¡Hola Otoño!

¡Hola Otoño!

jueves, 11 de diciembre de 2014

POR UNAS NAVIDADES SIN SOBRESALTOS



Ante la proximidad de las navidades, y bajo el título "Prevención de timos, robos y estafas navideñas", leo en La Nueva España que el inspector delegado de la seguridad ciudadana dio una charla en la Asociación de Vecinos "Alfonso Camín", de La Calzada, orientada a los mayores y vecinos del barrio.

Aunque en todo momento incidió en que los casos que se producen también son los mismos que los del resto del año. "Cuando alguien se hace pasar por un revisor del gas, o el timo del tocomocho, en el que sigue siendo cayendo la gente. O también cuando se va al banco a retirar el dinero de las pensiones. Los delincuentes siguen a los mayores y luego les sustraen el dinero", comentó Alperi.

No es que sea nada nuevo, hemos abordado esto en varias ocasiones, pero nunca hay que bajar la guardia, porque los timos surgen cuando menos te lo esperas, y siempre el mayor peligro en casos de robos y estafas es el exceso de confianza. Siempre que se vea algo sospechoso es recomendable esperar y desconfiar para no caer en la trampa.

Las recomendaciones de Luis Claudio Alperi se centraron en cuatro puntos: domicilio particular, vía pública, viajes y banco. Y con respecto a algunos de los problemas de la calle alertó de una picaresca: "Si alguien le dice que se ha manchado y se ofrece a ayudarle, tenga cuidado. Puede que pretendan quitarle, aparte de la mancha, su cartera".

Precaución, precaución y precaución, como decía aquel. “no es desconfianza, es escarmiento”.

En las visitas a las grandes superficies una de las recomendaciones es evitar bolsos apantallados. Siempre es recomendable ir acompañados de un familiar o persona de confianza, sobre todo si vas al banco. No abrir el domicilio a personas desconocidas. Y ante cualquier duda lo bueno es llamar a la policía o a un familiar.

La Nueva España, de Galicia

17 comentarios:

  1. Esperemos que no sean demasiado dañinos, que nadie sufra daño, pero es muy desesperante que alguien entre en tu casa y te revuelva tus cosas. Un abrazote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A algún amigo le ha pasado, y la verdad es que te has de quedar con cara de pescado.

      Eliminar
  2. Efectivamente, son los timos y robos habituales en cualquier época del año, pero está muy bien recordarlos ya que en ocasiones se nos olvidan ideas tan elementales como abrir la puerta a una persona desconocida.
    Todas las precauciones son pocas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precaución y precaución, aunque seguro nos engañan alguna vez.

      Eliminar
  3. Siempre parece que estas cosas solo pasan a los demás. Gracias por llamar la atención. Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una lotería, de la que sin querer, todos llevamos número.

      Eliminar
  4. Creo que, si bien hay ladrones todo el año, estas fechas tienen más riesgos porque hay más aglomeración de público. Todas las medidas que podamos tomar, sirven, y lo que nos están enseñando es que hay que desconfiar hasta de lo que parece más inocente (lo que es una desgracia).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El escarmiento es la madre de la desconfianza, Una pena, como dices.

      Eliminar
    2. Crecimos en un mundo distinto, no voy a decir que era mejor, pero si era distinto. Por ejemplo, un niño era un niño. Ahora un "niño" de catorce años puede, tranquilamente, asaltarte pistola en mano.
      Antes, si veías a alguien pedir ayuda corrías a dársela, ahora, primero debes asegurarte de que no es una trampa y, ante la duda, mejor te alejas rapidamente...
      Desconfianza, esa es la palabra que mejor define los tiempos que estamos viviendo...

      Eliminar
  5. pasa en todos lados... hay que estar atentos, a veces no se puede el 100% del tiempo pero bueno, es lo que hay que hacer...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como algunos dicen, cuando mas disfrutas e un dia, viene alguien y te lo fastidia.

      Eliminar
  6. Está muy bien informar sobre todos estos casos que personalmente me indignan, bueno, supongo que a la mayoría, pero eso de abusar de una persona mayor... grrr.

    Que tengas buen fin de semana y gracias por tus visitas y comentarios, eres muy amable.
    Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Niños y mayores somos las víctimas fáciles de los desaprensivos.

      Eliminar
  7. Escarmiento en cabeza ajena, desconfiar y no bajar la guardia, eso es lo que hay que hacer en estos tiempos que corren donde los canallas van al lo más fácil y débil, las personas mayores.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque es bastante triste que tengamos que vivir con esa actitud.

      Eliminar
  8. La inventiva de los ladrones es tan amplia que es difícil poder estar pendiente de todos los posibles trucos. Lo que sí es importante es no utilizar los cajeros que se encuentran en la calle, es preferible entrar en la oficina, y llevar cuidado con los atracos qen los que se obliga a sacar dinero con tarjetas: se debe marcar el número secreto al contrario. El cajero funcionará como si no pasase nada pero la policía recibe inmediatamente el lugar en donde se trata de cometer un atraco. Por lo demás, de acuerdo contigo, Marcos, cuidado, cuidado y cuidado. Es posible que algunos ladrones no sean violentos pero otros si lo son y pueden provocar daños irreparables.

    Un abrazo, Marcos.

    ResponderEliminar
  9. Y suelen demostrarlo con los viejos desvalidos. Eso del número al revés no puedo asegurar que sea cierto. Algún director de banco me ha dicho que es una leyenda urbana. Tienes confirmación?.

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.