Feliz otoño

Feliz otoño

sábado, 30 de enero de 2016

EL CHAVO Y LA PERRA CHICA



La perra gorda o el chavo, era el nombre coloquial con el que se denominaba a la moneda española de 10 centimos de peseta. Este nombre fue dado en alusión al extraño leon (al que se confundía con un perro) que aparecía en el reverso, asimismo, se le llamaba perra chica a la moneda de iguales motivos en anverso y reverso con la mitad de peso, tamaño y valor (5 céntimos). Fue emitida en 1870 por el Gobierno privisional, tras la reforma de 1868, en la que aparecían nuevas monedas, entre ellas la peseta.
Su anverso mostraba la matrona Hispania (heredada de la numismática de Adriano, en tiempos del Impèrio Romano), sentada hacia la derecha sobre unas montañas que representan los Pirineos, con una rama de olivo en la mano que reposaba, junto a una leyenda que decía "DIEZ GRAMOS" y la fecha de acuñación.
Su reverso consistía en un león tenante, sosteniendo el escudo de España (que contiene León, Castilla, Aragón, Navarra y Granada en la punta) y una leyenda que decía "CIEN PIEZAS EN KILOG." y el valor de la moneda "DIEZ CÉNTIMOS". El diseño del reverso fue elegido mediante un concurso, en el que el trabajo presentado por Luis Plañiol, resultó elegido, sirviendo de modelo para el diseño definitivo de Luis Marchionni, que desde 1861 ocupaba el cargo de grabador principal de la Casa de Moneda de Madrid, aunque cabe destacar que la ceca de acuñación fuese la de Barcelona representada con una estrella de ocho puntas.
Tuvo un papel importante en la economía española, hasta que fue desmonetarizada el 29 de octubre de 1941. Estaba acuñada en bronce y su peso, era de 10 gramos, también la llamaban el chavo negro, y con ellos jugábamos los chavales, pues en casi todas las casas teníamos.


Fue en la dictadura cuando se emiten los nuevos chavos esta vez en aluminio y de mala calidad. Para su diseño se remontaron 2000 años para buscar el principal motivo de la numismática íbera: el jinete ibérico. Estos jinetes aparecen en muchos ases y denarios acuñados en las diferentes cecas de la Hispania antigua.
Si lo pensamos la selección del motivo es muy inteligente, puesto que es una clara alegoría propia del pueblo íbero, denotando todas esas historias del orgullo nacional y racial propias de muchas ideologías de la época, mientras que no se hace ningún guiño explícito a la ideología ni a los símbolos fascistas; en el año 40 no estaba claro quién iba a ganar la Segunda Guerra Mundial. En el reverso se presenta un escudo precioso y abajo los símbolos del Yugo y las Flechas, propios de los Reyes Católicos. A ambos lados se indica el valor de la moneda abreviando “céntimos” por “cents”.

Las primeras emisiones fueron de 5 céntimos en los años: 1940, 1941, 1945 y 1953.

Decía de la mala calidad del aluminio, porque solíamos gasta una broma entre chavales, tomábamos la mano de un amigo y le decíamos que le íbamos a hipnotizar, poniendo dos moendas juntas en su palma. Mientras nos miraba a los ojos, dábamos vueltas a las monedas, e inmediatamente quedaba en su palma un circulo negro difícil de quitar.


5 comentarios:

  1. No sabia nada de las primeras monedas que cuentas, de las de aluminio aun tengo algunas, me ha resultado interesante y curioso. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. He disfrutado mucho con tu entrada, yo no las recuerdo ... vería pocas.

    ResponderEliminar
  3. Qué recuerdos me has traído de mi abuelo y de mi niñez :)
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Nostálgicas monedas, como pasa el tiempo, y no hay quien lo pare, bueno si, cada uno de nosotros. Aun hoy aludimos a esas monedas de vez en cuando, ahora recuerdo, en mi última representación teatral, que en vez de decir, como en el siglo XVIII,ni un cuarto en el bolsillo, dije..ni un euro en el bolsillo, fue un lapso
    Salud

    ResponderEliminar
  5. Siempre aprendiendo contigo, Marcos.
    Tengo algunas de estas monedas en una cajita de hojalata. Me las dio mi abuelo.

    Abrazos

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.