¡Hola Otoño!

¡Hola Otoño!

martes, 20 de mayo de 2014

PREPARAR LA JUBILACION

NURIA CHINCHILLA, es profesora de Dirección de Personas en las Organizaciones. Es Autora del informe: "Impacto de las pensiones en la mujer. Jubilación y calidad de vida en España", en el que hace una prospección de la situación futura y propone un decálogo para garantizar el poder adquisitivo de los jubilados.

Vengo a comentarlo precisamente por referirse a los jubilados, y por supuesto ya me gustaría a mí que cuanto propone pudiera lograrse, pero la realidad es muy diferente, ya que la precariedad del empleo, los bajos sueldos, y el tormento de las hipotecas, hace inviable el prepararte una buena jubilación, y no es por dejadez, sino por imposibilidad económica.

De todas formas, y por si alguna vez llegamos a ese “estado de yupi”, os cuento su “DECÁGOLO PARA DISFRUTAR DE LA JUBILACION”.

1. Informar de la situación real de la futura pensión. La información sobre la futura disponibilidad económica permite plantear opciones de futuro. Pocas personas saben cuál será su pensión y también pocas reflexionan sobre ello. Resolver esta falta de información tendría un coste mínimo. 

2. No dejar nuestro futuro solo en manos del Estado. Es necesario concienciar de la responsabilidad personal que todos tenemos de cara a mantener la propia calidad de vida.

3. Complementar la pensión del Estado desde el inicio de la vida laboral. Se trataría de encontrar fórmulas para complementar la pensión entre el Estado, la empresa y el trabajador. Son muy pocos los casos en que la prestación por jubilación que puede conceder el Estado es equiparable al último salario. Lo habitual es que se pierda capacidad adquisitiva. 

4. Planificar la propia jubilación. Esto es especialmente relevante en el caso de las mujeres que interrumpen su trayectoria laboral por el cuidado de hijos y dependientes. Cuanto antes se comienza a ahorrar, mayor es el rendimiento y menor el esfuerzo para mantener el estándar de vida deseado. Para asegurar una buena calidad de vida durante la jubilación, sería interesante empezar a ahorrar al mismo tiempo que se empieza a contribuir al sistema público.

5. Que el Estado aporte la cotización de jubilación de las mujeres en caso de excedencia o, parcialmente, si solicitan una reducción de jornada para cuidar a hijos pequeños o mayores dependientes. Esto las compensaría en parte por su trabajo no remunerado.

6. Computar como tiempo cotizado a la Seguridad Social el tiempo dedicado a la atención de los hijos de hasta 12 años y a familiares dependientes. De lo contrario, estas personas pueden ser penalizadas por los periodos de cotización mínimos exigidos para poder recibir la pensión de jubilación.

7. Desgravar el coste de los cuidadores familiares, guarderías y otros gastos asociados a la familia. Para poder acogerse a este beneficio fiscal, la cantidad desgravada debería destinarse a ahorro para la pensión.

8. Desgravar las aportaciones de ahorro para la jubilación del padre o de la madre mientras permanezcan al cuidado de hijos pequeños o mayores dependientes.

9. Revisar la pensión de viudedad para no cotizantes, ya que el cónyuge viudo va a tener que soportar más del 50% de los costes fijos previos al fallecimiento.

10. Fomentar y educar a los jóvenes en la cultura del ahorro a largo plazo. España es un país con poca cultura del ahorro y donde predomina el de tipo inmobiliario. Un ahorro tardío no tiene el mismo impacto sobre las futuras rentas que el iniciado en los años de juventud.

Estas medidas permitirían paliar los efectos de una rebaja de las prestaciones públicas y garantizar tanto el poder adquisitivo de los jubilados como su  supervivencia. 



6 comentarios:

  1. Espera que rebobino y me lo pienso, que todavía no he cumplido 80 primaveras.
    ¿Y dice usted que el estado me pagará mi pensión? Entonces ya me lo he pensado, "Virgencita, Virgencita, que me quede como estoy", que como me sigan subiendo el 0,25% dentro de cien años, ganaré un montón más y no sabré que hacer con tanto dinero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos a hacer un pacto jubi, no nos morimos nunca y así al 0.25% en mil años los arruinamos.

      Eliminar
  2. No dejar nuestro futuro solo en manos del Estado, no puedo estar mas de acuerdo, si todo aquello que he cotizado durante años me lo hubieran dejado administrar a mi, podría vivir como un reina. Yo como todos he cotizado un dineral, mis hijas han ido a colegios privados, a Universidades privadas, cuando vamos al médico es de pago, cuando voy por carretera pago un peaje, y no sigo que hoy estaba de buen humor. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no pierdas el buen humor, no vale la pena, solo de mi esposa aun sigo pagando casi 700 € al trimestre del seguro privado. Made mía si hubiera yo administrado todo lo que he pagado y han pagado por mi las empresas en mi trabajo.

      Eliminar
  3. Marcos yo pienso, igual estoy confundida pero quiero pensar que con un poco de suerte igual salimos.
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, saldremos, no te quepa duda, pero bastante fastidiados, por la mala administración. Que es lo lamentable.

      Eliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.