Feliz otoño

Feliz otoño

lunes, 28 de julio de 2014

TARJETAS Y CAJEROS


Tan felices como éramos cuando no existía el dinero de plástico.

Que te quedaba un billetito a fin de mes, pues cuestionabas si lo guardabas o lo gastabas, pero con el progreso nos llegó la banca con sus “regalos” para gastar lo que no tienes. O quizá fue la tarjeta del Corte Ingles mi primera tarjeta, no lo recuerdo, pero es seguida llegaron todas aquellas que los bancos te emitían sin siquiera pedirlas, y como TONTOS que somos la inmensa mayoría, CAIMOS EN LA TRAMPA, de muy difícil marcha atrás.

El segundo paso fue de comprar a crédito, a disponer de metálico con solo acceder al cajero de turno, y así seguir engordando la bola. Pero no contentos con eso, una vez creado el habito, están las comisiones de mantenimiento y de disposición de efectivo.

Y como España es un país muy rico, somos los que más caro pagamos el servicio, de toda Europa.

Los españoles son los que más pagan en Europa por Internet y por la luz. Y también en comisiones por sacar dinero de un cajero automático. Una operación para extraer efectivo de un dispensador distinto al del propio banco cuesta 2,5 euros de media, frente a los 1,4 de promedio en los países más ricos de la UE; es decir, un 78,6% más. Así lo pone de manifiesto un estudio realizado por la consultora Relance y publicado por la web Kelisto.es, que ha analizado dos terceras partes del mercado. El informe se fundamenta en datos del Banco de España, las principales redes de cajeros que funcionan en el país y en los folletos informativos sobre tarifas de servicios de las mayores entidades financieras.

Las tasas que abonan los consumidores españoles son superiores a las vigentes en Almania (2,2 euros), Italia (1,95) y Francia (1). Países como Reino Unido, Holanda y Suecia no cobran ningún tipo de comisión por utilizar los cajeros, aunque pertenezcan a otro banco o red de tarjetas.

En el caso de España, las comisiones son generalizadas cuando se utiliza un cajero de otra entidad o de la propia si está conectado a una red de tarjetas distinta.

España también lucha por encabezar la lista de los países en los que más se cobra por retirar dinero en cajeros de otras redes. Actualmente el primer puesto en este segmento del negocio correspondea Alemania, con una comisión fija de 4,4 euros. En España el coste no es fijo, sino que incluyen un mínimo de 3,61 euros, que se eleva en función de la cantidad de dinero que se extraiga.

Otros países con comisiones fijas son Francia e Italia, pero a diferencia de España, cobran cifras más bajas: 1 euro y 1,95 euros, respectivamen

12 comentarios:

  1. Olá Marcos
    Tem razão quando diz: «...muy difícil marcha atrás». Adquirimos hábitos muito caros.
    Abraço amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La sociedad de consumo no ha lavado el cerebro. Es como lo de las hipotecas basura, a menor escala.

      Eliminar
  2. Es la trampa del plástico , parece que no estemos gastando dinero , pero la realidad es otra muy diferente , Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Firmar y ya está. es maravilloso, ja,ja.ja.

      Eliminar
  3. todos vivimos endeudados, sino es imposible vivir ja.... o si? caímos todos....

    acá en el sur tampoco se cobra por el cajero de otro banco, pero se cobraba antes... salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En España solo copiamos lo malo. Esa cultura del endeudamiento en logar de la del ahorro de nuestros ancestros, no es buena, puede ser un dogal a poco que te descuides.

      Eliminar
  4. Hola Marcos. Las tarjetas son muy cómodas para no llevar mucho dinero con nosotros, pero es una perdición para muchas personas que las usan sin control.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Yo mismo las uso con frecuencia, y controladas son perfectas, aunque alguna vez confieso se me amontonan.

    ResponderEliminar
  6. La explicación muy buena, pero en nosotros está saber manejarlas, nunca he tenido problemas con ellas y me resultan útiles. Abrazo

    ResponderEliminar
  7. Los españoles están locos, ¡2,5 euros de comisión!, están locos, ¡cómo se dejan trasquilar!

    ResponderEliminar
  8. Muy cierto, Marcos. Sin dinero de plástico llevábamos lo necesario para pasar la tarde, comprar en el mercado o realizar cualquier otra actividad de compra. Con el plástico vino el despilfarro: "... como me van a cobrar lo que pago con la tarjeta el mes que viene, pues compro también esto y esto y aquello..." Un error. Un craso error. A este hay que añadirle el dinero en comisiones que los bancos cobran a pagador y cobrador de la tarjeta: un enriquecimiento para que sigan robándonos a manos llenas. Increíble, inmundo y falaz. La comodidad de las tarjetas no debería suponer gastos extra a nadie. El dinero no es del banco es nuestro, y como tal, deben darnos el servicio que les proporcionamos cuando juegan con él y ganan más dinero.

    Un abrazo, Marcos.

    ResponderEliminar
  9. No estaría de mas que estos nuevos fenómenos sociales se exolicaran en las escuelas. El uso sería ideal, para con una sola tarjeta ir disponiendo de tu presupuesto mensual, sin tener que llevar dinero encvima.

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.