¡Hola Otoño!

¡Hola Otoño!

domingo, 6 de marzo de 2016

LECCIONES DE VIDA


El proyecto de Pillemer se propone sintetizar lo obtenido en una serie de conclusiones que nos puedan ayudar en nuestro camino personal. Treinta de ellas se han recogido en un primer titulado Treinta lecciones de vida. Hemos seleccionado diez lecciones que mostramos a continuación.

–Di “sí” a las oportunidades. Al final de la vida, la mayor parte de nuestros arrepentimientos tienen más que ver con lo que no hemos hecho que con lo que hemos hecho. Paradójicamente, los más felices eran aquellos que habían tomado decisiones más complicadas.

–No trabajes con el único objetivo de enriquecerte. 

–Para que un matrimonio funcione, hay que compartir los mismos objetivos.La mayor parte de parejas se forman a partir de una atracción sexual y romántica, pero como señalan aquellas parejas que han permanecido juntas durante varias décadas, lo más importante para la pervivencia de la relación es compartir las mismas metas. 

–No desaproveches los malos trabajos. En ocasiones, nos encontraremos en una situación laboral que probablemente no sea la que esperábamos. En lugar de desesperarnos y calentar la silla de la oficina hasta que consigamos algo mejor, es preferible afrontar con buena cara la situación y, sin engañarnos a nosotros mismos pensando que es un empleo maravilloso cuando no lo es, intentar aprender algo de la experiencia.

–La educación de tus hijos depende del tiempo que les dediques. Los críos no se educan solos. Los hijos mejor educados son aquellos a los que sus padres han dedicado más tiempo, coinciden los ancianos.

–Viaja más. Quizá no todos tengamos la misma disponibilidad de tiempo y de dinero para poder abandonar nuestro hogar a menudo, pero todos los que han viajado en abundancia coinciden en que fue algo esencial para abrir sus miras y ver desde otro punto de vista su existencia cotidiana.

–No luches contra el envejecimiento. Es un proceso irreversible que tarde o temprano nos termina llegando a todos, por lo que negarlo termina derivando en comportamientos patéticos, o incluso, dañinos. “No pierdas el tiempo lamentándote de ser mayor”. No puedes controlar todo lo que te ocurre, pero sí eres responsable de tu actitud ante ello

–El tiempo lo es todo. Tener siempre presente que nuestro tiempo en este mundo es limitado no tiene por qué llevarnos a la tristeza y la frustración, sino todo lo contrario: servir de acicate para aprovechar al máximo posible nuestro tiempo, sin agobios, que no producen más que el efecto contrario.

–La felicidad es una elección, no una consecuencia. Los ancianos también comparten el sentido una de las frases más habituales de los libros de autoayuda, que es la de que la felicidad no debe ser el final del camino sino nuestro punto de partida.

–Cuando te hagas mayor, mantén contactos sociales. 



FTE. Jubilación Activa

12 comentarios:

  1. Nosotros ya somos mayores y mantenemos contactos sociales ¿Un blog lo es verdad? abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto Ester. Y nos vamos dando a conocer nuestro interior, haciendo amistades virtuales sinceras, quizá en mayor medida que con las físicas

      Eliminar
  2. Cierto y si me pusiera a pensar seguro que algún punto mas de podría añadir...pero hoy no me toca pensar. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El informe Pillemer concreta treinta lecciones de vida, las diez que contamos es como un extracto de lo mas importante.

      Eliminar
  3. Yo toda mi vida he tomado las decisiones más difíciles, y de alguna sí me he arrepentido. Hay veces que el dolor que causa es tan grande que más hubiera valido no haberla tomado. Siempre he pensado que el dolor ayuda a crecer pero ahora no estoy tan segura, no siempre ayuda a crecer, en ocasiones destruye. Yo ya hace un tiempo que me cuestiono todo cuanto me quieren vender respecto a lo que es bueno hacer, lo que es la felicidad y esas cosas. No me creo nada o casi nada.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida, o mejor dicho el escarmiento, te hacen mas incredulo, pero no hay que quedarse con lo negativo, siempre que esa experiencia mala te sirva para mejorar.

      Eliminar
  4. Todos los días aprendemos lecciones si nos disponemos a ello. Besetes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como el "nuca te acostaras...", pero en experiencia.

      Eliminar
  5. Grandes verdades nos traes con este post Marcos
    Estoy en ellas
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como de costumbre, pueden a veces parecernos grandes consejos, y no son mas que la aplicación del sentido común. De nosotros depende.

      Eliminar
  6. A grandes males grandes remedios, tómate la vida con filosofía y procura prodigar de vez en cuando alguna sonrisa, aunque por dentro tu ánimo esté llorando...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La sonrisa siempre, aunque sea para desconcertar al enemigo.

      Eliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.