¡Hola Verano!

¡Hola Verano!

miércoles, 12 de febrero de 2014

TEODORO LLORENTE OLIVARES

Teodor Llorente, (Valencia, 7 de enero de 1836 - 2 de julio de 1911). Fue cofundador del diario Las Provincias en 1866, y sería su director durante 40 años. Estuvo ligado al Partido Conservador, siendo elegido diputado.

Escritor valenciano en lenguas valenciana y castellana. Fue el gran promotor del Renacimiento valenciano y uno de los fundadores de la sociedad literaria Lo Rat Penat. Autor de Valencia, sus monumentos y sus artes. Su naturaleza e historia (1887-1888), lo más importante de su obra se halla en sus dos colecciones de poesías en valenciano: Librito de versos (1884) y Nuevo librito de versos (1902).

En 1903, cuando Teodoro Llorente publicó su obra Valencia, sus Monumentos y Artes, su Naturaleza é Historia se organizó un acto al que se adhirieron personalidades tan relevantes como Joaquín Sorolla, Vicente Blasco Ibáñez, Mariano Benlliure, Menéndez y Pelayo, Emilia Pardo Bazán, José Echegaray, además de políticos como Dato, Moret y Silvela. Este acto fue el preludio de lo que sería su coronación como poeta en 1909. El hecho de que viviera hasta los 75 años contribuyó a que se le realizaran tantos reconocimientos en vida que culminaron con su coronación como poeta en la Exposición Regional de 1909.







En el cruce de la "Gran Vía del Marqués del Turia- con las calles de Pizarro y Taquigrafo Martí se eleva desde 4 de agosto de 1913 este abigarrado monumento conmemorativo del que fue inspirado poeta.

Se adjudicó al proyecto del arquitecto Dicenta y al escultor valenciano Gabriel Borrás. El conjunto, dispuesto en círculo, o sea apto para ser contemplado desde cuatro lados y aún desde todos los posibles puntos de vista, es una asociación de motivos llorentinos, -dulzainero, tamborilero, Fausto y Margarita ( como traductor de poetas extranjeros) la niña con la tinajita de miel, último regalo hecho al poeta y de un desnudo alegórico de la Poesía- culminada por la escena de la coronación de Llorente por Valencia, evocando la efectiva imposición de la corona de plata, con forma de ramas de laurel, de que había sido objeto el poeta anteriormente, durante la Exposición Regional. 

La figura de don Teodoro, realista y aún retratista, es lo único de bronce en el complejo conjunto, cuya densidad de motivos aún se aumenta por el ramaje de los magnolios y otros árboles que apenas dejan ver el monumento. 



Una vez mas apreciamos el barbarismo en la mutilación del tamborilero al que han decapitado y roto los brazos. Quizá es igual de mala la desidia del Ayuntamiento en reponer los destrozos.

6 comentarios:

  1. Lo del vandalismo en las estatuas, ocurre en todas las ciudades, y es una pena, al que cogieran le debían de hacer pagar todo lo que hubiera roto, así como los destrozos que hubieran hecho los demás si no los habían cogido y si no tiene dinero, trabajando para la sociedad hasta el pago de la deuda.
    Como siempre, ya sabes que me gusta acercarme a ver los monumentos para hacerme la idea del sitio donde se encuentran, los árboles que lo rodean son realmente magníficos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese barbarismo es mas bien fruto de este tiempo en que se ha perdido el respeto, al mobiliario urbano, a nuestros ancestros, a los docentes, al arte, al ... Tu encuadre perfecto, como siempre.

      Eliminar
  2. Marcos, estoy viendo que sabes disfrutar de la vida de jubilado. Esta estupenda entrada acerca de Teodor Llorente me ha interesado, y mucho. ¡Qué bonito sería caminar por ese parque, con sus magníficas estatuas y árboles! He aprendido aquí en este blog, gracias!
    Me encanta España. Mi hijo estudió Filología en Salamanca. He viajado mucho por tu país, pero ya pasaron demasiados años. Los tiempos están difíciles. Mejor escribir y poetizar desde nuestras casas, o no?
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Viajando se aprende y disfruta mucho, pero en casa como en ningún sitio. Mis mas cariñosos saludos para ti y para ese maravillosos país hermano que es Argentina.

    ResponderEliminar
  4. Es de ser bien nacido ser agradecido. Y esto es lo que sucede cuando se dignifica la labor y trabajo de dignos hijos de la tierra. Un monumento y reportaje espléndidos.

    Un abrazo, Marcos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus visitas, una vez mas.

      Eliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.