¡Hola Verano!

¡Hola Verano!

jueves, 30 de enero de 2014

BICICLETAS SIN FRONTERAS




Regala o dona tu vieja bicicleta. Son momentos de solidaridad



Nosotros también podemos colaborar de una forma solidaria desde nuestro deporte. Si tenemos alguna bicicleta vieja que no la vayamos a utilizar, o que su reparación no compense, sobre todo por los nuevos componentes que pueda necesitar, podemos donarla o regalarla a personas que les pueden hacer mucho bien.



En los países pobres, la bicicleta permite, igual que ocurrió en la vieja Europa, asistir al trabajo, ir al colegio o la universidad, circular por la ciudad y moverse de una forma económica y saludable de casa a cualquier lugar. Ha sido un motor de desarrollo de muchos pueblos y países del tercer mundo y ahora en Europa, es una reivindicación para hacer más humanas las ciudades.

Desde Bicicletas sin Fronteras, una ONG destinada a recoger, reparar y donar bicicletas usadas a las personas que puedan necesitarla, se encargan de todo. Y todo, además, con una finalidad: hacer la vida más fácil y contribuir a su desarrollo.


Desde que empezaron a funcionar en abril del 2012, los valores han cambiado y se han definido. Ahora, un año después la organización ya más consolidada, afirma que puede decir con orgullo a que se dedica.

Reciclan bicis viejas, las recogen en cualquier punto de España, las reparan, las pintan de amarillo y las entregan a aquellas personas que las necesitan, mayoritariamente gente sin recursos que las usan para ir a trabajar. También a niños con riesgo de exclusión social.

A través de donaciones a veces compran las bicis en destino para ahorrar costes y dar negocio a las empresas locales. Concretamente en la India, las compran para las niñas que acaban sus estudios primarios obligatorios para que al año siguiente puedan ir a la escuela secundaria, el equivalente a nuestro instituto: si medio de transporte estarían condenadas a quedarse en casa y sin formación. También en Gambia la organización ha comprado bicicletas para niños y niñas adolescentes a fin de que puedan desplazarse al colegio desde las aldeas y pueblos alejados.

Bicicletas sin fronteras también ofrece charlas en las escuelas e institutos, difundiendo proyectos y mostrando a los más jóvenes valores como la solidaridad, la ayuda, el apoyo al débil, la fraternidad o el compañerismo. Se organizan eventos, conciertos solidarios, venta de camisetas u otros artículos para recaudar fondos e invertirlos sobre todo en material para arreglar bicis y poderlas enviar a los lugares o países que las necesiten.


Para donar tu vieja bicicleta los pasos a seguir son muy sencillos. Hay que entrar en la Web de  Bicicletas sin fronteras rellenar un pequeño formulario y ellos se encargan de todo. Una agencia de transportes pasará por tu domicilio a recogerla y una vez en sus instalaciones, ellos la repararán y la pintarán de amarillo, para hacerla llegar por medio de los proyectos que tengan en marcha, a los que les hace mucha falta.

Un detalle solidario para cualquier época del año. Tu bici seguirá funcionando y haciendo sonreír a quien por sus circunstancias, puede que haya perdido la sonrisa…



10 comentarios:

  1. Una iniciativa solidaría y muy interesante, ya no tengo se la regale a mi sobrino que después de un trasplante tenia que hacer ejercicio, pero si se de alguien que tenga una sin utilizar les daré la idea. Unos abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En diversas épocas me he desecho de algunas, con desconocimiento de esta ONG, aunque es muy reciente. de 2012. Aplaudo su iniciativa.

      Eliminar
  2. felicitaciones... además del medio de transporte hace bien a la salud y no contamina... que mas queres!

    y si podes donar una bueno, te sentís aún mejor... salu2...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo es la forma mas económica de desplazarse, al alcance de casi todos los bolsillos.

      Eliminar
  3. Me encanta la idea. Eres un magnifico transmisor de conocimientos practicos. Besos.

    ResponderEliminar
  4. En casa hay tres, pero las tres se utilizan, con dos de ellas, esta primavera, mi hija y su pareja, van a hacer el recorrido del río Rin en Bici. El año pasado hicieron desde Lisboa a Santiago.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso ya no es afición, es super-deporte. Solo el pensarlo me cansa. Que lo disfruten.

      Eliminar
  5. Gracias por compartir esta acción solidaria

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.