¡Hola Otoño!

¡Hola Otoño!

lunes, 7 de noviembre de 2016

LA ESTAFA PIRAMIDAL





La estafa piramidal es un esquema de negocio que se basa en el continuo y cada vez mayor aporte de nuevos socios y nuevos fondos al esquema, ya que las ganancias de los primeros llegados son las aportaciones de los últimos, al no existir una actividad real que sustente el negocio. De este modo, si los nuevos socios y sus aportaciones igualan o superan los pagos que hay que realizar a los socios ya existentes, el sistema funciona. Cuando la población de posibles participantes cae, los beneficios de los participantes originales disminuyen y muchos participantes terminan sin beneficio alguno tras haber financiado las ganancias de los primeros. Es entonces cuando el sistema colapsa y pasa a ocupar las primeras planas de los periódicos.

Uno de los primeros casos de estafa piramidal tuvo lugar en los años 70 del siglo XIX. Su creadora fue Baldomera Larra, hija del escritor y periodista Mariano José de Larra. El engaño comenzó a gestarse cuando su marido se fue a América tras el regreso de Alfonso XII a España y ante su precaria situación comenzó a acudir a prestamistas. Los intereses que tenía que pagar eran tan altos que a cambio prometía el doble de lo que le habían prestado. Sin embargo, el dinero que devolvía procedía de otro cliente al que le había hecho la misma oferta. Su fama de cumplidora se extendió tanto que llegó incluso a crear la Caja de imposiciones, así como una fundación de ayuda a los pobres, que duró hasta que la trama se destapó en 1876.

Carlo Ponzi, de origen italiano pero emigrado a Estados Unidos, hacia 1920 vio un suculento negocio en los cupones de respuesta internacional que la gente enviaba desde Europa a sus familiares. Cuando detectó que el tipo de cambio de estos cupones tenían un valor superior en América del Norte, Ponzi creó su propia compañía: Security Exchange Company, en la que se prometían altos beneficios a los inversores. Todo se vino abajo cuando el diario The Boston Globe descubrió que Ponzi pagaba parte de esos intereses con el dinero de otros inversores hasta crear una inmensa pirámide fraudulenta. Es lo que se conoce como el “esquema de Ponzi”.

Un caso más actual ha sido el de Bernard Madoff. El gestor de carteras estafó alrededor de 50.000 millones de dólares al frente de su compañía, Bernard L. Madoff Investment Securities, apoyándose en el esquema piramidal de Ponzi. En 2009, el que fuera presidente del Nasdaq entre 1991 y 1993, fue condenado a 150 años de cárcel por diversos delitos de estafa.

En España, los casos Afinsa, Forum Filatélico o Sofico fueron famosos en su momento y sus consecuencias aún se dirimen en los juzgados.

Pero ¿cómo es posible que un sistema de pensiones pueda ser considerado como un sistema piramidal?

Sencillamente porque, como en cualquier negocio de este tipo, el dinero que aportan los nuevos entrantes se utiliza para pagar a los que salen. La diferencia está en que, en vez de llamarle estructura piramidal, hablamos de “pacto intergeneracional”. Término más bonito, pero con el mismo significado: pagan los socios nuevos a los antiguos. Hasta que ya no basten los nuevos o haya demasiados antiguos.

Pero el sistema se está rompiendo. Las causas son principalmente tres: el aumento demográfico, aumentos del coste medio mensual de las pensiones, y los niveles de desempleo, pero todas relacionadas con el hecho de que no sea un sistema de capitalización. La estructura poblacional está dejando de ser una pirámide para parecerse más a un ánfora, y con intenciones de convertirse en una copa. A día de hoy la masa de población comprendida entre 0 y 30 años es menor a la población comprendida en la franja entre los 30 años hasta los 60 años… por lo que, de forma natural, el sistema de pensiones se viene abajo porque el propio esquema poblacional en forma de pirámide que lo sustenta está cambiando.

Es primordial que la renovación del Pacto de Toledo sea inminente, y que sea un verdero pacto con la aportación de opiniones de todos los partidos.

Les deseo suerte, y acierto.

4 comentarios:

  1. Esto es interesantísimo y para pensarlo despacio ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero no hay mas solución que cambiar la financiación. Tranquila que lo han de hacer.

      Eliminar
  2. Esperemos que nuestro sistema de pensiones no solamente sea un aporte de los nuevos individuos y que el Estado vaya manteniendo la hucha con otros ingresos.

    ResponderEliminar
  3. Es que nio hay mas solución, jubi, hay que completar con los presupuestos mientras no se recupere el empleo.

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.