¡Hola Verano!

¡Hola Verano!

lunes, 10 de marzo de 2014

ESTUDIAR DESPUÉS DE LOS 50


El placer del conocimiento, el ansia por aprender, la necesidad de relacionarse o de reciclarse profesionalmente, un deseo aplazado… Son razones poderosas que empujan a muchas personas que ya han superado los 50 años a plantearse volver a la universidad o matricularse en ella por primera vez.

En España hay actualmente más de 41.000 alumnos sénior en los diversos cursos que imparten las universidades de mayores, acogidas bajo el paraguas de las públicas, y también de algunas privadas, repartidas por todo el territorio nacional.

En el curso 1993-1994 se pusieron en marcha los primeros programas universitarios para personas mayores. Se trataba de dar respuesta a una demanda creciente de formación del colectivo de estudiantes con 50 años cumplidos.

A principios de los noventa se empieza a ver el cambio demográfico en los países desarrollados. En concreto en Europa, el envejecimiento de la población, el acceso a una mayor estabilidad laboral, las prejubilaciones, las conquistas sociales y, sobre todo, la democratización del conocimiento hacen que muchas personas, sobre todo mujeres, se planteen ir a la universidad. 

Fenómeno que también se da en España. Además de satisfacer ese deseo pendiente o actualizar conocimientos, estas personas estaban motivadas entonces, y ahora mucho más, por el afán de aprender a utilizar las nuevas herramientas tecnológicas para poder acceder a la sociedad del conocimiento y de la información.

Y, por supuesto, por aprovechar la oportunidad, que en su momento no tuvieron, de matricularse en un centro universitario sin ningún tipo de exclusión, ya que no son necesarios estudios previos y tampoco hay límite de edad, como pone de manifiesto el caso excepcional de Juan García, un alumno de 102 años inscrito en la Universitat de València (UV) que, por fin, ha conseguido cumplir su sueño.

¿Te atreves?...


10 comentarios:

  1. La ansia de aprender está claro que no se limita nunca ni por la edad ni por otras circunstancias pero se puede aprender también fuera de la universidad.
    Para estos estudiantes senior no hay becas y no todo el mundo puede permitirse pagar una mátricula y libros en la universidad y máxime ahora que la mayoría de los padres estamos ayudando economicamente a los hijos.
    Ahora, quien lo desee y pueda hacerlo, ¡adelante que nunca es tarde!
    Un abrazo, Marcos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, siempre pueden haber limitaciones que nos condicional, pero mantener esas ganas de aprender, cvada uno en su medida y posibilidad, es importantisimo.

      Eliminar
  2. Buenos dias Marcos, el Sr. Juan Garcia, veo que es todo un ejemplo y que nos hace a todos sentirrno un poco mas jóvenes, lo he visto por internet y no parece tener esa edad, lo cual nos indica que los estudios ayudan en gran manera a sentirnos jóvenes
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya de entrada estudiar cualquier cosa, hace que nos esforcemos, y es una gran medicina contra el alzheimer y la demencia senil, está demostrado. El mismo juego de ajedrez que tantas veces nos lo has recomendado.

      Eliminar
  3. Estupendo caso, el de D. Juan. Yo creo que no debemos nunca dejar el estudio, ya sea en la universidad o por nuestra cuenta en una biblioteca el que no tenga medios como dice Ohma. Es bueno para el cerebro, para las relaciones sociales y para una buena información. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando algunos pìensan que socialmente ya lo hemos dicho todo, y pasan de nosostros en reuniones sociales, me viene a la cabeza que lei en un libro lo interesante que es prepararse tres temas totalmente diferentes: la casa de Austria en España, la biografia de Manolete, y los viajes a marte, por decir algo, con fechas y comentarios de interes, e introducirlos en la conversación, nos puede dejar atonitos a los contertulios.

      Eliminar
  4. Me parece muy bien, el conocimiento no ocupa lugar y nunca es tarde para aprender.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo Encarna, Gracias por compartir.

      Eliminar
  5. Yo todos los días aprendo algo y eso que todavía no he superado los 50... digo que me faltan más de 50 pasos para llegar a la universidad, y eso que paso cerca casi todos los días, pero ese ambiente no me gusta.
    ¡¡¡Suspendido por escribir todo junto unjubilado, caballero se escribe un jubilado...!!!
    Pero oiga, que todo junto es mi marca de hace muchos años y todos lo han aceptado y aunque el Sr. Google también se queja diciendo que no se escribe así, hay muchas personas que saben a que persona me refiero.
    Como verás no llegaré a unjubilado ingeniero ya que todos me ponen trabas, a lo sumo seré un ingeniero aficionadillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ingeniero o ingenioso, tu eres la versión jubilada del "Gran libro de petete", siempre serás nuestro maestro, ahí no te podemos alcanzar.

      Eliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.