¡Hola Verano!

¡Hola Verano!

domingo, 27 de octubre de 2013

LA PASA DE DENIA ( I )



El consumo diario de 21 gramos de pasas de uvas negras antes de desayunar previene la amnesia y mejora la memoria. La pasa contiene una gran cantidad de minerales como calcio, fósforo, potasio, manganeso, magnesio, hidratos de carbono y proteínas. El calcio y el fósforo de esta comida, alimentan las células del cerebro, además de fijarlas.


José Manuel Almerich, a través de Turismo Valencia Terra y Mar, nos cuenta que desde el puerto de Denia se exportaban pasas a Inglaterra, Francia, Canadá y Estados Unidos.La uva moscatel se cultivaba en las montañas de la Marina, paisajes que podemos recorrer en bici desde el centro BTT la Vall de Pop, así como las rutas que rodean el Montgó o aquellas que recorren los valles de Laguar, Ebo y Seta.

Quedan restos de muros de piedra seca que aguantaban las laderas de la montaña donde se cultivaba la vid, hornos para escaldar la pasa y masías donde se procesaba y se dejaba secar a la sombra. Eran los rius-raus. Algunos formaban parte inseparable de la vivienda, y otros, como el de Jesús Pobre, eran exentos y forma de por sí un monumento rural único, testimonio de una época pasada, cuando desde Denia se movía el mundo.









Las uvas desecadas mediante el proceso denominado l’Escaldá, llegaban cuidadosamente guardadas en cajas de madera a los puertos de Londres, Southampton, Liverpool y Nueva York. Esa fue la época de mayor esplendor, pero hace dos mil años los romanos también la elaboraban, y hasta la expulsión de los moriscos, estos también conocían la técnica. Se trataba de conservar seca la uva para fines gastronómicos y podía mantenerse mucho tiempo. Un alimento completo y un lujo para los sibaritas ingleses que consumían sus pasteles a la hora del té, con pasas del Montgó. 

La delegación de cultura dianense ha organizado para este otoño un programa de rutas que descubre los paisajes de la pasa. El director del museo etnológico de Denia, Josep A. Gisbert, guía a los visitantes y les explica que era la pasa, como se elaboraba, la época dorada de su exportación y las arquitecturas vinculadas a este producto, cuya tipología más conocida es el riurau. 

En nuestras rutas en BTT por las montañas de la Marina podemos visitar restos de estas construcciones en las partidas de Cauells y Benitziana, el riurau del Prom o la caseta de los Grimalt donde todavía hoy una familia se dedica a la Escaldá de la uva y la extiende sobre los cañizos como se hacía tradicionalmente y se termine de secar al sol. 

En el término de Denia se conservan un total de 24 riu-raus pero tan sólo dos familias siguen elaborando la pasa de la forma tradicional. Esto significa que está forma de trabajo pronto será arqueología rural.


Fte. y fotos: José Manuel Almerich

7 comentarios:

  1. Una información muy adecuada frente a las comidas de nosabemosqué, rápidas y absolutamente plastificadas.

    Un abrazo, Marcos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La comida, con fundamento, verdad Antonio.

      Eliminar
  2. Excelente información, no me la sabia, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no sabia lo de la pasa y Denia, hasta que visité el Museo de la ciudad.

      Eliminar
  3. Muito bom encontrar na alimentação uma forma de manter a saúde em dia, sem contar que é muito gostoso também, belo post Marcos.
    Beijos
    Joelma

    ResponderEliminar
  4. Las pasas como los frutos secos dan mucha energía. en su justa medida.

    ResponderEliminar
  5. Aquí les dejo un blog donde tienen información sobre el mundo de las pasas y su arquitectura: los riuraus http://riuraus.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.