Feliz otoño

Feliz otoño

martes, 27 de octubre de 2015

OBESIDAD Y ALZHEIMER



Desde hace tiempo se sabe que la obesidad, una de las peores epidemias que afrontan los países ricos, también agrava el riesgo de sufrir alzhéimer. Poder detener esta retroalimentación tan negativa puede salvar millones de vidas en las próximas décadas. Y el caso es que cualquier persona tiene en su mano poder retrasar la llegada de la dolencia.

Un estudio publicado recientemente aporta ese mismo mensaje resaltando que atrasar la edad a la que llega el alzhéimer unos dos años reduciría su prevalencia en casi 23 millones de personas en 2050. El trabajo se desprende de un estudio sobre envejecimiento realizado en Baltimore, EUA, y en el que se ha seguido a 1,394 voluntarios durante una media de tiempo de 14 años, aunque algunos de ellos han estado bajo observación hasta 35 años. De todo este grupo, 142 participantes desarrollaron alzhéimer. La principal conclusión del estudio es que cuanto más sobrepeso, más se adelanta la edad a la que una persona puede sufrir alzhéimer. En concreto, el trabajo muestra que a los 50 años de edad, cada unidad que el índice de masa corporal supere el límite del sobrepeso, fijado en 25, adelanta la edad de diagnóstico del alzhéimer 6.7 meses. El estudio también confirma que a peso más excesivo, más severa se hace la neuropatología de esta enfermedad.

Los autores del trabajo, liderado por expertos del Instituto Nacional del Envejecimiento de EUA, usan sus datos para hacer una llamada de atención, ya que las personas de mediana edad que controlen su peso pueden conseguir un impacto en su salud a largo plazo. El sobrepeso, dicen, “es un factor de riesgo que puede ser fácilmente medido en casa y deja abierto un largo intervalo de tiempo en el que cambiar de estilo de vida puede retrasar la llegada del alzhéimer”, escriben en el estudio, publicado en Molecular Psychiatry. “Estos resultados muestran que intervenciones poco costosas contra el sobrepeso y la obesidad en la edad madura pueden alterar de forma sustancial el desarrollo del alzhéimer, reduciendo su impacto en la salud pública y los costes sanitarios”, concluyen.


Villarejo cree que los datos de este nuevo estudio deben ser interpretados con cautela. El Estudio Longitudinal del Envejecimiento de Baltimore, del que se desprenden los datos, es un trabajo que ha seguido durante décadas la salud de voluntarios. “ Se trata de un estudio fantástico, pero con una limitación, ya que, en general, las personas que se ofrecen para participar en un trabajo así suelen estar de por sí preocupadas por su salud, lo que ya introduce un sesgo en los resultados”, explica Villarejo. “En su mayoría se trata de personas blancas con alto nivel de estudios, lo que puede ser no representativo de todo un país ni extrapolable a otras naciones desarrolladas”, advierte. El experto también echa de menos que no haya datos de personas con índices de masa corporal debajo de lo considerado saludable, un problema que también se ha relacionado con un mayor riesgo de sufrir alzhéimer, señala. Un índice útil, pero con límites

El índice de masa corporal es un indicador fácil de calcular, lo que ha favorecido su uso para detectar la obesidad y el sobrepeso. Se calcula dividiendo el peso en kilos por el cuadrado de la estatura en metros. Un adulto de 70 kilos y 1.70 metros tendrá un IMC de 24.2. El límite del sobrepeso está en los 25 y el de la obesidad en los 30. Aunque muy usado, este indicador también tiene sus carencias, como han alertado estudios anteriores

Pues al final se han ratificado en la impugnación, pero tal como se nos prometía que ayer se decidía, han autorizado a Mundo Senior la venta inmediata de los paquetes de Interior y Costas, con un aumento de 43.000 plazas mas. Y se ha dejado el paquete de Islas hasta que se decida la impugnación. Decisión medio salomónica que podian haber hecho hace un mes. Esperemos las cartas para contratar ya.

13 comentarios:

  1. Si es que a los gordos todos nos sale mal, vieja gorda y menos mal que no me daré cuenta... Perdona la broma, mi madre es alta y delgada y tiene Alzheimer desde hace años. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero todos los gruesos son simpáticos y afables. Siento lo de tu madre.

      Eliminar
  2. Todos los estudios vienen bien, son como linternas en el camino ... pero mejor miramos dónde ponemos el pie y seguimos andando sin alarmas o viajando cuando se pueda disfrutando de hoy. Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me hago responsable de lo que leo y os cuento, solo pretendo informar de lo que se dice por personas que se suponen mas preparadas que yo. Lamento y sé en algunos temas soy muy reiterativo, pero a los mayores son unas pocas cosas las que nos pasan.

      Eliminar
  3. La mayoría de los estudios son fiables, pero de vez en cuando aparece algo que con mayores técnicas y medios, desmiente lo dicho anteriormente por otros científicos.
    Ahora estoy pensando en el efecto cancerígeno de las carnes procesadas, ¡Con lo rico que es el jamón y el embutido! ¿No será que se han juntado unos cuantos que tienen acciones en alguna industria de pescado para que empecemos a cambiar hábitos de consumo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vete a saber, jubi. Las noticias hay que tomarlas despacito, sin alarmismos exagerados, Cuando salió lo de las vacas locas le dije a mi mujer, compra normalmente o mas, porque ahora si estará controlada con mayor seriedad.

      Eliminar
  4. El sobrepeso es malo para todo. No entiendo esas campañas que hay por ahí que confunden la estética con la salud y defienden el sobrepeso como forma de belleza dejando de lado que no se trata de belleza , sino de calidad de vida y longevidad.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que tratar estar en forma y proporción, con los años ya de por sí nos sale a unos la barriguita cervecera y a las señoras el "pompis", pero hay que tratar de controlarlo, porque luego no adelgazas, aunque no comas.

      Eliminar
  5. Desde ayer he dejado de creer en los estudios sean de la clase que sean. En mucho ha influido lo de la carne, aunque yo soy más de pescado, pero me parece que se pasan. La gordura no me preocupa demasiado; 88K para 1.80m no está mal, lo que me preocupa es lo otro, el Alzheimer, que por desgracia he conocido en bastantes personas flacas.
    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa maldita enfermedad no entiende de delgadeces ni credos. Haces bien si guardas la proporción y vigilando la barriga.

      Eliminar
  6. A cuidarnos de no engordar.... Por fortuna soy delgada, aunque soy muy comelona y antojadiza. Siempre he procurado caminar lo más posible que pone en orden el organismo y principalmente la mente. Que
    Dios nos ampare y no nos llegue es enfermedad tan terrible.
    Un abrazo grande grande!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comilona y delgada, es un regalo de Dios, que lo mantengas.

      Eliminar
  7. Esta fuera de dicusion lo mal que es para la salud el sobrepeso, eso esta perfectamente asimilado
    Pero te soy sincera Marcos las personas que he conocido y conozco con enfermedades degenerativas de los adultos mayores ( ya que son varias) han sido y son delgadas.
    Sin olvidar que muchos deteriodos de salud son heredados
    Pero si estoy de acuerdo en estar informado, al dia, de los porque y a su vez avances en la materia.
    Gracias por compartirlo
    Saludos

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.