¡Hola Otoño!

¡Hola Otoño!

jueves, 26 de marzo de 2015

VIVIENDO SOLOS


Los recortes en servicios sociales y en el sistema de atención a la dependencia, la congelación de las pensiones y el copago farmacéutico deterioran el bienestar de los mayores y, en mayor medida, el de aquellos que no cuentan con apoyo familiar. De quienes viven solos y se enfrentan cada día al riesgo de exclusión.

Esa soledad que muchos experimentan de forma más intensa por las noches, o los fines de semana –según los últimos datos del Imserso hasta un 25% de los mayores reconoce sentirse solo en ocasiones especiales– es una situación que no dejará de aumentar en los próximos años, debido al progresivo envejecimiento de la población.

La teleasistencia permite que la persona mayor pueda continuar viviendo en su casa habitual y consiguen satisfacer sus necesidades asociadas a la edad sin desvincularse de su entorno. También da tranquilidad, previene la angustia e incluso da compañía; y los centros de día ayudan a combatir la soledad porque en ellos se generan redes de relaciones y afectos.

Las personas mayores que viven y se sienten solas carecen de las redes sociales y afectivas para hacer frente a determinadas situaciones, por lo que la falta de condiciones materiales óptimas las sitúa en una posición de gran vulnerabilidad. 

Para paliar situaciones de exclusión y soledad, Solidarios para el Desarrollo cuenta con programas de acompañamiento que consisten en la visita periódica por parte de una persona voluntaria a un mayor. 

Las organizaciones de voluntariado cubren un espacio al que no llega la Administración, pero para la mayoría de expertos se trata de un recurso que debe ser complementado con las prestaciones públicas. Los servicios sociales promueven la calidad de vida de las personas mayores; pero además es necesario acabar con el " edadismo": discriminación por edad que se produce como consecuencia de los estereotipos que impregnan el imaginario colectivo.

En muchas ocasiones, a los mayores se les suele representar como una carga o como un inconveniente. Desde Solidarios abogan, siempre que las propias personas lo demanden, por generar espacios de convivencia, por el fortalecimiento de las relaciones entre vecinos y por abandonar la idea de que son personas pasivas, improductivas, dependientes y fagocitadores de recursos. Porque aún siguen teniendo mucho que aportar..

13 comentarios:

  1. Las asociaciones de apoyo a los mayores funcionan muy bien, les acompañan al banco, al medico, o les van a pintar su casa, les llevan la comida hecha, son como una familia que está pendiente de los suyos, es gratificante para aquellos que colaboran en esas asociaciones generalmente desde las parroquias. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque no se quiera reconocer, tanto Caritas como las diversas asociaciones parroquiales de ayuda al mayor y al enfermo, salvan una deficiencia social, que debiera cubrir el estado. El altruismo con que prestan uno de los bienes mas importantes del individuo, "su tiempo", no tiene precio.

      Eliminar
  2. Me alegra leer el comentario de Ester, no estoy muy al día de como pueden funcionar, si hay algo que me produce una gran o la mayor tristeza es el abandono o maltrato a los mayores, niños y animales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que demuestra tu buen corazón. Hay mucha mas gente involucrada para el bien, de la que pueda parecernos.

      Eliminar
  3. NO ENTIENDO TU ÚLTIMO COMENTARIO EN MI BLOG.
    SEGURO QUE IRÍA DESTINADO A OTRO BLOG.
    SALUDOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te he contestado, fue un error que no correspondía a tu blog. El tema del avión estrellado nos conmueve a todos, mayormente con las últimas declaraciones conocidas.

      Eliminar
  4. El voluntariado a todos los niveles ejerce una labor digna de encomio. Su dedicación a las personas mayores, por descontado. No es fácil tratar con personas que padecen senilidad y que muchas veces están deseando que salgas de su casa.
    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Les aplaudo cpn las dos manos, porque no tengo mas manos.

      Eliminar
  5. La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde dijo que, “es que hay un problema porque ahora la gente vive mucho” y, alguien le ha dicho “Pues danos ejemplo y muérete tú si crees que esa es la solución" o sea que las personas vivan mucho para los políticos ¡¡es un problema!! Y lo arreglan desatendiéndoles.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo haber leído que también lo dijo algún político japones. Los descerebrados no deberían ir en las listas a las elecciones. A esta democracia le falta aun mucho rodaje.

      Eliminar
  6. Mi madre vivió una época bastante grande ella sola, por supuesto sabía que en el momento que me llamara yo iba a acudir de inmediato. No quiso nunca la teleasistencia, decía que sin querer pulsaría el botón y no le hacía ninguna gracia que se le presentaran allí para ver que pasaba.
    En la ultima época, me toco envarias ocasiones ir a su casa a ver que pasaba, ya que tenía puesta bastante alta la tele y no oía el teléfono, pese a que yo le había regalado un inalámbrico, pero lo dejaba en su mesilla o en la cocina y claro ante la duda yo me acercaba a su casa.
    Por las mañanas hablaba con todos los vecinos ya que su casa es un bajo y siempre había alguien que le gustaba charrar con ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los vecinos son una gran ayuda. Los mayores solos quieren vivir en sus casas mayoritariamente, y eso puede ser un padecer e inquietud grave para los hijos.

      Eliminar
    2. Los vecinos son una gran ayuda. Los mayores solos quieren vivir en sus casas mayoritariamente, y eso puede ser un padecer e inquietud grave para los hijos.

      Eliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.