¡Hola Otoño!

¡Hola Otoño!

martes, 1 de diciembre de 2015

VALENCIA, PLAZA DEL AYUNTAMIENTO (l)



Nuestra principal plaza, lo que coloquialmente le llamamos “vamos al centro” es el ombligo de la ciudad. Tiene su origen en el derribo del Convento de San Francisco en 1891, correspondiendo la plaza, más o menos, al solar que ocupaba desde 1239 en que Jaime I autorizara su construcción a los franciscanos, a extramuros de lo que era la ciudad. Tiene una forma similar al triangulo isósceles, donde el lado Oeste correspondería al Ayuntamiento.

Es a primeros del siglo XX cuando comienza a tomar forma con la construcción de grandes edificios que la delimitan; prácticamente patio por finca, encontrándonos en la actualidad con 29 fincas en total. Cada una con su propia historia, bien por su destino original, o familia que la construyó. En tres entregas iremos desgranando su historia, esperando no cansaros demasiado.

Nº 1 AYUNTAMIENTO

Me limito a facilitaros el enlace, de lo que conté en su día:

Mi Ayuntamiento


Nº 2 ED. CASA BARRACHINA

Esta limitado por las calles de La Sangre y En LLop. Construido en los años 1929/30 por los arquitectos Javier Goerlich LLeó y Francisco Almenar. Rematado con una torre circular, refuerza su diseño clásico con columnas jónicas y frontones. 

Durante toda mi juventud disfruté del bar y pastelería de sus bajos. El restaurante tenía su entrada por el pasaje de la calle La Sangre, aunque nunca entré. Su nombre “Establecimientos Barrachina” procedía de su propietario Martín Barrachina Benages. Era el bar de los noctámbulos valencianos. El Hotel Valencia, (propiedad de mi tío Juan), en cuarto o quinto piso, era el preferido de todas las compañías de varietés que actuaban en el Teatro Ruzafa; en el frontal del patio consta: Edificio Barrachina 1930. 






Nº 3 / 4 ED. LA ADRIATICA

Entre las calles En LLop y Cotanda. Como el anterior fue construido en los mismos años 1929/30, aunque el arquitecto principal fue Cayetano Borso di Carminati. La Adriática de Seguros lucía su nombre en la torre de su esquina izquierda. En su bajo el kiosco Moderno, aun existente, era el único donde se podía adquirir prensa extranjera. En realidad se trata de dos edificios fusionados. El nº 4 recayente a la calle Cotanda fue obra de Javier Goerlich Lleó y Francisco Almenar, presentando mayor riqueza de diseño. Su promotor fue Vicente Oltra, y se terminó en 1929; meses antes que el edificio del nº 3.



Nº 5 ED. GAMBORINO

Ésta ultima manzana por la izquierda la componen tres edificios juntos. El primero, junto a la calle Cotanda, construido por el arquitecto Javier Goerlich, ya veterano en esta plaza como vamos viendo, es de 1931, con una personal torre sobre el ático



Nº 6 ED. MARCH

Tres años mas joven, 1934/35, Obra de Cayetano Borso, y financiado por Tomas March para en sus bajos instalar su tienda Muebles March, vendidos todos su pisos para viviendas particulares, e incluyendo en su fachada rasgos de art-deco propio del tiempo. 


Nº 7 ALMACENES EL REY D. JAIME

Con esta finca se cierra la plaza en su encuentro con la calle de San Vicente, en la cúspide/ángulo de nuestro imaginario triangulo. Finca de 1929/30 y nuestro conocido Javier Goerlich. Encargo de la viuda de José Grass para instalar en sus bajos los “Grandes Almacenes Rey don Jaime, primer “Corte Ingles” valenciano.

Siendo final de la manzana, y sabedor de su impacto monumental, resuelve Goerlich un chaflán glorioso con cambio de estructuras en sus pisos y una desafiante y preciosa torre remate cuadrangular, que extrañamente termina en circular.


S/n ED. LOS SOTANOS

Este edificio de cierre del ángulo, no corresponde a la plaza, ya que es chaflán entre San Vicente y María Cristina, pero por su visibilidad es preciso hacerlo notar. Obra del arquitecto Francisco Almenar Quinzá 1929/31. 

A mi me da la impresión de un “pique” entre arquitectos, pues terminando un año después y enfrentado al de Guerlich, supera al mismo con su torreta de remate sobre ático, en varios cuerpos, pasando a ser en su momento el edificio más alto de la ciudad. Primero que superaba la altura del Miguelete. 

Sobre su entrada, la inscripción “Assicurazioni Generali”, propietaria inicial del edificio. También en sus bajos y sótanos estaba el “Gran Almacén Los Sótanos”, al estilo del vecino “Rey don Jaime”. 


 Fin parte (I).

12 comentarios:

  1. Una plaza preciosa, con nombres y apodos varios, Barrachína despierta mis recuerdos. Esta trilogía me va a encantar. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Una plaza preciosa, con nombres y apodos varios, Barrachína despierta mis recuerdos. Esta trilogía me va a encantar. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conocida por todos los que hayamos convivido algún tiempo.

      Eliminar
  3. Preciosa, es un orgullo para los valencianos. Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuestro "centro", peatonal el ultimo domingo del mes.

      Eliminar
  4. Qué bonita la plaza del ayuntamiento. Ay, Barrachina y el blanco y negro, qué pena que desapareaciera!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Con tus indicaciones y la ayuda de google he dado la vuelta completa a la plaza identificando la mayoría de edificios. También he vista en el angulo superior una estatua, una fuente y repartidas por la plaza varias casetas de flores.

    ResponderEliminar
  6. A mí me encantó la playa del Ayuntamiento cuando la ví en persona, y ahora la recuerdo con tus imágenes. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta es la plaza donde se celebran las mascletaes del 1 al 19 de marzo.

      Eliminar
  7. Casa Barrachina fue toda una institución durante años.Un local donde se se podía consumir cualquier cosa, en sus distintas secciones. Recuerdo que en sus escaparates exhibían un enorme bocadillo de más de un metro de longitud que todos, sobre todo los más pequeños, admirábamos embobados.
    Un saludo

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.