Feliz otoño

Feliz otoño

miércoles, 23 de abril de 2014

ABUELOS FELICES



Cuanto más viejos, más felices. A pesar de los achaques de salud y de la pérdida de la calidad de vida, los mayores de ochenta años son por lo general más felices que los que se encuentran entre la franja de los cincuenta y los setenta, de acuerdo con un estudio realizado entre 10.000 adultos en Gran Bretaña y publicado esta semana en Journals of Gerontology.

"Nuestro estudio tira por tierra el mito de que la vejez es un momento inevitable de infelicidad", sostiene el doctor Stephen Jivral, de la Universidad de Londres y autor del estudio realizado con hombres y mujeres mayores de cincuenta años.

"Las dificultades en la vida diaria y la disminución del bienestar a partir de cierta edad no influyen aparentemente en el grado de felicidad que se tiene en el estado avanzado de la vida", asegura Jivral. "Lo que más parece pesar a esa altura es la sensación de logro en la vida".

"Al cumplir los ochenta años, uno suele mirar hacia atrás y pasar revista a todo lo vivido", añade el doctor Jivral. "Cuando a alguien se le pregunta a esa edad por el nivel de satisfacción, lo normal es que responda que es bastante alto. También puede estar probablemente relacionado con la percepción de la fragilidad y de la propia mortalidad".

El estudio confirma de alguna manera y da incluso más relevancia a las conclusiones de la psicología positiva. Según Martin Seligman, autor de La auténtica felicidad, el "sentido de la vida" (vinculado a la sensación de logro personal) es un factor más decisivo que la salud y el dinero para contribuir a la sensación de bienestar subjetivo.

"Nuestra investigación demuestra que el significado de felicidad, entendida como la manera en que juzgamos nuestro grado de satisfacción con la vida, va cambiando con la edad", concluye el doctor Stephen Jivral. "Las prioridades de la gente varían con los años. Todos aprendemos de alguna manera a apreciar o valorar más lo que hemos conseguido".

De la red




17 comentarios:

  1. Marcos no se lo que piensas tú del tema, pero yo discrepo de lo que dice el Dr. Jivral, pienso de que la cara de felicidad que hacen muchas personas mayores simplemente es para auyentar a la muerte, al mal tiempo buena cara, es una muy buena aptitud de autodefensa, y mas nos vale.
    Salut i bona cara company!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estas encuestas tan positivas pueden parecer que la gente no afronta la realidad, pero no creo que solo sea para huir de la muerte, a mi como a todos lo de cierta edad sabemos esta mas cercana pues ya somos cabecera de lista, pero aparte del dolor de abandonar a los que quieres, te aseguro que no es lo que me pueda quitar el sueño, para mi lo realmente doloroso sería enterrar un hijo, porque yo ya he vivido y es a mi a quien le toca.
      Yo entiendo lo de la felicidad, en que hemos terminado la etapa de progresar y competir vanamente con el coche o los electrodomesticos del vecino. Gran parte de la felicidad se encierra en el conformismo, en no crearte necesidades, disfrutandfo de lo que ya has conseguido. La salud y la soledad posiblemente habráque afrontarla en un momento dado, pero por ser una realidad inevitable no tenemos porqué vivir amargados, sino aprovechar y reir los buenos momentos. No eres tu felíz con tus caminatas, con las tertulias de los almuerzos con los amigos, vives en lo que te gusta, pues tienes ratos muy felices.

      Eliminar
  2. Hola Marcos.
    Yo creo que va con el carácter de la persona, si se ve el vaso medio lleno medio vacio.
    Yo por ejemplo a mis 65 años, estoy contenta por lo vivido y cada día lo siento como nuevo, me encanta madrugar, cosa que de más joven no hacía, pero ahora me gusta tener horas por delante para vivirlas.
    Me considero positiva.
    Gracias por aportarnos estos conocimientos.
    Un abrazo, Montserrat

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen que todos llevamos colgando una medalla con dos caras, positiva y negatiiva, lo unico que hay que hacer es darle la vuelta a positiva, cuando se haya vuelto.

      Eliminar
  3. Los mayores de ochenta años no se como se sienten, dicen que se vuelven niños, quizá esa sea la respuesta. Pero si que pienso que cuando ya no se tienen responsabilidades y a poquito que la salud acompañe hay muchas actividades para los viejitos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo Ester, ya ves que cada vez los mayores somos mas y mejores.

      Eliminar
  4. Yo creo que todo depende de la salud primero y luego del entorno, si estás enfermo dudo mucho que estés feliz y si te encuentras solo, la tristeza y la melancolía se apoderan de tí, y lo que quieres es dejar este mundo cuanto antes. No sé quiénes contestan las encuestas, pero tanta felicidad me extraña. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Evidentemente Ligia la salud tienes razón es importantisima, pero eso es una lotería que segun te toca has de afrontar de frente, pero nunca rendirte y vivir de victima, en cualquier estado has de sacarle segundos buenos a estar con vida, seguro. La soledad es ese gran reto que tendremos que afrontar mas pronto o mas tarde, y la tristeza y la melancolía despues de un tiempo prudente, superarlas, aunque siempre quede una amargura en el corazón.

      Eliminar
  5. Estoy por completo de acuerdo contigo.

    ResponderEliminar
  6. Muy interesante el estudio de Stephen Jivral. Yo también tengo la sensación desde que me jubilé (al no tener descendencia mido mis logros por la aportación profesional y de trabajo) que algo que propociona felicidad es el sentir que has conseguido una serie de logros y metas, acordes al al propio planteamiento de vida y según las circunstancias que nos han tocado.. Descubro también que cuando parece que ya todo esta hecho la vida ésta te presenta, con cada etapa, nuevas oportunidades y desafios en los que embarcarse que, el irlos superando suponn también fuente de felicidad.
    Estamos siempre CAMINANDO, siempre en acción, hasta el último día y ese también nos ofrecerá la oportunidad de sentirnos felices si conseguimos tener la conciencia de haber hecho lo que debiamos, como mejor sabiamos, en cada momento.
    Sigues proporcionándonos con tus posts temas interesantes y apropiados. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chela, quizá nonostros mismos no valoramos demasiado el camino recorrido, pero con descendencia o no, hemos contribuido a mejorar la sociedad, a dignificarnos como personas, y como tu dices, seguimos haciendo cosas, por eso publicamos y comentamos, y no gastando nuestro último tiempo tirando pìedras a un bote. Y lo que nos queda...

      Eliminar
  7. Creo que conmigo esto no cuadra, cada año que pasa, me vuelvo más quisquilloso, y aunque solamente sea por incordiar me gusta llevar la contraria, así que ya me dirás tu...
    - Jubi, la excepción confirma la regla.
    Será eso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será eso. Creo que no jubi, lo que pasa, lo digo por mi, es que somos mas exigentes en nuestra minima parcela, es un poco la defensa de nuestro último baluarte, (nuestro tiempo, nuestro joby, nuestro mundo inmediato), con un cierto miedo a que nos tomen por un calcetin usado.

      Eliminar
  8. Encantado con tu visita y comentario. Cariñosos saludos desde Valencia.

    ResponderEliminar
  9. Una excelente publicación, Marcos. Y optimista, muy optimista.

    Un abrazo, Marcos.

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.