¡Hola Verano!

¡Hola Verano!

jueves, 18 de agosto de 2016

ESCAPADA A LA VILLA ALEGRE




Muy cerca de Benidorm pero con todo el encanto de lo pequeño y antiguo encontramos la Vila Joiosa, una población con mucha historia y una fachada marítima inconfundible, con sus coloridas casitas porteñas.

Al norte de Alicante, a apenas 30 km de la capital y junto a Benidorm, se encuentra Villajoyosa –también llamada la Vila Joiosa en valenciano- que quiere decir la villa alegre. La excursión a Vila Joiosa es accesible por todos los medios, incluso en TRAM –el tranvía que una las poblaciones más cercanas a la capital- y a la segunda parada, en apenas media hora hemos llegado. Allí nos encontramos con un patrimonio monumental protegido con la calificación de Conjunto Histórico-Artístico en La Vila o casco antiguo, con sus murallas renacentistas, sus preciosas callejuelas y la iglesia-fortaleza de La Asunción, de estilo gótico. Repartidas por toda la población, en diferentes puntos de la muralla se mantienen torres vigía como la de Dalt, la de Aguiló, la Torreta, o la del Charco, de los siglos XV y XVI, que reflejan el pasado de Villajoyosa como punto estratégico en el Mediterráneo para la vigilancia contra los piratas berberiscos.

Pero la historia de esta villa se remonta a épocas aún más antiguas; sus primeros habitantes datan de la Edad del Bronce y el cerro que la corona en lo alto fue un poblado ibérico, por eso una visita obligada de nuestro viaje es al Vilamuseu, el museo de la ciudad, que cuenta con valiosos vestigios arqueológicos, paleontológicos y etnográficos. La era romana supuso el esplendor de Villajoyosa que entonces se llamabaAlonis. Como testimonio de esa etapa quedan las Termas Romanas, la Torre funeraria de Sant Josep y el Santuario Bélico de la Malladeta. 

Pero quizá esta villa es tan alegre debido a dos tradiciones que la hacen famosa: la industria chocolatera de la que es cuna y las Fiestas de Moros y Cristianos que se celebran a finales de julio desde el siglo XVIII en honor de la patrona Santa Marta. Cuenta la leyenda que la santa protegió a la Vila Joiosa de una ataque pirata a finales del siglo XV mediante una gran tormenta y en el XVII la salvó de nuevo frente a una gran sequía. Estas fiestas fueron declaradas en 2003 de Interés Turístico Internacional y os podemos asegurar que sus desfiles son realmente impresionantes. 

Un alternativa interesante es también hacer un recorrido completo por la comarca de la marina Baixa en bicicleta, como se detalla en este post. Desde Altea a la Vila Joiosa pasando por Benidorm, o a la inversa, es una manera diferente de conocer el territorio mientras se disfruta haciendo deporte. Bordeando la Serra Gelada, con impresionantes vistas sobre acantilados y paradas en calas vírgenes poco transitadas pese a ser una zona muy turística por lo general. Siempre hay formas de darle la vuelta a una escapada, ¿no os parece?

7 comentarios:

  1. Me ha encantado el recorrido. Muchas gracias. Besetes.

    ResponderEliminar
  2. Villajoyosa...pues tal vez le haga una visita dentro de unos dias ya que voy a el Pilar de la Horadada y creo que no está muy lejos
    SAlud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vayamos donde vayamos siempre hay cosas interesantes que nos enteramos cuando estamos de vuelta.

      Eliminar
  3. Conozco Benidorm. Espero ir algún día a Villajoyosa.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Conozco Benidorm. Espero ir algún día a Villajoyosa.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.