¡Hola Verano!

¡Hola Verano!

sábado, 12 de julio de 2014

DOS OJOS PARA TODA LA VIDA



Como decía mi madre: “Dos ojos para toda la vida”, pero en esto como en tantas cosas, no solemos prestar la atención que se merece.

Recientemente he pasado una revisión ocular en la Seguridad Social, y de entrada me ha sorprendido el avance en tomar la tensión del ojo, directamente en una máquina, sin resultar lo molesta que era antes. Todas las personas, y en especial los que precisamos gafas, aunque solo sea de presbicia, precisamos una revisión anual en evitación de mayores males. Por la edad, es muy común que aumente la sequedad del ojo, y el uso adecuado de un colirio inocuo nos puede hacer la vida mas agradable.

De lo que quiero comentaros es de las lentillas, y esto atañe a todas las edades. Me hago eco simplemente de unos consejos publicados por Europa Press, que me han parecido interesantes para compartir:

1. No dormir con las lentillas. "A pesar de que los fabricantes dicen sobre las lentillas que son seguras para dormir, casi todos los estudios sobre infecciones asociadas a las lentes de contacto han mostrado un fuerte vínculo entre el riesgo de infección y dormir con las lentillas". El oftalmólogo explica que la noche es un periodo de menor flujo de oxígeno al ojo. "Existen lentillas más modernas que están aprobadas para su uso continuo a lo largo de 30 días pero aún así es recomendable quitarse las lentillas a diario".

2. Realizar un examen anual de los ojos. "Si tus lentes de contacto están demasiado holgadas o demasiado sujetas puedes tener problemas". La adaptación de las lentes puede cambiar a lo largo de la vida y una revisión anual puede determinar si se necesitan realizar ajustes.

3. Establecer una relación con un optometrista y conservarla. Cuando se va de óptica en óptica en base a las ofertas económicas se pierde la necesaria continuidad en el cuidado para seguir la salud ocular con el paso del tiempo. Si se producen problemas, es mejor visitar a un optometrista o a un oftalmólogo en vez de unas urgencias. 

4. No utilizar las lentillas pasado el tiempo recomendado. "Algunas personas dicen que las llevan hasta que sienten que necesitan cambiarlas. Pero eso es un signo de que algo malo ha empezado a ocurrir". Algo así podría deberse a un abrasión en la córnea o a una acumulación de bacterias en la parte interior de las lentillas. "Es como poner una tirita sucia sobre tu ojo. Si tus lentes están diseñadas para ser reemplazadas cada dos semanas, debes reemplazarlas al menos con esa frecuencia", apunta el facultativo.

5. Limpiar las lentillas y su contenedor de forma adecuada. Nunca se debe limpiar las lentillas con agua del grifo o con la boca. El agua del grifo no es estéril y podría contener organismos que causan varias infecciones graves. Las lentes de contacto deberían limpiarse con una solución comercial específica y siguiendo las instrucciones proporcionadas por el fabricante. Limpiar y secar su caja cada día y rellenarla con nueva solución en vez de rellenar la solución del día anterior.

6. No ignorar los signos de advertencia de infección. "Si ignoras el dolor, el enrojecimiento, la visión borrosa o la sensibilidad a la luz, tus ojos podrían tener un problema que requiriera atención médica". Como regla general, si alguno de estos síntomas persiste durante más de 24 horas, se recomienda ver lo antes posible a un optometrista o a un oftalmólogo. Si los síntomas son graves, con independencia de la duración, la persona debería ser vista inmediatamente.

8 comentarios:

  1. Mi esposa usaba lentes de contacto con todas las dificultades que ello acarreaba, como por ejemplo, "no te muevan que se me cayó uno", hasta que se operó vía rayos láser en cuestión de minutos y santo remedio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo es la mejor solución. En su día me parecía poco experimentado, y ahora no se si vale ya la pena. Sin gafas hago la clásica mirada de "pescado".

      Eliminar
  2. Que buena informacion!! Muchas gracias por compartirlo! Una vez tuve la oportunidad de usarlos pero no me fue bien... Asi es que decidi seguir siendo una cuatro ojos. jeje..
    Buenas noches!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tambien fracasé, y con las progresivas fenomenal. Las primeras que me hice, me dijo la oftamologa que mirase al frente, y no sé porqué me puse firmes como un marine americano, casi mirando al cielo. Resultado, para ver correctamente tenía que ir por la calle con la mirada totalmente levantada... incomodisimo.

      Eliminar
  3. Muy buena información, la vista de las pocas cosas que cuido, bueno que por lo menos voy de vez en cuando al oftalmólogo. Abrazos

    ResponderEliminar
  4. Muy buenos consejos.
    Yo uso gafas progresivas, nunca he usado lentillas.
    Saludos desde nuestra tierra, Montserrat

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo intenté una vez, pero me resultaba molesto y dedicarle demasiado tiempo.

      Eliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.