¡Hola Verano!

¡Hola Verano!

miércoles, 16 de octubre de 2013

MIS TERRACOTAS FAVORITAS


La terracota (del italiano terra cotta "tierra cocida") es la arcilla modelada y endurecida al horno, fundamento de los trabajos de cerámica, utilizada tanto para recipientes, como para la realización de esculturas y decoración arquitectónica. Incluso en Etruria, durante los siglos III y II a. C., se utilizó para la elaboración de sarcófagos. En Merimde fue empleada desde el cuarto milenio a. C.



Desde los tiempos más remotos, la arcilla ha sido para el hombre el material más importante para elaborar objetos. Abunda en la naturaleza y es fácil de modelar simplemente con las manos, sin necesidad de utensilios. La arcilla es una mezcla de minerales con una pequeña cantidad de sustancias orgánicas.

Es un material básico, yo diría humilde, el primer eslabón de la escultura. Un poco de barro, y a crear…. Qué duda cabe que sacar un Moisés de un bloque de mármol, quitándole lo que sobra, es un prodigio, pero quizá esa sencillez es lo que me impresiona. Tengo en Valencia localizadas cuatro terracotas que me fascinan, y a las que he dado parte de mi tiempo admirando los pequeños detalles. Os las confío.

El Emperador Constantino recibiendo de la mano de sus soldados el estandarte. Obra de Vicente Gil y Meliá - 1816

Jesús y la samaritana del pozo. Obra de José Cloostermans - 1800

La muerte de Seneca - Francisco Alberola 1822

Defensa del parque de Monteleon por Daoíz y Velarde - Anónimo - 1800?

11 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho tu entrada.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchas gracias a ti por comentarme. A veces las cosas mas simples son las que nops hablan.

      Eliminar
  2. Me gustan porque son unas obras deslumbrantes y sencillas a un tiempo. Sobre tu introducción me ha llevado a pensar sobre el poquito de terracota que todos llevamos dentro, porque digo yo que dicen ellos que fuimos creados de arcilla. Por aquello del “Memento, homo, quia pulvis es et in pulverem reverteris” “Hombre, acuérdate que polvo eres y que al polvo volverás”. (Génesis, III, 19).
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que duda cabe que así es la vida. Todas las glorias y soberbias, al final son polvo solamente.

      Eliminar
  3. Siempre que leo, o escucho la palabra terracota, se me la la imaginación a la imagen de los más de 7.000 figuras de guerreros y caballos de terracota a tamaño real, que fueron enterradas al lado del primer emperador de China.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi tambien. Terracota y guerreros de Xian, van unidos.

      Eliminar

  4. Pienso también como Neuriwoman, que todos llevamos algo de terracota.

    ResponderEliminar
  5. Recuerda al esclavo que acompañaba a los generales victoriosos en sus entradas triunfales en Roma, sosteniéndoles la corona de laurel, y susurrando a su oído, "recuerda, solo eres un hombre". Triste polvo al cabo de los años.

    ResponderEliminar
  6. Una excelente publicación, Marcos. Las terracotas, cuando son tan bellas como las que nos muestras, son muy atractivas. Casi diría que más que una escultura o un altorrelieve. El documento gráfico, como siempre, excelente.

    Un abrazo, Marcos.

    ResponderEliminar
  7. Ya he dicho que destaco la humildad del barro, una escultura clásica en marmol, es otra cosa.

    ResponderEliminar
  8. preciosas ¿donde pueden verse?

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.