¡Hola Otoño!

¡Hola Otoño!

sábado, 12 de noviembre de 2016

EL MICROONDAS


El microondas en un electrodoméstico totalmente adaptado a nuestra cocina. Lo veo ideal cuando hay niños que han de calentarse el desayuno, evitando enciendan fuego.

Cuando compramos el primero, creo era Moulinex, mi esposa realizó un curso de cocina que resultó sorprendente por la de platos que aprendió a cocinar con el aparato.

Pero leo en Las Provincias, que las temperaturas intermedias del microondas provocan cambios en algunos alimentos que pueden ser perjudiciales para salud.

No puedo juzgar la realidad de dicha afirmación, pero sin ánimo de preocupar, sino mas bien de informar, corto y pego el comentario leído:


“Aunque está más que demostrado que el microondas es un electrodoméstico totalmente seguro, no vale para todos los alimentos. Las temperaturas intermedias provocan cambios en algunas comidas que pueden ser purjudiciales para la salud en mayor o menor medida. Algunos de ellos te los contamos a continuación:

Los nitratos presentes en las espinaca, el apio y la remolacha, por ejemplo, pueden volverse cancerígenos cuando se los calienta por segunda vez.

Las proteínas presenten en huevos y champiñones, si se vuelven a calentar, pueden resultar tóxicos y producir hinchazón y dolor de estómago por lo que es mejor que si han sobrado, se tomen fríos.

Lo mismo ocurre con la composición de las proteínas del pollo , que se modifican casi por completo cuando pasan por el microondas, lo que podría causar problemas gastrointestinales. En caso de no consumirlo en el tiempo recomendado, puedes optar por comerlo frío o calentarlo pero a una temperatura muy baja.

Los cambios de temperatura en las patatas cocinadas pueden desarrollar la toxina botulínica, además de alterar su sabor y reducir sus propiedades. Si ha sobrado algo se puede guardar en la nevera y reutilizar después en ensaldas o purés.

La manera en que almacenas el arroz resulta crucial, ya que este cereal crudo contiene restos de bacterias capaces de resistir a la cocción. Si se expone a temperatura ambiente, o a las intermedias del microondas, las bacterias se pueden multiplicar y causar diarreas y vómitos.”.


Mi conclusión es no utilizarlo para calentar alimentos ya cocinados. ¿Qué opinais?.



7 comentarios:

  1. Lo utilizo poquisimo, ni siquiera me caliento la leche porque la tomo fría, pero pienso que si realmente es peligroso en primer lugar las autoridades sanitarias deberian comunicarlo de forma que llegara la información a todas las casas, y en segundo si de vez en cuando se utiliza para calentar comida no creo que sea tan peligroso. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. A mí lo que más me gusta, son los cinco pitidos que pega, ya que para despertar a los vecinos a las tres de la madrugada, van muy bien.

    Salud Marcos.

    ResponderEliminar
  3. Leí en un artículo que los alimentos cocinados en microondas se descomponen de tal manera que el organismo no distingue los nutrientes, y es como si comieras un plato de papel mojado. Lo uso cada vez menos. También he notado que si caliento la leche en el me produce mucha acidez, y silo hago con un cazo en otro tipo de fuego no me sucede.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. He/hemos tenido tres microondas distintos desde hace unos 45 años que se empezaron a popularizar en España, el último observaba que se calentaba excesivamente y al final se pegó fuego, menos mal que estábamos pendientes, solamente los hemos empleado para calentar las comidas o para descongelarlas, aunque hemos hecho varios intentos de preparar comidas según los manuales.
    Cuando se pueda preparar una paella con todos sus ingredientes en el micro, trataré de aprender a utilizarlo.

    ResponderEliminar
  5. Yo de eso ya no hago caso, igual oyes eso que médicos diciendo que el microondas es muy bueno.
    Para cancerígeno todos los aditivos y conservantes que nos meten en los alimentos, los humos de los coches, etc.
    Besos, Marcos.

    ResponderEliminar
  6. Pienso que si cada dia pensamos en lo malo, no vives
    hazuna lista de cosas que no son buenas, y te faltara papel, despues escribe lo bueno y veras que no encuentras, y el final es morir
    Ahora decide, vive que moriras, o estar muerto en vida para morir despues

    ResponderEliminar
  7. Ya creo que las publicidades buenas o malas, las marcan los productores y comerciantes. No consuman esto y consuman esto otro, luego otra cosa nueva y así. Pero con respecto al micro, después de serme imprescindible, cocinaba de todo en él, hasta pasteles que es lo más complicado en un micro. Pero el último que tuve ya no lo repuse cuando se averió y vieras que no me ha hecho falta para nada. Un estorbo menos y algo menos que limpiar. También deseché la cafetera eléctrica, jaja. Sólo es ser algo programada, para descongelar carnes más lentamente y un poquito más de tiempo para cocinar. Que nutrirnos debe ser cosa sagrada... partiendo de lo agradecidos que debe mis sentirnos de tener que llevarnos a la boca, cuando tanta gente no. Es triste inequidad.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.