¡Hola Otoño!

¡Hola Otoño!

lunes, 19 de enero de 2015

EL RELEVO GENERACIONAL



El matrimonio Huntington formado por el magnate Archer y su esposa la artista Anne Hyatt, regalaron a Madrid en 1955 la sensacional escultura Portadores de la Antorcha hoy situada en plena Ciudad Universitaria de Madrid. Archer Huntington era famoso por su apasionado hispanismo que le había impulsado a fundar en Nueva York en 1904 la célebre institución The Hispanic Society of América.

La escultora Anne Hyatt también enamorada de España como su marido, fue la encargada de realizar la escultura de los Portadores de la Antorcha, un trabajo de gran realismo que pretendía simbolizar el relevo generacional de la sabiduría y el conocimiento a través de una escena, que representaba el momento en el que un hombre agotado por la carrera que ha realizado, cede en un último y heroico esfuerzo la antorcha olímpica a otro atleta subido a lomos de un hermoso y fuerte caballo.

En Valencia tenemos un replica en bronce, datada en 1954 en la que sustituye la antorcha por un testigo, está situada en la rotonda de entrada a Valencia por Castellón, cambiado el nombre por “El relevo generacional”. Inaugurado en su localización el 23 de enero de 1964.








15 comentarios:

  1. Es curioso, la de Valencia es anterior a la de Madrid, pero le das mas importancia a la madrileña porque hablas de ella primero y describes a la de Valencia como una replica. Supongo que son de la misma autora. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Ester, eres muy observadora, yo no me habia dado cuenta. Solo puedo ampliar que la obra la inició Ana a los 77 años, en 1953. Fue regalada a Madrid en 1955 e inaugurada con la presencia de la esposa del entonces Jefe del Estado, el 16-05-1955.
    Parece ser que la de Valencia fue terminada en 1954, desconociendo cuando fue regalada a Valencia, aunque aquí fue inaugurada el 23-01-1964.. No puedo verificar cual de las dos se fabricó primero.

    ResponderEliminar
  3. Siempre aprendo y veo cosas nuevas para mi. Muchas gracias. Besicos.

    ResponderEliminar
  4. Por lo que yo he podido encontrar Anna Hyatt Huntington, creó tres monumentos idénticos :
    Los portadores de la antorcha, 1954, aluminio, monumento situado en la plaza de Ramón y Cajal en la Ciudad Universitaria de Madrid, frente a la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense.

    Los portadores de la antorcha, (bronce). Donada a la República de Cuba en 1956. Situada en la confluencia de la Avenida 20 de mayo y la Calzada de Ayestarán, en La Habana.

    Los portadores de la antorcha, (bronce). Donada por la autora a la ciudad de Valencia (España) en 1964. Situada en la Avenida Blasco Ibáñez en Valencia.

    Así que ni corto ni perezoso he tratado de coger un avión para la Habana, pero no me han dejado, por lo que aprovechando un satélite de google me he acercado a echar un vistazo. Como era lógico no he llegado a verla, pero por lo menos si que consta en su mapa vía satélite. Y en las fotos de la parte inferior, si que aparece el mencionado monumento. Por supuesto también he estado en Valencia, pero al estar en el centro de la rotonda con google se ve muy mal, tus fotos son mejores.

    ResponderEliminar
  5. Un trabajo laborioso para la edad a la que la autora la hizo.
    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En Valencia tenemos también la estatua ecuestre del Cid Campeador. Con otro caballo majestuoso.

      Eliminar
  6. Bonitas estatuas, el relevo generacional tendría que ser efectivo y no quedarse estancado como creo que está, no crees Marcos?

    ResponderEliminar
  7. Lamentablemente así es, y no por falta de generación, sino de oportunidades.

    ResponderEliminar
  8. También la de Burgos es magnífica, aunque al Cid le pusieron una barba que le de un aire Vikingo.
    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de la misma autora, al igual que el Cid de aquí, solo que el nuestro lleva lanza y el de Burgos espada en ristre. Lo que mas le gustaba eran los caballos.

      Eliminar
  9. Este tipo de estatuas, y más aun con caballos, pertenecen al parecer al pasado, actualmente los gustos decorativos para avenidas y plazas va por otros rumbos, porque ya he visto esas nuevas "esculturas" que semejan lotes de chatarra y no me gustan. Eso de ser anticuado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El arte cada cual lo representa como quiere, y a mi parecer todo es válido, Pero todas estas obras clásicas o un cuadro de los pintores del Renacimiento, llevan muchisimo mas trabajo, que las manifestaciones de soplete o cuatro rayas, aunque tengan su propio significado.

      Eliminar
  10. Es una escultura impactante y tan real que no es apropiado decir que es una alegoría acerca de la continuidad generacional. Es muy potente y expresa con tanta fuerza la expresión de la continuidad que merece encontrarse en todas las ciudades del país.

    Un abrazo, Marcos.

    ResponderEliminar
  11. Me encantan los caballos que crea esta autora, por su fuerza y realismo.

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.