¡Hola Verano!

¡Hola Verano!

lunes, 9 de mayo de 2016

UN RINCONCITO DE HISTORIA




El lateral de la fachada norte de la Iglesia de los Santos Juanes forma un rinconcillo con la Capilla de la Comunión, llamada Plaza de la Comunión de San Juan, Esta capilla fue añadida en el siglo XVII a la primitiva iglesia que es del siglo XIII.


Me gusta particularmente por lo inadvertida que resulta, y su sabor a historia. La puerta da acceso a la iglesia con un nicho en el dintel, que alberga lo que queda de dos esculturas, el águila y el cordero, representativos de los Santos Juanes. Dos arcos góticos a la derecha, rehundidos en la fachada, podrían ser antiguas capillitas o nichos sepulcrales.

En el resalte de la fachada hay una imagen de la Patrona de Valencia, la Virgen de los Desamparados, en azulejos, de factura muchísimo mas reciente.

En valenciano, dice la leyenda: “Madre de Dios de los Desamparados no me desampares ni en la vida ni en la muerte ni en el tribunal de Dios”.








12 comentarios:

  1. Qué bonita. Son inagotables los rincones con historia y que vamos conociendo gracias a ti. Besete.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo me pasa contigo, Jaca ya casí me es familiar.

      Eliminar
    2. Lo mismo me pasa contigo, Jaca ya casí me es familiar.

      Eliminar
  2. Aunque evidentemente tus fotos están mucho mejor hechas que las que produce google, me gusta acercarme hasta allí para verlas in situ y hacerme una idea de los alrededores.

    ResponderEliminar
  3. Es muy bonita.
    Ahora no caigo en ese rinconcito .
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fin de la Avda. del Oeste, pasado el mercado Central.

      Eliminar
  4. Me encanta cuando nos acercas estos rincones :)
    Asi conocemos un poco más tu ciudad y estoy segura de que a quienes viven en ella también les refrescas el recuerdo de algún sitio especial en el que no habían reparado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Da gusto ver como está de bien conservada

    ResponderEliminar
  6. Si nos comparamos, apreciamos lo insignificantes que somos los humanos

    ResponderEliminar
  7. Dice bien, amigo Marcos, al hablar de los que queda del águila y el cordero. Apenas una masa informe que sólo con imaginación se identifica. Pero sí, el lugar es muy curioso, algo descuidado por desgracia.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.