Feliz otoño

Feliz otoño

viernes, 19 de diciembre de 2014

NO NOS VALE SUBSISTIR


El incremento en la subida de las pensiones es, prácticamente, insignificante, lo que plantea serios problemas para una parte muy considerable de los pensionistas, y también de las familias. Porque las pensiones deben garantizar una vida digna a los jubilados, y no una simple subsistencia.

Si se analiza que según las investigaciones ya realizadas en España, la economía sumergida representa, aproximadamente, un 24,6 por ciento del Producto Interior Bruto en este año 2014, lo que representa unos 240.000 millones de euros, se deduce que es necesario actuar. Aunque ya exista un incremento de las inspecciones de Hacienda, y de otros organismos de control del estado, no parecen suficientes, a la vista de estos datos de fraude a la economía nacional. 

Si se aumentasen el doble o el triple los controles e inspecciones, las consecuencias económicas serían altamente beneficiosas para la totalidad de los ciudadanos, y para sus prestaciones, así como para la Seguridad social, ya que la carga impositiva que tiene que afrontar cada persona disminuiría significativamente. 

Ciertamente, existen otros mecanismos reguladores que pueden ser aplicados para que el gasto en pensiones sea más soportable. Una de ellas es la ampliación de las bases de cotización, y otra es la mejora efectiva de la eficiencia y eficacia de la gestión de los recursos económicos disponibles, de cara a atender el justo derecho a las pensiones de los jubilados. 

Evidentemente, el gasto en pensiones está subiendo por razones fácilmente entendibles, sobre todo por la muy baja natalidad, y la falta de expectativas laborales. Que el resultado de la fórmula de revalorización de las pensiones, si el ciclo económico es malo, sea de al menos un 0,25 por ciento me parece injusto, porque los pensionistas no son los responsable de los ciclos económicos y de sus variaciones, y lo racional y sensato es que disfruten de unas subidas mayores, para que tengan una adecuada calidad de vida. 

Si desapareciera la economía sumergida en España algo que suena a utópico, el resultado es que se dispondría de cantidades ingentes de dinero para dedicarlas a estos asuntos sociales de las pensiones, sanidad, educación, atención a los discapacitados, y en la eliminación de la pobreza. 

Los desahucios que, en muchas ocasiones, son sufridos por personas ya jubiladas es algo que no tendría que suceder. Porque se tienen que arbitrar medidas que solucionen estos problemas de una manera no traumática, de un modo integral, y respetando la dignidad y los principios de justicia reconocidos por la Constitución, y los Derechos Humanos.



De un artículo en DIARIO SIGLO XXI

18 comentarios:

  1. Es casi imposible desmantelar esos trabajos caseros, fabricación de zapatos, perchas o llaveros que se hacen las salas de estar de las casas. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo sé, en muchos casos es una ayuda vital.

      Eliminar
  2. Lo siento Marcos, yo cada vez estoy más enfadado con los controles, el poder, los políticos... Si hubiera más controles seguro que afloraba mucho dinero, pero ¿llegaría algo al contribuyente o se lo quedarían, antes de alcanzar su fin? Estos días se está hablando y mucho de la dimisión de Torres-Dulce fiscal general del Estado por la falta de sintonía con el Gobierno, ¿o porque le han obligado?
    Acabo de leer una noticia que de momento no me cuadra, o quieren echar a la juez Alaya o es que también está implicada en una trama familiar de corrupción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos en manos de corruptos, y cuando algún juez es molesto hay que eliminarlo como sea. O es que no hay nadie honrado en este país. Como parece ser.

      Eliminar
  3. Siento decirte que eso no es la solución. La solución la tiene el hombre corrupto, codicioso, ambicioso, celoso, avaricioso, egoísta, y un largo etc.
    Si ese hombre que está en cada uno de nosotros cambia y se vuelve, generoso, bondadoso, autentico, franco, amistoso, leal, noble, sincero, tolerante, valiente y un largo etc. entonces el mundo cambiará...
    De otra forma, cogerán más dinero para hacer sus trampas al pueblo, te lo aseguro, no hay bondad en el poder de nuestra sociedad, en ningún caso ese dinero servirá para mejorar la vida de los de abajo.
    TE DESEO UNA FELIZ NAVIDAD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El artículo, que es leido en Siglo XXI, también habla de "otros medios reguladores", pues todos sabemos que esa economía sumergida es vital para mucha gente, aunque el verdadero negocio lo haga el empresario desleal. Pero en los gobernantes no se les ve la honradez por ningún sitio. Tambien te deseo lo mejor en estas fiestas, nos queda la familia afortunadamente.

      Eliminar
  4. Yo creo que la corrupción campa a sus anchas en todos los estamentos del Estado, y los de abajo subsistimos como podemos. Espero que nos sigamos acordando de todos los casos cuando tengamos que ir a votar. Felices fiestas!! Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es a quien. Hablan mucho de limpieza, pero no hacen Leyes que les controlen de verdad, ni que obliguen a devolver lo robado antes de salir de la cárcel. Si me dieran mil millones pesetas, para mi, mis hijos y mis nietos, no me importaría ir 5 años a la cárcel.

      Eliminar
  5. Marcos, cuando los que tienen que dar ejemplo deberían de estar en la cárcel, mal vamos, que diferencia de país tendríamos si tuviéramos personas mas honradas en el gobierno como el caso del presidente José Mujica
    ya no se trata de poner mas inspectores de hacienda, no, es predicar con el ejemplo la receta
    Un abrazo company

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero quedan honrados?. Esperemos que se decidan a ser políticos.

      Eliminar
  6. Vivimos en un pais que parece lleno de corruptos, pero en realidad no es mas corrupto que Suecia o Dinamarca, por ejemplo, lo que pasa es que en estos paises existe una estructura de controles y división de poderes de la que aquí carecemos. Yo, desde hace unos años, había perdido toda la ilusión y votaba casi por inercia ..... ultimamente he recuperado la ilusión .... estos chicos de Podemos parecen un chorro de aire fresco ... y yo, por lo menos les concedo el beneficio de la duda .....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aun no han llegado al poder, y ya les están saliendo favoritismos e ingresos nada claros, aunque comparados con los existentes son casi santos de altar. El problema es que todos vienen a hacer suyo aquel refrán: "Señor, no me des, ponme donde haya".

      Eliminar
  7. Hay veces que se vive y otras se subsiste ... y las más sólo se intenta. Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo malo es que los de la subsistencia somo siempre los mismos.

      Eliminar
  8. La economía sumergida es un gran problema, pero también es una excusa para los gobernantes, así nos dicen que parte del déficit económico de la nación se solventaría si no existiera, pero hay que pensar que gracias a esa economía sumergida muchas personas trabajan, pueden comer y no se ven en la necesidad de robar. Pero si todos los trabajadores fueran honrados serviría para que los que mandan robaran mucho más y a nosotros no nos llegaría nada.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el momento actual, si no existiera, no se mantendría la paz social con tantos millones de parados. Es tan difícil entender que miles y miles de personas no pueden subsistir con ingresos "cero". Que prueben los políticos un mes siquiera.

      Eliminar
  9. Aprovecho esta ocasión para desear a ti y a los tuyos unas muy felices navidades.

    Fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ricardo, ante tanta inmundicia social, la familia es lo único importante, y mas en estas fechas. Felicidades.

      Eliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.