¡Hola Otoño!

¡Hola Otoño!

viernes, 28 de agosto de 2015

A LOS JUBILADOS QUE LOS ZURZAN




(¡Que te zurzan! Es una expresión coloquial que significa desentenderse del otro).

Hace un mes se comentaba la posibilidad de contemplar una subida de las pensiones del 1% para los pensionistas y jubilados. Pura propaganda electoral que se ha desvanecido al presentar los nuevos presupuestos, donde el gobierno vuelve a dar la espalda a este colectivo, aplicándonos su ilusionante subida del 0.25%.

Los pensionistas de la Comunitat Valenciana tendrán menos poder adquisitivo en el año 2016. Todas las prestaciones, sin distinción de cuantía, subirán en 2016 un 0,25 % a pesar de que el Banco Central Europeo prevé que el IPC crecerá el año que viene en España un 1,5 %. La consecuencia es que los beneficiarios valencianos perderán 142 euros al año en poder de compra. La subida de las pensiones que recogen los presupuestos generales del Estado implica que los beneficiarios de una pensión media „que a día de hoy es de 817 euros„ percibirán dos euros más al mes.

El empeoramiento de la situación de los pensionistas arrancó en 2011 con los recortes aprobados por el Gobierno de José Luis Rodríguez tras las presiones de Bruselas. Entre 2011 y 2016, los ciudadanos con pensiones inferiores a mil euros acumularán una pérdida del poder adquisitivo del 4,60 %, lo que implica que dejarán de percibir 560 euros anuales. La situación afecta a las diferentes prestaciones del sistema como las de jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y favor a familiares. Hay que tener en cuenta que en la actualidad, según los informes que manejan las centrales sindicales a partir de datos de la Seguridad Social, entre el 20 y el 25 % de los pensionistas valencianos perciben menos de 600 euros al mes.

La pérdida del poder adquisitivo de los pensionistas, según los expertos, se ha agravado con el sistema para calcular la subida de las prestaciones introducido por el Partido Popular. El Gobierno ha desvinculado la actualización de las prestaciones a la evolución del IPC para hacer más sostenible la hucha de las pensiones tras el envejecimiento de la población y la crisis económica. Así, desde el pasado 1 de enero se está utilizando el llamado Índice de Revalorización de las Pensiones, un complejo indicador macroeconómico que tiene en cuenta factores como la cuantía de la pensión media por el efecto sustitución „la diferencia entre las que causan baja en el sistema y las que entran nuevas„, el número de prestaciones, los ingresos constitutivos o el gasto total del sistema.

El nuevo método de cálculo establece que las pensiones deben subir como mínimo un 0,25 % al año y como máximo un 0,5 % por encima del IPC si la situación financiera de la Seguridad Social lo permite. La realidad es que en los dos primeros ejercicios en los que se ha utilizado el nuevo sistema el Gobierno ha establecido sendas subidas del 0,25 %. Los expertos apuntan que la complejidad técnica del nuevo índice explica el escaso rechazo que su puesta en marcha ha suscitado a pesar de las consecuencias que tiene sobre la revalorización de las pensiones.

Reformas del sistema
Los analistas que han estudiado los efectos de las reformas han concluido que en las próximas cuatro décadas los pensionistas perderán un 33 % de su poder adquisitivo. La reducción en términos reales de las prestaciones se va a producir por el aumento de la edad de jubilación de 65 a 67 años, la ampliación de los años cotizados para el cálculo de la prestación (de 15 a 25 años), el endurecimiento de las jubilaciones anticipadas, la introducción del llamado factor de sostenibilidad que revisa la cuantía de las pensiones iniciales en función de la esperanza de vida y el nuevo sistema de cálculo.




5 comentarios:

  1. Y "como cualquier situación es susceptible de empeorar" yo rezo la oración de la abuela ... "Virgencita que me quede como estoy"

    ResponderEliminar
  2. Suscribo el comentario de trimbolera. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Os comento a las dos; Por fallo de mi asesor fiscal no me he quedado con la máxima, pero aun así, me considero un privilegiado, aunque me gustaría que el gobierno le explicase lo del aumento del 0.25% a las compañías de Agua, Luz y Gas. Pero en España hay muchas pensiones entre 400/700€, y yo preferiría que en lugar de subirme una miseria, no me subiera nada, y a estas pensiones pauperrimas les subiese por lo menos cien euros.

      Eliminar
  3. Lo peor es perder la vida no crees? la estamos perdiendo cada año cada minuto, demos gracias de estar vivos, tal vez todo esto viene de un KArma global, tendremos que apreciar cada dia mas lo poco que nos queda, es otra manera de vivir, mas económica, mas austera, mas solidaria mas en consonancia con lo que se avecina
    Ptefiero filosofear que contar dinero, saber apreciar la amistad de un amigo, los besos de un hijo etc. el dinero tal vez es la perdición de los hombres
    Marcos, no veas como me he quedao!!

    ResponderEliminar
  4. Sin duda Toni, pero lo que no puede ser es que perdamos derechos después de cotizar tantos años, y que las argucias de los gobernantes nos resten poder adquisitivo. Despùes de haber entregado nuestras vidas al trabajo, todos debiéramos tener una jubilación con dignidad. Yo me fijo mucho en las dentaduras de los mayores, y la cantidad de piezas que les suelen faltar a la mayoría, por no poder pagarse el dentista. Eso es lo prioritario, y no habrían tantos mayores con problemas de estomago, por tragarse la comida sin masticar.

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.