¡Hola Verano!

¡Hola Verano!

jueves, 5 de diciembre de 2013

ANDAR ES SALUD

foto: Diario del Viajero

Aunque yo no os trasmito demasiado ejemplo por mi mismo, siempre os estoy recomendando el ejercicio como una necesidad para que los sesentones hagamos el más sano ejercicio del mundo. ANDAR.

Algunos amigos bloggeros se lo toman muy en serio, haciendo grandes caminatas, y maratones sensacionales, yo no os pido tanto. Aunque sea andando de paseo, cada cual lo que aguante, todo es beneficioso.

Para andarines vocacionales y de excepción, he leído una noticia que ya es antigua, pero que me ha llamado poderosamente la atención. La comparto con vosotros, por si alguno se anima a repetirla. Si fuera así, no dejéis de mandarme postales.

Sergio Parra, editor de Diario del viajero, nos dá la bienvenida a la historia de la abuela ‘Forrest Gump’, Rosie Swale-Pope, una sexagenaria que un día salió de su casita en Gales, empezó a correr, y 1.789 días después volvió a llegar hasta su puerta. Había dado la vuelta completa al mundo. Nada menos que 32.000 kilómetros. Necesitó 53 pares de zapatillas de deporte, porque literalmente se destruían 

Pisó Europa, Asia, Norteamérica, Groenlandia e Islandia. Siempre iba empujando un carrito con ruedas, donde llevaba sus pertenencias. Durante su viaje, le propusieron matrimonio en 29 ocasiones. Sufrió dos fracturas por fatiga. Tuvo que ser rescatada por la policía de Alaska tras sufrir la congelación de un dedo del pie.

Esta británica de 61 años llevó a cabo su hazaña en 2008, y pretende que su gesta quede registrada en el Libro Guinness de los Récords como la primera mujer en dar la vuelta al mundo a pie. Su primera aventura, sin embargo, fue en la década de 1970, cuando dio también la vuelta al mundo en yate. Viajera que es la dama.




 

11 comentarios:

  1. Yo he dado la vuelta al mundo en varias ocasiones, la próxima vez que lo haga ya te mandaré una foto propia. De momento y para que vayas abriendo boca, te enseño El Mundo, que es la esfera que se ve en el centro de la imagen y se encuentra en la Plaza del Pilar.
    Buen fin de semana que aunque no ande tanto, si que trabajaré, para empezar a ponerme en forma.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marcos gracias a este post, he entrado en páginas de esta mujer, alucinante, no hay palabras, lo que ha vivido a estas alturas, las anécdotas, si eso es vivir, como podriamos llamar a lo que hacemos nosotros? y cuando pienso que he estado recluido voluntariamente mas de 40 años..
      Muy bueno este post que nos anima a andar aunque solo sean 10Km.
      Salut company

      Eliminar
    2. Despierta un poco el espíritu de aventura. Es una mujer increible desde luego.

      Eliminar
    3. Yo también di la vuelta al mundo incluso me fotografié empujándolo. Lamentablemente perdí todas aquellas fotos, en el último aterrizaje de disco.

      Eliminar
  2. Una buena recomendación que guardo con cariño en una cajita de cristal para más adelante, y es que andar solo ando entre calles viendo escaparates, o monumentos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viendo escaparates también se anda, y se aprende mucho. Lo interesante es moverse. Esta señora es un caso excepcional.

      Eliminar
  3. Marcos gracias a este post, he entrado en páginas de esta mujer, alucinante, no hay palabras, lo que ha vivido a estas alturas, las anécdotas, si eso es vivir, como podriamos llamar a lo que hacemos nosotros? y cuando pienso que he estado recluido voluntariamente mas de 40 años..
    Muy bueno este post que nos anima a andar aunque solo sean 10Km.
    Salut company

    ResponderEliminar
  4. Eso eso! A andar! En la Universitat de València, se animaba a usar las escaleras en vez de los ascensores con el lema "Energía viva vs. energía muerta". La verdad es que visto así apetece menos usar el ascensor. Y esta idea se podría extrapolar a la forma que tenemos de movernos en trayectos cortos. Aunque se tarde más, se gana en salud y se disfruta más el viaje. Si se comparte el paseo, se gana tiempo para conversar. Yo cuando voy a Valencia acabo caminando tanto que le llamo "Senderismo urbano" jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vivo en un quinto piso, y durante un tiempo me propuse subir andando, pero solo llegaba al tercero.

      Eliminar
  5. Una fuera de serie sin duda, otros terrícolas nos conformamos con menos, varios caminos de Santiago, solo y en otoño y todos los días, siempre que me lo puedo permitir una hora larga caminando por mi parque preferido, las gestas para las personas superdotadas o con una fuerza interior fuera de lo normal.

    ResponderEliminar
  6. Y te parece poco lo del Camino de Santiago. Siempre he acariciado esa idea.

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.