¡Hola Verano!

¡Hola Verano!

viernes, 4 de noviembre de 2016

DIAGNÓSTICO PRECOZ DEL ALZHEIMER




Como en la mayoría de las enfermedades, saber reconocer las señales incipientes en familia puede hacernos ganar un tiempo esencial.

Leo éste breve aviso el pasado octubre, en “Las Provincias”, que me parece suficientemente concreto para recordar con facilidad. Simplemente es una idea ya que los diagnósticos precisos los ha de ratificar el médico cualificado.

El número de diagnósticos de demencia y Alzheimer se ha disparado en los últimos años. Saber reconocer las señales incipientes puede ayudar a un diagnóstico precoz, que suele conllevar la detención del avance de estas enfermedades.

Algunas de las señales o síntomas que nos puede dar la enfermedad del Alzheimer y que suelen pasar desapercibidas son la fatiga o falta de energía, pérdida ocasional de la memoria, cambios repentinos de humor y sensación constante de ira o frustración, reacción lenta ante situaciones nuevas, mayor dificultad para el aprendizaje, pérdida de la capacidad para comprender algunos manuscritos, preferencia por los ambientes cómodos y familiares o el aislamiento, dificultad para comunicarse con otras personas, pérdida de las capacidades de organización, orientación y planificación y disminución del rendimiento de las actividades cotidianas en general.

Además, existen enfermedades cardiovasculares que pueden ser clave para la aparición de esta enfermedad, así como la hipertensión, la obesidad, la diabetes y el estilo de vida.

Por todo ello, los expertos recomiendan llevar una vida que incluya una dieta saludable, actividad física y evitar el exceso de tabaco y alcohol. Asimismo, ante la aparición de los síntomas recomiendan hacer ejercicios mentales para fortalecer el cerebro como leer, hacer juegos de memoria, aprender un nuevo idioma o completar crucigramas. Se debe evitar el agotamiento mental y el estrés.

Incluir en la dieta alimentos como legumbres, pescado, uvas, brócoli, calabazas, tomate y zanahorias también está recomendado.


19 comentarios:

  1. Respuestas
    1. La vida mas o menos saludable la llevamos la mayoría, pero tampoco es garantía de nada especial.

      Eliminar
  2. Madre mía, todos los síntomas los tengo yo !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, No mujer, lo que3 pasa es que acusamos algunas carencias en ciertos momentos, yo llevo mi lucha en tratar de recordar donde dejé las gafas.

      Eliminar
  3. Es algo que me preocupa, puesto que mi madre lo padece, y ella nunca fumó, bebió, su alimentación variada pero básicamente verdura y pescado, lectora desde siempre, activa, delgada... no tenia ninguna de las causas que nombras, y yo cada día me parezco mas a ella. Ojalá encuentren algo que frene esta enfermedad tan cruel para quien la padece y para la familia que la sufre. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos estos consejos y recomendaciones ya sabes son muy generales. Afortunadamente hemos de confiar en los avances de la ciencia médica. Cada cosa a su tiempo.

      Eliminar
  4. Hay algo que me llama la atención, en todo tipo de enfermedades los expertos siempre recomiendan lo mismo "llevar una vida que incluya una dieta saludable, actividad física y evitar el exceso de tabaco y alcohol". Esto en líneas generales es correcto, sin embargo cada persona es un mundo distinto y hay casos en los que aún haciendo esto la enfermedad aparece de todos modos.

    ResponderEliminar
  5. Joder Dios nos libre de esa terrible enfermedad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además es que arrastra condicionando a toda la familia, porquie el enfermo no se entera.

      Eliminar
  6. A veces me sorprende lo de la "dieta saludable". Tengo un amigo, ya mayor, muy activo y se alimenta hace años de lo más sano, verduras, carne, pescado, siempre con alimentos ecológicos, pero ahora tiene de todos los males diabetes, hipertensión ácido úrico, artrosis, tendinitis, etc. y menos mal que no tiene alzheimer.
    La verdad no lo entiendo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero sí entiendes, y mucho, de la naturaleza, y cada persona llevamos ya una herencia en los genes, que por supuesto se agrava si además maltratas tu cuepo con excesos.

      Eliminar
  7. La mare de deu yo debí nacer con Alzheimer crónico!!! pese a llevar una vida crónicamente sana y ejemplar.
    Jaajjj claro que ser tont@ tiene los mismos síntomas.
    Puede que quien se haya tragado la vida a borbotones perdiera el interés por la misma a avanzada edad, tan aburridamente repetitiva, y muestre los mismos síntomas.

    ResponderEliminar
  8. Pues me has asustado porque yo tengo algunos de esos síntomas pero creo que es mas bien debido a una situación estresante emocionalmente.
    BUeno, tomaremos en cuenta los consejos que dan.
    Besos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los problemas económicos, médicos y familiares desde luego no ayudan, pero dista mucho de este tipo de enfermedad. Bss

      Eliminar
  9. Una triste enfermedad.
    Muy de agradecer tus consejos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Consejos que todos sabemos, pero que no está mañ recordarlos.

      Eliminar
  10. Dios Santo... qué susto. que muchos esos síntomas los he tenido yo desde casi siempre. Excepto la fatiga crónica, que soy hiperactiva. Espero fervientemente que solo sea tontera crónica.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.