Feliz otoño

Feliz otoño

viernes, 8 de marzo de 2013

CERÁMICA DE MANISES





En 2007 el Museo de Cerámica de Manises adquirió, con el esfuerzo económico del Ayuntamiento, cinco piezas de importancia notable. Después de realizar su restauración y estudio, se exponen juntas por primera vez en la sala del vestíbulo-cocina antes de que pasen al lugar que les corresponde en la exposición permanente. 

Se trata de cinco platos que han estado seleccionados entre la oferta del comercio de antigüedades y las salas de subastas por su valor cultural, porque no estaban representados en la colección del MCM y porque constituyen seis ejemplos muy ilustrativos, y al mismo tiempo diferentes, que nos permitirán dar a conocer mejor la evolución que experimentó la cerámica de Manises desde el siglo XVI hasta el siglo XVIII.



Plato, Manises, 1575-1610. Formalmente inspirado en la orfebrería, presenta pronunciado relieve al centro en forma de rodavientoy hojas dentadas en el ala, también en relieve; está decorado en azul y dorado, con elegante guirnalda que ocupa la concavidad, pertenece al grupo “de fondo punteado” característico de una serie que al parecer se produjo tanto en Barcelona como en Manises. En esta ciudad se han encontrado fragmentos de este tipo en las excavaciones arqueológicas de la calle Maestro Guillem, 18, y de la calle San Vicente, 1820





Plato, Manises, 1650-1700. Pertenece a la serie decorativa de “puntos unidos con espirales” muy visible en la orla, está pintado principalmente en dorado, pero con la presencia destacada del color azul en la simétrica decoración vegetal del fondo.











Plato, Manises, 1650-1700. Presenta una decoración dorada que pertenece a la serie manisera de las “hojas desflecadas”, que en este caso se complementa con el ramo de tres flores azules del centro.







Plato con mamelón, Manises, 1650-1725. Presenta como motivo decorativo principal un “pardalot” (pájaro). Pertenece a la serie denominada de “hojas ralladas”, un tipo de grafismo ornamental inspirado en la serie homónima talaverana (1580-1650), pero que en Manises tiene una original evolución de cariz más popular. La producción de esta serie se prolongó bastante, llegando hasta el primer cuarto del siglo XVIII; el alfabequer con la heráldica del archiduque Juan José de Austria (1642-1679), del Victoria & Albert Museum, y un plato del Museu de Arte Antiga de Lisboa, con la fecha de “1720”, así parece confirmarlo.


Plato, Manises, 1650-1725. Decorado con la técnica del reflejo metálico dorado presenta, dentro de un recinto que parece un pañuelo desplegado, dos “pájaros” (pájaros) contrapuestos. Como el plato nº 4, pertenece a la serie decorativa denominada de “hojas rayadas”, que comienza emplearse en Manises en la cuarta década del siglo XVII y perdura más allá de 1720.

Fte. doc. MCM - Josep Pérez Camps


4 comentarios:

  1. Son muy bellos.
    A finales de los cincuenta a una niña se le coló su sempiterna pelotita por algún lugar de la fábrica cuando sus padres fueron a comprar un plato digno del salón de su casa. Aún vive, el plato... ya en Asturias y la niña. Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aun la echas de menos. Hay recuerdos que no se olvidan.

      Eliminar
  2. Marcos, ¡qué delicia de artículo y qué fotografías! He estado de viaje y no he podido seguirte como es mi deseo pero me pondré al día.
    Ya te dije, tiempo ha, que teníais una ciudad y un entorno regional de tanta belleza que era imposible resistirse a ella. Los tiempos caminan revueltos y es necesario que jamás se rompa el cordón entre quienes debemos saber y quienes nos puden guiar. Excelente.

    Un abrazo, amigo Marcos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que cumplido eres Antonio, todo un caballero de los de antes. Gracias.

      Eliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.