¡Hola Verano!

¡Hola Verano!

lunes, 11 de agosto de 2014

LOS ANGELES GOTICOS DE LA CATEDRAL



La Catedral de Valencia comenzó a construirse en el año 1262 en estilo gótico. El 21 de mayo de 1462, una bengala despedida por la “palometa” que representaba el Espíritu Santo descendiendo desde lo alto del cimborrio prendió en los paños que enmarcaba el precioso retablo de madera y plata, perdiéndose toda la decoración del ábside y las pinturas al fresco de su bóveda. Diversos intentos de restauración fracasaron.

Cuando vino a esta ciudad su Obispo, el valenciano Don Rodrigo de Borja, futuro Papa Alejandro VI, deseando que su catedral brillase con el esplendor del nuevo arte que estaba renaciendo en Italia, trajo consigo a los pintores Francisco Pagano, natural de Nápoles, y a Pablo de San Leocadio, natural de Reggio en Lombardía, y apenas llegados firmaron el contrato con el Cardenal y el Cabildo el 26 de julio de 1472.

En el contrato, conservado en el archivo de la catedral, entre otras cosas los artistas se comprometen a pintar al fresco en cada uno de los entrepaños de los canecillos de la bóveda gótica del presbiterio

“... dos ángeles, ó sea un ángel en cada entrepaño, vestidos según parezca á dicho honorable Cabildo, con sus alas sembradas de oro fino y de bellos colores; que las crucerías sean pintadas de follajes con frutos, de oro fino de ducado, según pareciere al dicho honorable Cabildo; que las ventanas sean pintadas de oro fino de ducado y de azur...”

La Catedral de Valencia ha inaugurado la exposición con motivo del décimo aniversario del descubrimiento de los frescos renacentistas de los ángeles músicos. La muestra está situada en el crucero de la Catedral, en la parte recayente a la puerta de los Apóstoles, permanecerá tres meses expuesta y cuenta con fotografías a tamaño natural de los ángeles músicos, según han indicado hoy a la agencia AVAN fuentes de CulturArts IVC+R que restauró las pinturas. 

Asimismo, la exposición incluye las réplicas de los instrumentos medievales que llevan en sus manos los ángeles, y una maqueta de la Catedral de Valencia. Además, se expondrá el libro de fábrica del siglo XV, conservado en el archivo de la Seo y donde consta el contrato de encargo de las pinturas.

Los frescos fueron hallados el 22 de junio de 2004 durante las obras de restauración del altar mayor de la Seo, después de permanecer más de 300 años ocultos tras la bóveda barroca. Desde su hallazgo y tras ser retirada la bóveda barroca que los ocultaba, los frescos han sido vistos en la Catedral por más de dos millones de personas, según han indicado a la agencia AVAN fuentes de la Catedral.








7 comentarios:

  1. Como amante de la pintura me parecen preciosos los frescos, para mí son una maravilla, pero me gustaría saber quién fue el iluminado que los mandó ocultar?.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Modas, intereses, quien sabe. Yo la he conocido con varios estilos interiores, que desde hace años, van quitando poco a poco, para dejar el proyecto original, con gran acierto. Lo último ha sido abrir las ventanas cegadas de la capilla donde se venera el Santo Caliz, a la que estan insertando vidrieras emplomadas copiadas de las existente. Una obra preciosa y afortunada.

      Eliminar
  2. He estado dos veces en Valencia y no conozco la catedral por dentro. Cosa rara en mí.
    Los ángeles me parecen muy bellos, espero nos des a conocer más cosas.
    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te recomendaría no dejaras de ver la Capilla del Santo Caliz, y el "tesoro de la catedral".

      Eliminar
  3. ¡ Hola, Marco, ante todo feliz verano !
    Me ha parecido apasionante lo que nos relatas de los bellos ángeles de nuestra Catedral, de los cuales reconozco mi ignorancia, no sabía nada. Como va ha durar la exposición tres meses, te aseguro que pasaré a visitarla. Saluditos de Carmen.

    ResponderEliminar
  4. Magnífico estudio histórico y excelente reportaje fotográfico, Marcos. La historia d estos grandes templos siempre es apasionante porque están llenas de anecdotario importante y muy particular. En cuanto al reportaje, teniendo en cuenta la altura a la que se encuentran y el pulso, sin flash, que hay que tener, son unas fotografías excelentes y plenas de detalles que son de agradecer para quienes no hemos fotografiado estos ángeles. Mi más sincera enhorabuena, Marcos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las Catedrales son un pozo insondable de sorpresas atraves de los siglos. Abrazos.

      Eliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.