¡Hola Verano!

¡Hola Verano!

domingo, 27 de abril de 2014

DOMÓTICA Y ALZHEIMER




La domótica asistencial (o sistemas de control del entorno) es el concepto de vivienda que integra sistemas de automatización y supervisión con objeto de aumentar los niveles de autonomía personal de los usuarios. 

El término domótica es muy amplio, pero básicamente con la configuración idónea, resulta una herramienta muy útil para los familiares que se preocupan por personas que tienden a olvidar ciertas ejecuciones dentro del hogar. 

De este modo, a través de controles de gas automatizados, alarmas de salidas no autorizadas, sensores de calor y humos y todo equipo electrónico que dependa de la supervisión de una persona, se puede controlar a distancia por profesionales o por los propios familiares. 

El Laboratorio de Robótica de la Universidad Carlos III desarrolló hace años el robot Maggie, una plataforma experimental que está en continua evolución. Se usa para investigar en temas de interacción humano-robot y en la búsqueda de nuevas aplicaciones de los robots sociales que ayuden a personas que no puedan valerse por sí mismas o padezcan pérdidas de memoria y orientación. Maggie es capaz de hablar y reconocer la voz.

Está dotado de cámaras y telémetros láser para percibir el entorno que le rodea y su cuerpo y brazos son sensibles al tacto. Sus capacidades actuales son muy variadas: puede desplazarse y moverse acompañando a una persona; y ayudar a personas con dificultades visuales, leyéndoles libros o dándoles, por ejemplo, información sobre medicinas o productos perecederos. Además, permite controlar a distancia dispositivos eléctricos y electrónicos dentro del hogar.

En la actualidad, el Laboratorio de Robótica de la Universidad Carlos III está desarrollando nuevos robots sociales, más sencillos y más pequeños que Maggie, con el fin de empezar pruebas con usuarios, durante largos periodos de tiempo y en entornos reales, como hogares, colegios, residencias, etc. FTE. SENDA SENIOR




8 comentarios:

  1. Esperemos que en un futuro no muy lejano se puedan adquirir estos robos.
    Me ha traído a la memoria unos cuantos libros de ciencia ficción, de Isaac Asimov, y en todos ellos se habla al principio de las tres leyes de la robótica
    1 Un robot no puede hacer daño a un ser humano o, por inacción, permitir que un ser humano sufra daño.
    2 Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, excepto si estas órdenes entrasen en conflicto con la 1ª Ley.
    3 Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la 1ª o la 2ª Ley.
    Por supuesto también me ha recordado el libro "El hombre bicentenario" del mismo autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tambien le he leido de mas jkoven, y las tres Leyes han salido en varias películas, logicamente es un seguro ante sorpresas. No he leido el hombre bicentenario, buscaré tiempo. Saludos.

      Eliminar
  2. Como casi todo,para mí, tiene un lado bueno (una cierta independencia del dependiente,y alivio para la familia), y un lado malo ( sustituye la labor de un humano, y ya sabemos que una máquina jamás dará ese calor humano).
    Está muy bien, a mí me encanta la tecnología, pero..., como se suele decir "úselo con moderación".
    Cuando sea muy muy mayor espero tener a mi lado a un ser humano y no un saco de hierros y tornillos. Pero a falta del primero bueno será tener a Magie.
    El hombre se aleja de el mismo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanta razón tienes en lo de alejarse de si mismo. desde luego espero cariño humano, aunque sea por caridad, para mis últimos momentos. Recuerdo con añoranza, cuando el médico de cabecera venía a mi casa hasta con dos perrilloos y se subian a mi cama mientras me hacia sacar la lengua. Era como un fam,iliar, que conocía el devenir de toda la familia.

      Eliminar
  3. Una buena entrada, feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. felíz finde, aquí el lunes tambien es festivo, cariñosos saludos maruja.

      Eliminar
  4. El calor humano nunca será sustituido por un robot.
    Por lo tanto, la idea me gusta como complemento (alivio de trabajo o tranquilidad) de la labor de una persona (familiar, etc...). Hay que aprovechar las cosas positivas y los avances.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, solo en su justa medida como ayuda, elafecto como sentimiento es otra cosa. Bss

      Eliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.