Feliz otoño

Feliz otoño

martes, 11 de febrero de 2014

DESATAR




El programa "Desatar al anciano y al enfermo de Alzheimer" lleva diez años denunciando que España es uno de los países del mundo con mayor uso de sujeciones para personas mayores y enfermos de Alzheimer, y luchando para que deje de ser así.

Según los datos de ese programa, España ocupa el primer puesto destacado de un ránking de ocho países estudiados, seguida de Francia, Italia, Estados Unidos, Suecia, Islandia, Japón y Dinamarca.

La iniciativa fue creada por la Confederación Española de Organizaciones de Mayores (CEOMA), que ha conseguido que hasta la fecha 32 residencias de distinto tipo hayan sido acreditadas como"Centros Libres de Sujeciones", aquellos que no limitan la "libertad de movimientos, la actividad física o el normal acceso a cualquier parte de su cuerpo" de sus residentes.

Las personas sometidas a algún tipo de sujeción se enfrentan a una pérdida de autonomía, dignidad y autoestima.

El principal argumento a favor de las sujeciones, ya sean físicas o químicas (a través de fármacos psicotrópicos), es que sirven para evitar las caídas, aunque no todos los especialistas están de acuerdo. Tener caídas forma parte de la vida cotidiana, en lo que hay que trabajar es en rebajar al máximo las caídas con consecuencias graves.

El director técnico del proyecto "Desatar", Antonio Burgueño, ha destacado también la importancia de las familias y los profesionales asistenciales para la liberación de las personas mayores y enfermas, pues han de asumir un cierto "riesgo", porque al final "funciona mejor la prevención que la reacción".

5 comentarios:

  1. Creo que abría que precisar algo más, ya que tengo muy reciente algo que he ido viviendo en la residencia donde se encontraba mi madre, por supuesto a ella no la ataron nunca, no padecía alzheimer.
    Sin embargo tuvimos en mi casa, los tres últimos meses de su vida al padre de mi mujer encamado y tuvimos que atarlo, ya que trataba de arrancarse la sonda uretral que llevaba puesta, cuando se tranquilizaba y estando nosotros delante lo soltábamos, ya que en cierta ocasión tuvimos que llamar a urgencias por la cantidad de sangre que al tratar de sacarla le salió con la orina.

    ResponderEliminar
  2. Por supuesto el programa "desatar" se refiere al exceso en la inmovilización de ancianos y enfermos sin necesidad. Siempre habrá casos en que se recurra a ello por su propia seguridad, y en tiempo limitado.

    ResponderEliminar
  3. Es muy importante este programa. Tanto como la entrada de atención domiciliaria. Creo que es un avance no influir negativamente en mayores recaídas que puede tener el enfermo cuando se le trata como a una cosa e incluso cuando se altera indebidamente por métodos médicos ya obsoletos. Un artículo con una gran denuncia y remedio.

    Un abrazo, Marcos.

    ResponderEliminar
  4. El problema es que haya residencias que lo apliquen por comodidad, al rebajar el personal.

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.