Feliz otoño

Feliz otoño

martes, 25 de noviembre de 2014

INTERCAMBIO DE CASAS, PARA JUBILADOS



Otra posibilidad de vacaciones baratas para jubilados, donde la estancia puede equivaler a lo mismo que gastarías en tu propia casa.

Con solo el importe de los billetes, puedes experimentar el vivir en otro país. Me parece una opción muy interesante.

Después de una vida dedicada al trabajo y a la educación de los hijos, la jubilación es el momento de disfrutar de la práctica de deportes, de la cultura y de los viajes. Intercambia tu casa.

IntercambioCasas.com agrupa una comunidad activa de jubilados procedentes del mundo entero. Para este segmento de rápido crecimiento, el intercambio de casas es una forma alternativa de poder viajar durante todo el año. En el conjunto del portal, el 77% de los jubilados intercambian su residencia principal, mientras un 23% recurre a su segunda residencia, lo que permite mayor flexibilidad para los intercambios no simultáneos.

Las oportunidades de viajar para los jubilados son muy variadas: descubrir el mundo, explorar su propio país o visitar a los familiares que viven lejos, disfrutando al mismo tiempo del confort de un auténtico hogar. Asimismo, el intercambio de casas también permite probar un destino de jubilación y vivir “como la gente local” antes de dar el paso y mudarse de forma permanente. De hecho, según la clasificación realizada por International Living, España es el quinto país más atractivo del mundo para la jubilación.


16 comentarios:

  1. Una gran idea, la experiencia empezó hace algunos años y era para todos, lo fraguo demasiado porque en España tenemos mucho apego a las cosas materiales y no nos fiamos de dejar desconocidos dentro de nuestra casa, con los viejos puede funcionar, con la edad vamos dejando prejuicios por el camino. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad son los jóvenes los que están mas abiertos a estas experiencias.

      Eliminar
  2. Es una gran idea. Otra forma de viajar y relacionarse. Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he estado en apartamentos por la costa donde me dejaban hasta porcelanas de LLadró. Alquilé un fin de semana un apartamento en Javea, y se llevaron las sartenes y los cubres de las camas.

      Eliminar
  3. Yo creo que no me sería fácil deja mi casa a desconocidos. Hay otra forma para que los mayores podamos viajar. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco Maruja, mi casa no, la de la playa sería otra cuestión aceptable.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Pues pensaba que sería mas frecuente, de hecho creo haber visto alguna película al respecto.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Habrá que experimentarlo. Bss

      Eliminar
    2. Ja, ja, siempre abiertos a nuevas experiencias.

      Eliminar
  6. Creo que el trato de las casas es bastante desigual, tu mismo hablas de ello en los comentarios. Mientras unos te dejan mas cosas que las que encontraron otros te las dejan echas polvo. Como no estoy ni en la franja de los jovenes ni todavía en la de los jubilados, no creo que por ahora me decida dejarle las llaves a desconocidos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sui nó estás convencida no debes hacerlo.

      Eliminar
  7. Me temo que no sería capaz de intercambiar mi casa. En París estuvimos en un apartamento con todas las comodidades, desde teléfono, wifi, pasando por lavadora, lavavajillas, aspirador, plancha... y cientos de cintas de vídeo y de DVDs, de películas, la tele con un contrato de Orange para poder ver muchas más cadenas, también tenía varias estanterías llenas de libros. Lo cuidamos igual o mejor que nuestras casas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es como debe ser jubi, pero en realidad no sabes con quien te topas. Cuando yo he alquilado, me he llevado mis propias almohadas.

      Eliminar
  8. Es una experiencia interesante, pero yo no dejaría mi vivienda habitual a unas personas desconocidas, si el apartamento de la la playa que esta equipado con "cuatro cosas" esenciales, pero a estas alturas ya no me arriesgo.
    En cambio he vivido con familias en el extranjero y también he invitado a personas extranjeras a estancias en mi casa, y ha sido una experiencia muy agradable, pero claro, es otra cosa.
    Un abrazo.
    .

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.