¡Hola Otoño!

¡Hola Otoño!

miércoles, 29 de abril de 2015

REFORMAR LA HUCHA DE PENSIONES




En realidad el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, que es como se denomina la llamada "hucha de las pensiones", fue creado en el año 2000, durante el mandato del presidente Aznar. El Pacto de Toledo de 1995 recomendaba la separación y clarificación de las fuentes de financiación de nuestro sistema de Seguridad Social, así como la constitución de reservas en el nivel contributivo del mismo que atenuasen los efectos de los ciclos económicos.

Posteriormente, en 2001, se aprueba la ley de Estabilidad Presupuestaria donde se prevé que, en caso de superávit en la Seguridad Social, éste se aplique prioritariamente al Fondo de Reserva para atender necesidades futuras de dicho sistema. Dicho fondo se invertiría en activos seguros. El primer año en que dichas cuentas arrojaron superávit fue el 2000. Hubo aportaciones entre los años 2000 y 2008, junto con 2010. Desde entonces, al no existir superávit, no se han realizado nuevas aportaciones.

Lo que en España conocemos como Seguridad Social es un conjunto de organismos del Estado que tiene como misión la gestión del sistema de protección social. El principal gasto lo constituyen las pensiones, mientras que el principal ingreso son las cuotas pagadas por los afiliados a la Seguridad Social. Como todos sabemos, el sistema público de pensiones adoptado en nuestro país es un sistema de reparto, esto es, cada año se pagan las pensiones con lo recaudado de las cotizaciones sociales de los que están trabajando.

En caso de no ser suficiente, los Presupuestos Generales del Estado realizan la aportación necesaria (es decir, se complementaría con cargo a los impuestos). Para que nos hagamos una idea, en 2015 el Presupuesto Consolidado del Estado asciende a 347.800 millones de euros, de los cuales el 39.1% lo constituye la Seguridad Social, el 45.7% el Estado propiamente dicho (los gastos de los Ministerios) y el resto lo forman los demás organismos del sector público. El gasto en pensiones previsto para 2015 es de 128.000 millones de euros, de las cuales la mayor parte son contributivas (115.000 millones de euros).

Con el fin de poder comparar magnitudes, habría que empezar por decir que el máximo valor del Fondo de Reserva se alcanzó en 2011 ascendiendo a la cifra nada despreciable de 65.800 millones de euros, es decir, unos seis meses de pensiones. Asimismo, dado que el dinero se empleó en la compra de deuda pública (la mayor parte española), su rentabilidad fue bastante alta, al haber generado (a lo largo de todos estos años) unos 22.000 millones de euros en intereses, alrededor de un 5% anual. 

No obstante, no debemos confundir la evolución de un fondo creado para suavizar los efectos de los ciclos económicos sobre el pago de las pensiones, con un problema mucho más grave y con repercusiones a largo plazo, que es la propia sostenibilidad del sistema de pensiones en España. En ese caso la cuestión no es si, año a año, contaremos con suficiente financiación procedente de las cotizaciones para pagar las pensiones o tendremos que recurrir al Fondo (o a los Presupuestos) para completarlas, sino si el número de cotizantes será suficiente para pagar el creciente número de pensionistas, cada vez más longevos.

Este es un problema recurrente en España y para verlo podemos recurrir a los datos sobre el número de trabajadores cotizantes, parados y el número de pensionistas. La cifra importante es la relación entre el número de afiliados y el de pensionistas. No es casual que la cifra más baja, 2.06, se alcanzara a mediados de los años 90: la firma del Pacto de Toledo fue muestra de la preocupación que existió en el momento por la insostenibilidad del sistema. El total de trabajadores afiliados rondaba tan sólo los doce millones, con más de seis millones de pensionistas.

Por lo que se refiere al Fondo de Reserva su saldo es aún positivo, por una cuantía cercana al 3% del PIB, mostrando, al fin y al cabo que lo acumulado en los años de los 20 millones de cotizantes está permitiendo mantener las pensiones a lo largo de la actual crisis. Es cierto, muy cierto, que ha habido importantes disposiciones del Fondo en los últimos años. Pero, como en otras ocasiones, algunos apuntan a un problema de corto plazo: la reducción de lo acumulado en el Fondo de Reserva de la Seguridad Social.

De nuevo, coyuntura y estructura (ajustes y reformas) se confunden. Pocos recuerdan que, entre las diversas reformas estructurales inacabadas, una de las más importantes, por su efectos a largo plazo (lo mismo que la educación), es la reforma del sistema de pensiones en España.

12 comentarios:

  1. Y ya veremos si muchos después de estar años trabajando y cotizando, no nos jubilamos con una mano delante y otra detrás. O incluso algunos con los huevos al aire. Pero ya verás como los políticos si que se apañan bien el saquito.

    Saludos Marcos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena jubilación y puerta giratoria con trabajo chollo. Habrá que hacerse político, al fin y al cabo no hay que saber tocar el botón que mande el jefe, y si te equivocas tampoco pasa nada.

      Eliminar
  2. Muy interesante, hace años que el fondo de pensiones está amenazado, casi desde José Antonio Primo de Rivera. esperemos que siga aguantando. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda precisa nuevo enfoque para que sirva..

      Eliminar
  3. Todo muy interesante, pero el futuro negro se ve venir. Habiendo tanto despilfarro y tanto mangante en los gobiernos y en la política no tenemos arreglo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranquilo en las próximas elecciones se comienza a arreglar, ya verás.

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Siempre ha habido vacas flacas y vacas gordas ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es cierto, la parte buena es que ya se acaban las flacas, salvo que matemos la vaca.

      Eliminar
  6. Como no consigan "sembrar" monedas de 2 euros y que crezcan árboles que den billetes de 2.000 euros lo tenemos claro. Y desgraciadamente no soy pesimista, soy realista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo sigues con tu idea de plantar billetes, quizá lo consigas al final, pero como sabrás que ya están maduros.

      Eliminar
  7. Por acame deja desconforme la forma en como se gasta los bienes de los jubilados,que durantemas de 30 y 35 años tuvieron que aportar.
    No se realizan lasobras de viviendas como se nos tiene expresado
    Ni infraestructura de reisidenciales para personas de bajos recursos,cuando hablo de bajos recursos digo respecto a los que si han aportado,porque hay muchos que por diversos decretillos la han llevado regalada.
    Claro que hay cajas como la bancaria,militar o profesional que tienen jubilaciones magnificas.

    Yo estoy pensando hacer lo de "eljubilado" quien te dice que surja efecto !!!!!

    Cariños
    Cariños

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.