¡Hola Otoño!

¡Hola Otoño!

jueves, 11 de junio de 2015

CUIDADORES Y ECONOMÍA SUMERGIDA


Las dificultades económicas y burocráticas que suponen contratar a cuidadores de ancianos o niños y el hecho de que suelan ser familiares o conocidos los que asumen esta tarea hace que más de un millón de las personas que realizan este trabajo formen parte de la economía sumergida española. Así se desprende del informe de The Family Watch, 'El valor del cuidado en el hogar: reflexiones sobre la necesidad de conciliación entre trabajo y familia y la atención a la infancia', presentado con motivo del Día Mundial de los Padres y de las Madres. 

El informe alerta de las graves consecuencias de la falta de políticas que favorezcan la "verdadera conciliación trabajo-familia",por la falta de políticas que favorezcan la "verdadera conciliación trabajo-familia" y la corresponsabilidad de los progenitores y que hacen imposible que se mejoren las "preocupantes" cifras de natalidad en España, tal y como ha explicado la directora general de The Family Watch, María José Olesti.

Así, destaca cómo el acceso de la mujer al mercado laboral y los horarios de trabajo obligan a las familias a recurrir, cada vez con más frecuencia, a terceras personas para el cuidado de los niños y de las personas mayores. Sin embargo, tal y como ha subrayado la directora académica del proyecto e investigadora de la Universidad Internacional de Catalunya, Remei Agulles, una gran parte de las personas que se contratan para estas tareas "no están dentro de la economía formal". 

En este sentido, el presidente de la Asociación Española de Servicios a la Persona (AESP), Javier Benavente, ha denunciado que en España hay más de un millón de personas que trabajan en la economía sumergida porque las familias no pueden asumir los costes económicos de sus contratos. "La clave está en que esa disponibilidad de servicios sea accesible a las familias", ha insistido Benavente, que ha reclamado que los precios que suponen la contratación legal de trabajadores para el cuidado de los niños y ancianos sean similares a los costes de la "economía informal" y que esa disponibilidad de servicios sea accesible a las familias.

Para ello, ha propuesto promover la figura del auto-emprendedor, que no tenga que tributar como autónomo hasta que no facture una cantidad determinada. También ha sugerido otro tipo de medidas encaminadas a que el coste de contratar legalmente a un cuidador no sea mayor que hacerlo dentro de la economía sumergida, tales como una cotización a la seguridad social "muy baja", que el IVA de la factura a las familias sea de cero, y desgravaciones fiscales y del IRPF para las familias que contraten.

Benavente ha advertido de que si no se toman medidas de este tipo, "es muy difícil que las familias puedan atender correctamente a los hijos y en igualdad de condiciones entre el hombre y la mujer". Sobre los peligros de la falta de una correcta atención a los menores ha advertido Sonsoles Vidal, abogada y miembro de la Red Virtual de Expertos en Violencia contra la Infancia impulsado por el Ministerio de Justicia. Esta experta ha recalcado la importancia que tiene que los padres puedan pasar más tiempo con sus hijos como mejor medida para evitar la violencia juvenil que, en muchas ocasiones, "es fruto de pasar demasiadas horas solos en casa ya que sus padres no pueden conciliar".

 "Existe la figura de la niñera tecnológica", ha lamentado Vidal. Se trata de familias en las que los niños, desde que se levantan hasta que se acuestan no ven a uno de los progenitores y, en su lugar, tienen una niñera tecnológica —Internet— que "ni les corrige ni les dice qué pueden hacer y qué no". Por su parte, Cristina Junquera, responsable del Área de Advocacy y Gestión del Conocimiento de Unicef España, ha reivindicado un Pacto de Estado por la Infancia que blinde los derechos de los niños y que garantice políticas eficaces y sostenibles en el tiempo. 

De ag. EFE

12 comentarios:

  1. En servicios sociales nunca hay suficiente, pero debemos recordar que cuando pedimos el dinero no sale del bolsillo de los políticos, sale del nuestro, de nuestros impuestos y no hay para todo. Quizá si conseguimos que se administre mejor habrá para todo eso. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo imprescindible que exigir a un político es que sea buen administrador, asignatura pendiente en nuestro país.

      Eliminar
  2. Todo lo que sea para mejorar las condiciones de la ciudadanía y de los más necesitados lo veo bien, siempre y cuando no trinque nadie lo que no debe.

    Saludos Marcos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La asistencia social es una necesidad primordial, y practicamente todos tendremos que acudir a cuidadores tarde o temprano.

      Eliminar
  3. Cuando mis hijos eran pequeños tuve en casa a una empleada de hogar o como se llamara entonces que la di de alta en la seguridad social, estaba en casa las 24 horas del día, tenía su habitación independiente y si quería librar algún día, yo que podía hacerlo, cogía libranza en el trabajo y ella se iba con sus amigas, por supuesto por las tardes cuando quería, se iba nada más comer y volvía al anochecer.
    Entonces nos podíamos permitir ese lujo, pero en la actualidad si cualquiera de nosotros tuviera necesidad de una ayuda permanente, no me imagino como nos podríamos apañar.
    El caso es que cada vez veo a más personas mayores que en silla de ruedas salen a la compra acompañadas por una mujer extranjera.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagen que se repite en casi toda España, que supongo en su mayoría se pagará en negro, y gracias. Pero es una solución ya que el estado no lo soluciona.

      Eliminar
  4. Me parece muy bien que se trate de organizar y mejorar las ayudas sociales para quién necesite cuidadores para personas mayores o niños, pero que no echen las culpas a quienes practican la economía sumergida. Que está muy indecente ya lo sabemos todos, pero gracias a esta economía invisible los ancianos enfermos y los niños están mejor atendidos, y las personas cuidadoras pueden sobrevivir dignamente. Y los millones que se llevan a Suiza o a paraísos fiscales son sumergidos o visibles?. Creo que ya está bien de echar la culpa a las pequeñas trampas de las personas con pocos recursos económicos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una necesidad básica que el estado no soluciona, algo hay que hacer. Y no todos pueden hacerlo aunque lo necesiten.

      Eliminar
  5. En determinadas circunstancias si no tienes a quien te eche una mano está claro que hay que pagar. Lo normal es pagar por hora y con dinero negro. El o la trabajadora no suelen tener los mismos derechos que el mismo que los contrata.
    Al Estado no le preocupa la situación de ambos lo único que quiere es recaudar dinero. Y así fue siempre y sigue.
    Cuando no hay recursos económicos el drama está servido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tal como está configurado el mercado laboral, drama de los gordos.

      Eliminar
  6. El problema de nuestros días, gran problema !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que ponerse en la piel de la persona que lo necesita, y con las pensiones tan bajas de la mayoría.

      Eliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.