, y me he ido directo a comprar un árbol.

Vivo en el paraíso de la naranjada y la limonada, por lo que no había duda en que sería un cítrico.

Hay varios tipos de limoneros llamados de cuatro estaciones, pero en realidad se trata de cítricos de floración remontante, o sea, que florecen varias veces al año, lunero, lunario o de 4 estaciones.

Me decido por variedad Eureka o Rodrejo : dan Limones de tamaño mediano y de forma ovalada. Producen bastante zumo y tienen la piel fina, con acidez normal.

Consejos del “tio Vicent”:

Le cuento la orientación de la terraza: este, sur-este, soleado con brisa de mar, y le parece perfecta.

Me cuenta que el principal problema es regarlo demasiado, que ha de padecer un poco de sed, que una vez regado hasta que salga el agua por debajo del macetón, compruebe el estado de la tierra a un dedo de profundidad, pasada una semana, y no regar mientras encuentre humedad en dicha capa. El riego en exceso hace amarillear las hojas, y puede llegar a su muerte.

Nunca hay que dejar al limonero sin fruto, siempre hay que dejarle al menos un limón sin recolectar hasta que salgan los nuevos.

Un problema seguro que puedes encontrarte es el minador: El Minador de los cítricos es un insecto de nombre científico Phyllocnistis citrella que en su fase larvaria vive como parásito bajo la cutícula de las hojas y brotes tiernos de los cítricos de cualquier especie, alimentándose de las células vegetales a las que vacía perforando su membrana citoplasmática y sorbiendo su contenido líquido.

Este mal nos suele afectar casi a la totalidad de los cítricos, y se presenta a partir de mayo, cuando la temperatura ronda los treinta grados. Existen variedad de productos químicos, pero el tío Vicent es de la vieja escuela, y me dice que “si se come luego el fruto, cuantos menos venenos mejor”.

Y me da la fórmula mágica: Para un litro de agua, añadirle tres centímetros cúbicos de vinagre de vino blanco, (nunca de vinagre tinto que mataría al limonero), mas 1 centímetro cubico de “Coral vajillas” (Exclusivamente esta marca). El tratamiento de las hojas afectadas tendrá que ser semanal, pero evitamos químicas mas complicadas.

Hace muchos años planté un pino Pinaster en Asturias que se pierde en los cielos. Pero este también lo añado a mi curriculum.

10 comentarios:

  1. Me pido un zumo de naranja con unas gotas de limón.
    Yo he plantado bastantes árboles, aunque al principio un jardinero de Jaca al que le habíamos comprado unos cuantos, nos enseñó a hacerlo, era un día lluvioso, la tierra estaba empapada, hicimos un gran hoyo y después de plantar el árbol y rellenar el agujero con tierra nos lo regó para que las raíces del árbol que venía en maceta no se quedaran al aire.
    Nunca nos ha fallado un árbol o arbusto que hayamos puesto en nuestra parcela, de hecho crecen más de la cuenta ya que están bien alimentados (abono) y nunca les falta el agua (riego automático).
    Otro zumo porfa, que me he quedado seco de tanto hablar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando plante el naranjo, ya te reservare la naranjada con zumo de mi limonero. No sé si ponerle nombre propio.

      Eliminar
  2. Bien, bien, bien. El tío Vicentet sap un montó. No he tenido ocasión de plantar cítrico alguno, menos aún en mis actuales circunstancias, pero arbolicos, a lo largo de la meua vida .... unos cuantos. El último un manzano, sito en Asturias, pero..... de procedencia levantina, como el clima autóctono se encarga de él no necesita más que alguna poda invernal. No veas qué manzanas tan re-ricas nos ofrece todos los otoños. Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando saboreas un fruto de una árbol tuyo, es como si lo encuentras con mejor sabor.

      Eliminar
  3. Una buena elección , ese limonero en la orientación que esta dará muy buen fruto .
    Suerte y adelante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Andres, ya te lo contaré, de momento le dejo sin tocar los cinco limones que tiene.

      Eliminar
  4. Muy bien Marcos parece que eres un buen hortelano-jardinero
    pues yo cuando me levanto como dices tu con gran fuerza de espíritu y fecundidad, hago otra cosa
    Salut y que sigas fecundando a troche y moche

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tomi, Toni, siempre vas en linea recta. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Que este limonero te de muchos frutos y que lo puedas disfrutar con salud.
    Me he apuntado el consejo del tío Vicent.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Meme. Los consejos de la experiencia me encantan. Tengo un libro manuscrito del abuelo que no conocí, con unas curiosidades dignas de imprimir. Un día os contare como quitarle el agua a un vino que ha sido "bautizado". Cosa muy usual hace bastantes años.

      Eliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.