¡Hola Verano!

¡Hola Verano!

miércoles, 9 de diciembre de 2015

LO RAT PENAT (EL MURCIÉLAGO)



En escudo losanjado, campo de oro con cuatro palos de gules, dos eles coronadas como sostenes y en la parte inferior dos ramas de laurel. Al timbre, corona real abierta surmontada de un murciélago, visto de frente y con las alas extendidas, de sable.

En el siglo XVII, aparecía en algunos escudos reales la figura del murciélago, popularmente conocido como lo rat penat. Existen numerosas leyendas que explican el porqué de la aparición del murciélago en el escudo, todas ellas relacionadas con el asedio de la ciudad por las tropas de Jaime l el Conquistador aunque la más verosímil es su adopción en similitud con el dragón usado en la cimera como emblema personal por el monarca Pedro IV el Ceremonioso.

Todas las leyendas al respecto sobre la incorporación del murciélago al escudo de Valencia son similares. Copio y pego la que nos cuenta en su blog, “pasajero 56”, como mas novelesca.

La leyenda del murciélago está relacionada con la conquista del reino de Valencia y tenemos que viajar en nuestra máquina del tiempo hasta el atardecer del día anterior a la toma de Valencia, en septiembre de 1238, de las tropas de Jaime I, el Conquistador, tras dos meses de asedio. En aquel campo, entre Sagunto y Puzol, se encontraban las tropas cristianas con las armas y enseñas listas para el ataque.

De repente, un murciélago se posó en el mástil del pendón que estaba sobre la tienda del rey. Un símbolo de mal augurio para todos, hasta el punto que el rey Jaime tuvo que arengar a sus tropas para tranquilizarlas. Les explicó aquella profecía árabe que auguraba que mientras el murciélago pudiera volar todas las noches Valencia se mantendría en poder musulmán. Ahora ese murciélago posado sobre la tienda del rey auguraba el triunfo cristiano y debían dejarle tranquilo y no le asustasen. En realidad, el rey Jaime era consciente de la superioridad numérica de sus tropas y del deseo del príncipe Abul Zamalek en capitular y negociar la rendición. Las palabras del rey tranquilizaron a sus soldados.

Una noche, el silencio del campamento fue roto de repente por un extraño ruido que despertó a los centinelas. La guardia se dirige a avisar al rey y este ordena a sus capitanes que diesen orden de extremar la vigilancia. En ese momento se descubre que las tropas moras se hallan muy cerca a punto de atacar a las tropas de Jaime I por sorpresa. Con toda rapidez, los soldados cristianos toman las armas y presentan batalla al ejército moro. Tras varias horas de lucha terrible, las bajas producidas entre los musulmanes les obligan a retirarse. El ataque sorpresa había sido rechazado por las tropas cristianas y el camino hacia Valencia quedaba expedito para su conquista.

En medio de la euforia por el triunfo, el rey quiso premiar al que había dado la voz de alarma y preguntó cual había sido el origen de aquel ruido que había despertado a su ejército y le había permitido presentar batalla. Nadie pudo contestar a su pregunta hasta que advirtieron que había sido aquel murciélago que había anidado sobre la tienda del rey, el cual se había estado golpeando estrepitosamente contra un tambor y arrojado al suelo algunas armas, produciendo aquel salvador ruido en mitad de la tranquila y silenciosa noche.

21 comentarios:

  1. Me leí la historia (hace años, por consejo de mi padre) porque no entendía que hacia un murciélago en el escudo. Son bichos que no me gustan nada. Has hecho bien en contarlo. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una noche se nos coló uno mediano en el apartamento y al final lo pillamos en una puerta y daba miedo como enseñaba los dientes. no fue facil sacarlo.

      Eliminar
  2. Desconocía esa historia, me parece muy interesante la leyenda. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todas las leyendas son parte ficción y parte realidad, supongo es lo que comentaba en las noches junto al fuego, cuando no había tele ni radio.

      Eliminar
  3. Preciosa, me ha encantado conocerla. Gracias Marcos.

    ResponderEliminar
  4. Llama la atencion verlo en el escudo, pero la leyenda lo justifica
    Grato leerte
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Valencia cultiva mucho arroz, y por tanto aguas estancadas y mosquitos, está prohibido cazarlos.(aunque de pequeños lo hacíamos), Como se mueven por radar, agitabas una caña en alto, y acudían a las vibraciones, se daban con la caña, y caían.

      Eliminar
  5. ¡Anda, que leyenda tan interesante y emocionante, Marcos! Nos ha gustado mucho conocerla

    Un beso fuerte de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  6. Esta leyenda la conocía. Aunque tuve que consultar muchos enlaces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jubi, ni me acordaba, la he leído en varias versiones y se me ha ocurrido ponerla. El Alzheimer empieza a atacar, malo, malo.

      Eliminar
  7. Qué historia! No sabía que el murciélago era debido a esa superstición. Muy bueno!
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Un relato histórico muy interesante. Aprendemos mucho con tu blog y tu digna investigación.
    Un saludo cordial.
    Goriot.

    ResponderEliminar
  9. Me da igual si es cierto o leyenda, pero me encanta leer estas historias sobre mi querida tierra.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo tiene una razón, aunque se nos pase desapercibida por usual.

      Eliminar
  10. Habría que otorgar entonces alguna medalla al valor al murciélago. Que tiempos aquellos en los que dependíamos de los augurios. Igual que ahora, por otra parte, porque la superstición sigue con nosotros.

    Es una bonita explicación, sea cierta o no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí siempre bien mirado porque devoran los mosquitos.

      Eliminar
  11. Habría que otorgar entonces alguna medalla al valor al murciélago. Que tiempos aquellos en los que dependíamos de los augurios. Igual que ahora, por otra parte, porque la superstición sigue con nosotros.

    Es una bonita explicación, sea cierta o no.

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.