Feliz otoño

Feliz otoño

martes, 17 de diciembre de 2013

LAS MUELAS DEL JUICIO



Me contaba un amigo esta semana que ahora que ya no le quedan dientes propios, ha venido el diablo a enredar, y le ha dicho el dentista que le están saliendo las muelas del juicio, por lo que me he acordado que a mí nunca me han salido, quizá por eso cometo tantas “tonterías”. Si espero un poco mas igual también me pasa. Aunque yo preferiría que me saliese otra vez la cabellera, así sabría porque pago al peluquero, igual que otros.

El ‘juicio’ es también como se denomina al momento de madurez y cordura de una persona. De ahí que frases como ‘tener juicio’ sean sinónimas de ‘tener cabeza’, ‘ser responsable’ o por el contrario ‘perder el juicio’ sería ‘perder la cordura’, ‘volverse loco’, ‘no entrar en razón’.

Las muelas del juicio son el tercer molar, también llamado cordal, que suele aparecer a las edades entre 16 y 25 años, pudiendo incluso no hacerlo nunca, aunque pueden aparecer a edades más tempranas o mucho más adelante.

Se llaman muelas del juicio ya que a la edad en que aparecen se supone que la persona tiene un juicio más desarrollado y completo que cuando aparece el resto de la dentición definitiva.) habiendo dejado atrás el tiempo de juventud y sus locuras e inmadurez.

Existen cuatro muelas cordales, una por cada cuadrante bucal, y se sitúan en la última posición de la línea de la dentadura, al fondo de la boca. Las muelas del juicio suelen afectar a otros dientes al desarrollarse, empujándolos o saliendo "torcidas". Cuando esto ocurre se suelen extraer.

En latín se las conocía como dens sapientiae (diente de la sabiduría), con un origen muy parecido a la frase en español.

¿Y tú qué? ¿Ya te ha entrado el juicio? …

NO TE PIERDAS EL VÍDEO



11 comentarios:

  1. Dentro de un rato voy al dentista, le recomendaré que vea el vídeo, por si a cambio hace un descuento, porque a mi de las muelas lo que mas me preocupa es su coste de mantenimiento. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a mi el dentista es lo que mas me aterra, es un miedo insuperable. Además de las facturas, como bien dices.

      Eliminar
  2. Existen las muelas del juicio? Es que como yo nunca he tenido muelas de esas... bueno quiero decir juicio. Así que aún estoy esperando tener un poco de juicio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno va a ser verdad que los blogueros no tenemos juicio, pues estamos apañados.

      Eliminar
  3. Muy bueno este vídeo Marcos, pero a la vez acojona, Cuando fui la primera vez al dentista y mientras esperaba el turno para sacarme la muela del juicio (yo si que estoy homologado para tener un blog, ejem, no como otros), cojí boli y papel y escribí esta pequeña `poesía, que viene a cuento. y que se titula.."en la sala de espera"
    En la sale de espera
    se oye un rechinar de dientes
    quien espera desespera
    está nerviosa la gente
    la razón es bien sencilla
    esque el doctor es novato
    le tiemblan las dos rodillas
    y tarda bastante rato

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira cuando estás nervioso eres poeta. Y después de escribir lo del dentista novato, no echaste a correr?.

      Eliminar
  4. Marcos a mi si me salieron esas muelas aunque puedo prometer que en mi caso fueron las de no-juicio cosa a la que no le doy importancia.

    Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí hay un fallo de diseño. Si no sirven para nada, porqué salen.

      Eliminar
  5. A mí me hicieron una radiografía de la boca y resultó que mis muelas del juicio de la parte de abajo estaban de lado. Así que me operaron. Me dieron a elegir entre anestesia general o local, y yo opté por la general. Al despertar me entró una llorera y un pesar, que solo quería ver a mi mamá y comer algo, porque me desperté con un hambre y unas ganas tremendas de mimos. Y eso que yo no soy así, soy más bien despegada. Y solo con hacerme hablar me volvía a entrar la llorera. Mira si armé follón que un mes después el cirujano aun se acordaba de mí como la llorona. Luego me dijo que a veces pasaba. De las muelas de arriba, ni rastro. Ya veremos qué pasa.

    ResponderEliminar
  6. Querida Cecilia, es que habían quitado el juicio. Ja, ja. A mi me dá horror solo pensarlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la operación en sí no fue para tanto. Apenas unas molestias un par de semanas. Eso sí, en el informe de alta ponía que no hiciera grandes esfuerzos, así que en vez de bici usaba el bus para ir a clase, pero aun así terminaba el día agotada! Fui al médico de cabecera a decírselo y me dijo que era normal por la anestesia. Así que estuve como un trapo varias semanas. Pero habría sido peor que si les hubiera dado a las muelas por salir, que me hubieran movido todos. los dientes de abajo.
      Un abrazo Marcos .

      Eliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.