¡Hola Verano!

¡Hola Verano!

sábado, 5 de julio de 2014

CONDUCTORES SENIORS


Recordais aquel dia en que aprobamos el carnet de conducir simplemente por hacer un ocho en aquellos seiscientos tan acelerados que no se podian calar.

Según datos de previsión poblacional de la OMS, la población mundial de 60 años o más es de 650 millones, y se calcula que en 2050 alcanzará 2.000 millones. El INE registra en España una población mayor de 65 años del 17%, que para 2050 será del 33%, mientras que en la Unión Europea se estima representará el 28% de la población.

En este sentido, la Comisión Europea alerta de una tasa de mortalidad para conductores mayores de 75 años que comienza a ser cinco veces superior a la media de la población, y su tasa de lesiones dos veces superior al resto. Un dato que invita a reflexionar sobre la influencia del envejecimiento poblacional en la siniestralidad vial, como recuerda Centro Zaragoza, es que en 2010, por primera vez, las personas mayores de 65 años se han convertido en eltramo de edad con más víctimas mortales por accidente de tráfico.

Es decir, el incremento de la esperanza de vida asocia el envejecimiento de la población y el aumento de permisos de conducir entre personas de avanzada edad. Según la Dirección General de Tráfico, más de dos millones de mayores de 65 años mantienen su licencia, el 9,4% del censo de conductores. Tener autonomía en la movilidad les aporta facilidad en sus desplazamientos y les supone una fuente de actividad social.

En términos absolutos, los conductores mayores sufren menos accidentes: conducen menos y en situaciones menos peligrosas. Pero si se contabilizan los accidentes en función de los habitantes, de los kilómetros recorridos o del número de carnés se aprecia un incremento de la accidentalidad a partir de 60 años.

La mayor parte de la información que procesa un conductor procede de la visión, de modo que las patologías o déficits que la afecten impiden conducir de forma segura. Con la edad se produce undeterioro general del sistema visual que se manifiesta en un empeoramiento de los movimientos oculares, dificultad para la adaptación a la oscuridad, pérdida de agudeza visual y desensibilidad al contraste, y problemas de recuperación al deslumbramiento, entre otros.

Otro deterioro sensorial asociado a la edad es la pérdida de audición, que puede dificultar la detección de sirenas de vehículos de emergencia, claxon de otros automóviles…

La legislación no establece un límite de edad para conducir, con una vigencia del permiso de 5 años desde los 65 que podrá reducirse si, al tiempo de su concesión o de la prórroga de su vigencia, se comprueba que su titular padece enfermedad o deficiencia que es susceptible de agravarse.

El proyecto analiza las características de los accidentes con conductores mayores de 65 años implicados y el deterioro de las capacidades psicofisiológicas relacionadas con la conducción de vehículos y sus vinculaciones con la accidentalidad, identificando limitaciones propias de esta tipología de conductores.

En su momento nos fue un gran aliciente, pero si no te encuentras seguro olvida el carnet, que te lleven, por fin veras el paisaje.

FTE. ABC

9 comentarios:

  1. Te doy la razón.
    Tengo que reconocer que con mis casi 40 primaveras, ya no conduzco como antes. Siempre me ha gustado ir alegre por las carreteras, nunca he tenido ningún accidente (toco madera), pero en la actualidad no voy tan alegre, ni con la tranquilidad que tenía hace tiempo. Antes de operarme de cataratas, no me atrevía a conducir de noche y si lo tenía que hacer incluso por ciudad, casi iba por intuición. En la actualidad he ganado mucho, pero conduzco más tranquilo, prefiero no hacer viajes excesivamente largos e ir descansando de cuando en cuando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ademas si lo programas bien, no teniendo prisa, un viaje puede ser una experiencia maravillosa, mis consuegros son de Huelva, y mi hijo va siempre de una sentada, con lo interesante que es partir el viaje en tres dias, y hacer turismo.

      Eliminar
  2. Pues yo también aprendí a conducir con un 600, un coche muy duro para la época, después han pasado muchos coches por mis manos y la verdad es que cada vez me da más pereza conducir, sobre todo largos viajes pero siempre me ha gustado el viajar y el pararme donde me apetece, para eso el coche es el mejor medio de transporte.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La libertad que te dá un vehículo propio no te la dá otra cosa. Yo lo que no puedo es conducir carretera de noche, me entra sueño.

      Eliminar
  3. Olá, Marcos, bom dia.

    Escreves um texto interessante. Expõe, em beleza, as tuas ideias sobre a condutor da terceira idade.
    Bom fim de semana.

    ResponderEliminar
  4. Igualmente para tí Jose Maria, buen fin de semana y gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  5. Hay cosas que no me quedan claras, desconfío de las estadísticas (si mi vecino tiene dos autos, según la estadística yo soy dueño de uno, dos autos, dos habitantes = un auto por cada habitante)
    Leo que ha aumentado la tasa de mortalidad en conductores mayores de 75, bueno ¿y?, ¿es la mortalidad de los conductores mayores de 75, causantes del accidente?
    Además, después de todo estarán de acuerdo en que es mucho más fácil morir a los 75 que a los 25..., lo que para un joven puede significar un mes de hospital, para una persona mayor puede ser fatal, simplemente.
    Aquí también hay gente mayor conduciendo y, como es lógico, protagonizan accidentes. Por lo que se dice, pérdida de reflejos, visión disminuida, en fin. Pero la gran, inmensa mayoría, de los accidentes son causados por jóvenes entre los 20 y los 35, con buenos reflejos, buena visión, pero que conducen en forma agresiva, temeraria, irrespetuosa y, además, demasiadas veces con alcohol en el cuerpo.
    No se, yo miraría con cierta cautela los datos estadísticos, habría que revisarlos bien, después de todo no solo puede ser alta la mortalidad de los mayores debido a accidentes viales, también lo puede ser por problemas cardíacos, vasculares, renales, hepáticos y etc. etc., de los que tenemos mayores probabilidades de padecer, y no por ello nos van a quitar la licencia para vivir...

    ResponderEliminar
  6. De acuerdo con todo lo que expones,. Marcos. Pero... ¡ay!, recuerdo que en el circuito del Jarama, cuando se realizaban en él carreras de monoplazas de F-1 y F-2, tuve la satisfacción (bueno, relativa, porque me costó un riñón), de conducir durante una hora un F-2 que se alquilaba para para sentir la velocidad y aprender a conducir ese pequeño monstruito que es un F. Las tres primeras vueltas fueron una epopeya: encerrado en un espacio minúsculo, con un volante lleno de botones, salpicadero con agujas raras y sin dominar el giro necesario para las curvas. Pero cuando te hacías con él es una sensación especial, eras tu , a cuerpo limpio, el que parecía que se deslizaba por la pista. Un disfrute. Creo que lo volvería a repetir pero entiendo que ni vista ni reflejos son los mismos. Es extraño, para lo que me gusta correr nunca me han "fotografiado". Respeto los límites excepto en autopistas. Siempre hay que respetar las indicaciones de quien sabe más que tu. De coches antiguos te puedo hablar de "una rubia" que teníamos en casa. Una pasada pero viajar a Torrevieja, lugar de veraneo, desde Murcia, suponía alrededor de unas cinco horas...

    Un abrazo, Marcos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos tenemos algun gran recuerdo de aquellos tempos heróicos. De tranajo iba a Barcelona y volvía a comer a Valencia, y de Valencia a Portugal, por Salamanca, y vuelta en el mismo dia, en verano con un 124, y la ventanilla rota que no la podía bajar. ja.ja.

      Eliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.