¡Hola Verano!

¡Hola Verano!

jueves, 27 de octubre de 2016

BOTONES




Un botón es un elemento pequeño utilizado para abrochar o ajustar vestimentas, especialmente camisas, chaquetas y americanas. Los botones suelen ser redondos y planos, aunque los hay de diversas formas y tamaños. Suelen estar hechos de metal, madera o, más recientemente, plastico. El botón se abrocha haciéndolo pasar por un ojal de tamaño justo ubicado en un extremo de la vestimenta.


En un primer momento, los botones no eran sino discos decorativos que se cosían a las prendas y no tenían la función de abrocharlas. Los primeros botones como tales fueron conchas de diversos moluscos, talladas y perforadas. Datan del 2000 a,C., y han sido hallados en el valle del río Indo.

Los griegos y romanos también utilizaron botones decorativos fabricados a partir de conchas o madera. En yacimientos europeos se han encontrado botones de marfil y hueso labrados cubiertos de oro o con gemas incrustadas. En ninguno de estos casos eran utilizados para abrochar las prendas.

Aunque esta curiosidad suela pasar desapercibida, la ropa de mujer y de hombre se abotona hacia lados contrarios. La posición de los botones, cremalleras y cualquier otro cierre depende de si se trata de una prenda femenina o masculina: La de mujer se abrocha hacia la derecha, y la de hombre, hacia la izquierda. De origen incierto, existen algunas teorías que tratan de explicar el por qué de esta distinción.

La colocación de los botones podría responder a la comodidad de las criadas, a mediados del siglo XIX. Si los cierres se colocaban en la parte derecha de las prendas tal y como se cosían en la ropa de los hombres (que se vestían solos), las tareas de las mujeres encargadas de vestir a sus señoras se volvía más complicada porque debían abrochar su vestidos de frente. Esta posición se popularizó entre las clases medias y bajas en un intento por seguir la moda impuesta por las mujeres adineradas.

La segunda teoría, en este caso, aporta una razón bélica a la posición de los cierres masculinos. En tiempos de espadas y sables, los hombres debían poder desenfundar sus armas sin obstáculos que dificultaran el movimiento del brazo derecho hacia el lado izquierdo del cuerpo. Por ello, los botones de los hombres se abrochaban hacia la izquierda para seguir el movimiento de desenfunde.

Como muchas madres de mi época, mi madre tenía una gran bolsa llena de botones, y a veces nos las dejaba para entretenernos mirándolas, es lo que había. Con mi hermano jugaba al futbol de mesa con nuestros equipos de botones.


10 comentarios:

  1. Yo también tengo una caja con botones, de algunas prendas antes de desecharlas los quito y guardo y tengo algunos de los que guardaba mi madre, suelo cambiar los que traen las prendas confeccionadas porque no me gustan. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Me encantan los botones, con el tiempo van cambiando las formas, los colores, los materiales conque están hechos... y se pueden hacer muchas cosas con ellos. Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Yo guardo una caja con los botonos de mi abuela y de mi madre, sigo la costumbre de sacar los botones a las prendas viejas antes de tirarlas !!

    ResponderEliminar
  4. Qué interesante, Marcos, no paro de aprender cada vez que te leo.
    Me encantan los botones, rara que es una.
    Los guardo también, y algunos, con mucho cariño.

    Cuando veo vestidos del XVIII lleno de botones pequeños, pienso siempre en el tiempo que llevaría vestirse y desvestirse.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Buena retahíla sobre los botones.

    Salud Marcos.

    ResponderEliminar
  6. Botones, ¡que maravilla! pulsas y sube el ascensor a buscarte, o si aprietas uno de ellos se dan las luces de toda la planta, también si pulsas se oye el timbre al otro lado de la puerta...
    - Jubi, no.
    Entonces son esos botoncitos que aparecen en los programas informáticos con los que tienes acceso a todos los programas que tengas instalados en el ordenador, incluso los clásicos botones que dicen : Suspender, Apagar, o Reiniciar...
    -No
    ¡Que barbaridad!, ¿que te pasa?, estás muy seco últimamente. ¡¡¡Ahhhh!!! ¿Esos botones con cuatro agujeros de todos los colores que tengo en una caja metálica?
    -Si esos!
    Es que como ahora todo va con cremallera o velcro no había caído.

    ResponderEliminar
  7. Me gusta el reciclaje, me parece muy bien que se recuperen los materiales antiguos, un saludo

    ResponderEliminar
  8. También tengo una cajita con botones.

    A mí me gustan.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. También tengo una cajita con botones.

    A mí me gustan.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Qué de curiosidades. Ves, no sabía el porqué de los botones hacia un lado u otro. Muy buen post.
    Besos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.