¡Hola Otoño!

¡Hola Otoño!

sábado, 13 de diciembre de 2014

COMO HACERSE MAYOR SIN VOLVERSE UN GRUÑON



Un libro interesante.

El economista Leopoldo Abadía ofrece una serie de consejos a las personas mayores basados en su experiencia personal en este libro en el que aboga por "no quedarse en casa" o "luchar con uñas y dientes contra la vejez".

En cuanto al título del libro --'Cómo hacerse mayor sin volverse un gruñón', el economista cree que "no existe una fórmula" para no convertirse en un gruñón y precisa que "no se trata de un libro de recetas" ya que, como puntualiza, lo que hace es contar cómo vive y cómo trata a su familia y amigos". Así, añade que no se considera un gruñón "por la vida que ha llevado".

Sobre lo que supone ser mayor, Abadía (que tiene 81 años) detalla que implica darse cuenta de "una serie de cosas", como de "la existencia de limitaciones a pesar de que uno se sienta joven". "El hardware no funciona bien y de eso hay que darse cuenta", reconoce. Además, menciona "el esfuerzo que supone seguir conversaciones sin decir: en mis tiempos se hacía así" porque todo "es muy opinable". "Es como hablar sobre la juventud: ni antes era una maravilla ni ahora es un desastre", relata.

En cuanto a ser mayor en España, Abadía indica que hay familias que "lo están pasando mal" y recuerda que muchos abuelos se están ocupando del cuidado de los nietos pero subraya que "lo importante es tener cariño" pues, en su caso, cuando los hijos y los nietos visitan su casa, "se les recibe con cariño". "Hay que poner cariño, ayudar con cariño y no hablar mal de un hijo delante del otro, ni del yerno o de la nuera. Los hijos son lo mejor del mundo", asevera.

El libro de Abadía también trata las relaciones de los mayores con las nuevas tecnologías, por lo que hace un llamamiento a este segmento de la población "a no quedarse en el Siglo XV" por no hacer uso de estas herramientas. Abadía cuenta con una cuenta personal tanto en Tiwtter como en Facebook, además de un blog.

Por todo ello, el economista afirma estar "trabajando más que antes" pero, curiosamente, dice divertirse "más que antes". "Si se puede, no hay que parar. 

En este punto, Abadía hace un llamamiento a las personas mayores para que "no se queden en casa y salgan a estudiar" o llenen "el día de cosas útiles para los demás". "Hay que luchar por no amargarse la vida ni a uno mismo ni a los demás. Un viejo tiene que ser un remanso de paz, no de aguas turbulentas, y luchar con uñas y diente para que no se te meta dentro la vejez", aconseja.



15 comentarios:

  1. A mi me gusta como habla este señor, seguro que el libro es bueno y sus consejos también.
    Justo estaba leyéndote, me llego tu comentario jejeje.
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Razón no le falta y subraya lo debido perooooo la vejez se enclava entre la fuerza vital que salud física y mental permita y la consecuencia de periodos vitales anteriores, así como interpretación de recuerdos diversos, por ello se dice fácil y se gana dinero con la publicación, pero no resulta periodo vital para generalizaciones facilonas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda la fuerza vital llega mermada, pero las vivencias sean del disfrute de buenos momentos, como las que nos aportan entereza y experiencia, de las malas, son ya parte muy nuestra, y nos ayuda. Estos libros no suelen aportar demasiado, pero distraen. Bss

      Eliminar
  3. Me lo apunto. Yo no soy gruñona por naturaleza pero ahora pongo mucho cuidado en no serlo NADA. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reconozco que cada dia me hago un poco mas exigente, y menos tolerante con las tonterías y las ineptitudes. Intento corregirme, pues deseo dejar el mejor recuerdo positivo que les ayude.

      Eliminar
  4. Yo como soy gruñón por naturaleza, he de puntualizar que ese señor se confunde en varias cosas, una de ella es que no solamente nos falla el hardware, el software , ya lo tenemos obsoleto por no habernos actualizado a la modernas versiones y otra cosa que se le olvida es que la CPU, nos falla por todos los sitios, con el agravante de que nuestro disco duro ya no tiene capacidad para más información y de vez en cuando además de aparecernos el cartelico de no hay memoria suficiente, nos aparece otro que dice "dato no encontrado, ¿quiere que lo busque en la red?"
    Ya me dirás tu si no es para ser un gruñón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi la entrada de audio, creo tiene algo roto, pero tambien tiene sus ventajas. Ayer me hicieron una resonancia, y casi me duermo.

      Eliminar
  5. Pues , aunque no siendo aun mayor, visto mi natural gruñón creo más prudente hacer algo al respecto....
    Buen fin de semana y saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no te corresponde, no te corresponde. No copies que tiempo tendrás. Saludos.

      Eliminar
  6. Sí, creo que me gustaría leerlo. A este hombre la edad lo ha hecho sabio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre se aprende algo de la experiencia ajena.

      Eliminar
    2. Aunque pensándolo bien, creo que también tenemos el derecho de ponernos gruñones de vez en cuando. Hay situaciones en las que no se puede permanecer impasible y otras en las que es imposible sonreir, por más que uno lo quiera. Pienso que en verdad, de lo que se trata, es de no ser un gruñón permanente, de esas personas a las que no se puede hablar (pero tampoco podemos perder ese derecho a gruñir, algunas veces...).

      Eliminar
  7. Administrar un blog también puede ser útil ¿No? Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y con tu constancia y asiduidad, una gran labor. Bss

      Eliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.