¡Hola Verano!

¡Hola Verano!

lunes, 16 de junio de 2014

FUENTECILLA DE SAN MARTIN





La Iglesia de San Martín en Valencia en la calle de San Vicente nº 11 tiene a su izquierda una pequeña placita en la entrada a la misma calle de San Martin, que corresponde al portal directo de la Capilla de la Eucaristía. 

Allí a su derecha, al pié del campanario destaca una fuente en la fachada, en mármol rojo, que evidentemente no tiene nada que ver con el resto del edificio. Esta fuente cuyo origen primitivo se desconoce, es en realidad una pila lavamanos proveniente de la sacristía de alguna iglesia. Se sabe que provenía de la Casa de la Enseñanza que construyo en el siglo XVIII el Arzobispo Mayoral, y que al construir en su solar el nuevo Ayuntamiento estaba esta fuente detrás de la escalera de entrada.

Como lleva un medallón con la mitra y báculo de San Martín Obispo, fue trasladada a este emplazamiento a principio de 1960, siendo nuestro escultor José Esteve Edo, quien le añadió la taza en mármol de textura similar.

En la actualidad es fuente de agua potable.




6 comentarios:

  1. Que quieres que te diga, después de hacerme un viaje de más de 630 km ida y vuelta, me encuentro con una fuente que da agua, creía que como acabo de publicar algo sobre la cerveza negra, me la iban a regalar, pero no ha sido así, por lo tanto ha sido un viaje perdido y además el agua salía caliente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pocos rincones se te pueden ocultar, eres un viajero consumado. Si la fuente fuera de cerveza no estaría tan vacia la plaza.

      Eliminar
  2. Es preciosa la fuente.
    Gracias por llegar a mi blog.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cariñosos saludos Inma, es una fuentecilla graciosa.

      Eliminar
  3. ¡Que de recuerdos amigo!
    Yo he vivido siempre ahí cerca, en la Calle Cerrajeros, a unos pasos y allí comulgue y también me case.

    Gracias por compartir tu bello trabajo Marcos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo una vezde niño que fuimos a Misa a San Martín, por casualidad, y me quedé maravillado porque un violinista, no sé porqué razón, acompañaba la ceremonia con su música. No se me olvidará nunca,

      Eliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.