¡Hola Otoño!

¡Hola Otoño!

jueves, 24 de diciembre de 2015

NOCHEBUENA 2015




Aunque ya se aprecian representaciones de La Virgen María con el niño en brazos en las catacumbas, fue san Francisco de Asís en el año 1223 quien tuvo la iniciativa de representar la escena del nacimiento de Jesús utilizando personas y animales de verdad; esto le ayudaba a considerar la realidad del misterio del nacimiento de Nuestro Señor. La idea se hizo costumbre en la Iglesia y hoy día, en nuestros hogares, en nuestras parroquias y en tantos lugares del mundo celebramos la Navidad montando nuestro Belén.

Vemos al Niño Jesús que ha nacido, recostado en un pesebre -un recipiente donde se pone de comer a los animales-, que le sirve de cuna improvisada. Está envuelto en pañales porque hace mucho frio, aunque la ternura popular lo representa poco abrigadito. A su lado está su Madre la Virgen Maria y San José: La Sagrada Familia. Este es el motivo central del Belén, cuya representación nos mueve a la contemplación del gran misterio de la Encarnación del Hijo de Dios.

Montar el belén junto con nuestros hijos o nietos es un placer inmenso que nos hace rejuvenecer a esos años de limpieza de alma. Mateo 18.3 ya dice: “si no cambiáis y os hacéis como niños no entrareis en el Reino de los Cielos”.
Sin el nacimiento del Hijo de Dios no habría navidad.

El belén es la Navidad y la Navidad es el belén

En ese afán progre de desvincularlo de las fiestas navideñas, entresaco parte de la contestación del alcalde de Castres en Francia, a un organismo que le pedía no pusiera el Belén.:

“El belén es la Navidad y la Navidad es el belén”.
El belén es también la historia de una familia que por falta de derecho a la vivienda se ha refugiado en un establo. Es un signo de esperanza para todos los sin techo.
El belén es también un rey árabe y otro africano que vienen a visitar a un Judío. Es un signo de esperanza y de paz en estos tiempos de choque de civilizaciones y de conflicto en el Medio Oriente.
El belén son también los pastores gritando de alegría y cantando en una noche de diciembre. ¿Conoce usted a muchos pastores que se ríen en este tiempo de crisis?
El belén es un buey, símbolo de la condición laboriosa del hombre.
Por último, el belén es un burro, aunque un rumor dice que “ese burro salió del belén en 2014 para unirse a la Federación del Libre Pensamiento del Tarn”.

15 comentarios:

  1. En nuestras casas nunca falta el belén por Navidad, Marcos. Y también lo colocamos en familia, convirtiéndose ese día en uno de los más bonitos de las fiestas.

    Te deseamos de corazón una feliz Navidad rodeado pdel calor y el cariño de tus seres queridos. ¡Un beso fuerte de las dos!

    J&Y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias por vuestros continuos buenos deseos, os deseo tambien lo mejor, lo que mas os convenga a cada una.

      Eliminar
  2. Este año en el recibidor hemos puesto un pequeño nacimiento, para recordar a todos los que vengan que estamos en Navidad.

    ResponderEliminar
  3. Feliz Navidad Marcos, que el nuevo año venga colmado de venturas para ti y tu familia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Feliz Navidad Marcos, que el nuevo año venga colmado de venturas para ti y tu familia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Marcos, disfruta de estos días con alegría y amor.
    Y humor... ;)

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El humor no es el problema, tengo para regalar.

      Eliminar
  6. Felices tiempos. Estos y todos los demás.

    ResponderEliminar
  7. Saludos Marcos. Que La Magia De La Navidad Te Inspire A Lograr Todos Tus Sueños… ¡Muchas felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias y felicidades tambien para tí.

      Eliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.