Feliz otoño

Feliz otoño

martes, 4 de noviembre de 2014

EN MOTO




En Valencia hay pasión por las motos, el circuito de carreras de Cheste es el crisol de nuestros multicampeones mundiales.

Yo nunca he tenido moto, mi hermano se compró una Lambreta cuando estaba haciendo la mili en aviación, pero nunca me dejó montarla.

Si lo hice en una Guzzi del hermano de un amigo, que tenía el cambio de marchas junto al depósito de gasolina, y me bastó una vez, pues acabe enredado en una valla de espinos, y mi amigo se fue llorando con la rueda delantera hecha un ocho, a esperar la reprimenda de su hermano. Siguió siendo mi amigo.

El Museu Valencià de la Il·lustració i la Modernitat (MuVIM) acoge tres exposiciones bajo el lema conjunto 'En moto!', un recorrido por el universo estético, deportivo y antropológico de las motocicletas 

Esta propuesta expositiva pretende "hacer reflexionar sobre el hecho de que somos una sociedad motorizada. En este sentido, la triple exposición no está orientada exclusivamente a los amantes de las motocicletas, sino a todo el público que quiera conocer su influencia, desde su creación a finales del siglo XIX, las grandes marcas y los grandes competidores en circuitos de motos a nivel internacional, nacional y local.

En global más de 120 motocicletas, fotografías, cascos y carteles se exhiben en el museo valenciano, entre ellas auténticas joyas del motociclismo de más de 32 prestadores.

A mi no es que me haya dicho demasiado, pero es distraída, y supongo que para los aficionados todavía mejor.

He sacado bastantes fotos para que os hagáis una idea.













































20 comentarios:

  1. Siempre me dio mieditis montar en moto. A los 12 mi primo me llevó de paquete en su vespa y me aterré.
    Creo que necesito sentirme segura y tranquila. No me fio del equilibrio a gran velocidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De joven siempre pensé que no temía suficiente envergadura para dominar una moto pesada. Pero la sensación de "paquete", tampoco me ha gustado nunca, por insegura.

      Eliminar
  2. gran entrada.... en mi caso amo las motos, no tanto por su belleza exterior como máquinas (que la tienen) sino por esa sensación de libertad y rock and roll que dan... bien usadas por supuesto... en fin, que ando de vez en cuando en una y me hace feliz...

    mire todas las fotos en grande y me gustaron las de los sidecar y la de la policía especialmente... salu2...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque nunca lo hay experimentado por mis miedos, reconozco que una moto en primavera ha de ser una gozada.

      Eliminar
  3. Gracias por las fotos, las motos me gustan mucho, nunca he llevado ninguna pero he hecho muchos, muchos kilómetros de paquete y la sensación aun la recuerdo. Abrazos

    ResponderEliminar
  4. No me gustan las motos, solamente en una ocasión fui de paquete desde Madrid a Ocaña, el compañero que la llevaba me dijo que no me llevaría más, en primer lugar por protestar que corría mucho, pero lo principal es que si la moto se inclinaba a la derecha al tomar una curva yo lo hacía a la izquierda y así al piloto lo descontrolaba.
    En otra ocasión anterior cayó en mis manos una Montesa que la vendían, yo la llevé unos 45 segundos, al dar una segunda vuelta por una estación de coaxial que no estaba asfaltada, me vi patinando por el suelo, pantalón destrozado, rodillas y manos sangrando... así que se me quitaron las ganas de volver a insistir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como ironía comento, que por la fecha de mi carnet de conducir, resulta que estoy autorizado a llevar motos de cilindrada alta, que miedo.

      Eliminar
  5. Marcos me ha gustado muchísimo su anécdota de la primera y probablemente única vez en que condujo una moto. Me alegro mucho de que su amigo siguiera siendo su amigo después del incidente.

    A mí las motos me gustan mucho, pero verlas solamente. Nunca he conducido ninguna (soy más de cuatro ruedas) y las pocas veces que he subido lo he pasado francamente mal.

    ¡Saludos afectuosos!
    losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que reconocer que en las motos, el chasis eres tu mismo, y eso a algunos nos aterra. Bss

      Eliminar
  6. Interesante reportaje, Marcos. A mí me gustan mucho las motos pero nunca he tenido una porque me dan miedo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso que has de tenerlas de joven, y disfrutarlas, para tener afición de mayor.

      Eliminar
  7. Me gustan los sidecar me encantaría tener uno, hay verdaderas maravillas de motos en estas fotos.
    Gracias por enseñárnoslas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La zapatilla es otra forma de ir en moto, pero mucho mas estable.

      Eliminar
  8. Olá Marcos,
    Sem sombra de duvidas esse foi um post excelente, parabéns pela linda composição de imagens e texto , adorei .
    Desejo-lhe dias lindos e inspiradores sempre.
    beijos
    Joelma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como siempre, tus gratas palabras, que e agradezco Joelma.

      Eliminar
  9. Muy interesante Marcos y además me trae recuerdos de juventud cuando tenía una Vespa con la que me lo pasé de miedo, aunque ahora me dan miedo por las altas velocidades y la poca defensa que tienes pero ahí quedan los muchos recuerdos, todos agradables.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizá aprovechaste una época idónea, donde el tráfico no era tan agresivo, ni se conducía tan deprisa.

      Eliminar
  10. Nada mejor que un buen paseo en bicicleta!!
    Mis saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El beneficio de lo natural, pero con menos riesgo y ruidos.Si señor.

      Eliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.