¡Hola Verano!

¡Hola Verano!

miércoles, 3 de octubre de 2012

LA SIESTA

manuelpeinalo.com




Muchos consejos y recomendaciones se han dado sobre la siesta, esa costumbre o necesidad que muchos siguen como un catecismo y que otros no pueden disfrutan, bien por falta de rutina o por tener que ir al trabajo. La advertencia más extendida es que no debe de durar mas de 30 minutos y que no debe hacerse en la cama. Es la que más beneficia a la salud. 

El problema de la siesta de “pijama”, es que llegues al sueño profundo, al reparador, lo que puede provocar que no duermas por la noche. 

Muchos mayores, con vida muy sedentaria se lamentan de estar desvelados casi toda la noche. Quizá no se dan cuenta que la siesta que echan en el sillón, antes y después de la comida, la que dormitan después de la cena delante de la tele, y algún otro rato durante el día, satisface su poco consumo de energía, no precisando el sueño nocturno reparador. 

Decían que Felipe II se apoltronaba en su trono después de comer, pues es verdad que el organismo humano experimenta una sensación de cansancio en dicho momento, pero portando en su mano las llaves de sus aposentos. En el momento que se llega al sueño profundo, inconscientemente la mano suelta las llaves por el peso despertándole al caer al suelo, con lo que daba por terminada la siesta. 

Echarse la siesta siempre ha sido considerada como una costumbre española, tanto para los niños como para los adultos, aunque parece que otros países están descubriendo los beneficios que tiene dormir media hora después de comer y ya han aparecido varios estudios científicos alrededor del mundo que lo corroboran. 

Es una tradición que se remonta a la antigua Roma. Empezando por el nombre, ya que siesta significa ‘hora sexta’ en latín, que se corresponde con las doce del mediodía. Precisamente en referencia al momento de la jornada en que el calor aprieta más. 

También los egipcios tenían la costumbre de echarla, y eran tan sociables que incluso invitaban a los amigos a compartirla, sin que la cosa fuera a más.

1 comentario:

  1. Tumbarse un ratito en el sofá después de comer es una delicia.
    Un saludo

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.