¡Hola Otoño!

¡Hola Otoño!

viernes, 22 de agosto de 2014

NO ABRAS LA PUERTA



No pretendo asustar a nadie, pero sí advertiros que hay que estar prevenidos y desconfiar de quien llama a tu puerta, si no estás acompañado/a de algún hijo o familiar más joven.

Tu casa es tu territorio y es inviolable. Solo tienes obligación de abrirla ante la presencia de una autoridad debidamente documentada. Y por supuesto nunca ante amenazas que van a cortar la luz, el agua, o el gas, porque este no es el proceder de los operarios que sí realizan gestiones de estos organismos. Si te amenazan no te lo pienses, continua con la puerta cerrada y llama al 091 o 112 contándoselo.

Hace dos semanas, dos delincuentes, uno de ellos vestido con un uniforme de policía, han asaltado la vivienda de un anciano octogenario en la carretera de la Fuente de San Luis en Valencia tras agredirlo, arrojarlo al suelo y atarlo con una sábana. Los hechos sucedieron alrededor de las siete de la tarde del pasado viernes cuando el hombre se encontraba solo en casa.

Los ladrones habían vigilado a su víctima y esperaron a que la esposa del anciano y la asistenta del hogar abandonaran la vivienda. Luego, un individuo vestido con un uniforme de la Policía Local llamó a la puerta y explicó que tenía que revisar la planta baja contigua con la excusa de que buscaba una moto robada.

Luis P. entregó la llave del local al falso agente para que comprobara que no había ningún vehículo, y el ladrón le pidió entonces un vaso de agua, al mismo tiempo que comenzó a sonar el teléfono del domicilio. Un hombre corpulento le agarró del brazo y lo arrojó al suelo. Después, sacaron una sábana y lo ataron mientras el anciano les pedía que no lo hicieran, porque se ahogaba y no podía respirar. Los ladrones revolvieron los cajones en busca de joyas y dinero y se marcharon sin prisas.

Pasados unos minutos, la víctima logró quitarse la sábana y salió a la calle para pedir auxilio. Luis P. tenía dos dedos fracturados y varios moratones en la cara y los brazos, por lo que precisó asistencia médica. El ojo derecho apenas puede abrirlo todavía. El anciano echa de menos un reloj de su mujer que se llevaron los ladrones.

La Policía Nacional se ha hecho cargo de las investigaciones para identificar y detener a los dos delincuentes. En los últimos días, el falso policía y su compinche han robado en otras viviendas de ancianos en la ciudad de Valencia.

12 comentarios:

  1. Desde luego es que no te puedes fiar de nada ni de nadie.
    Gracias por el aviso.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo pretendo una llamada de aviso para reforzar nuestra precaución.

      Eliminar
  2. Así es. Llevo tiempo que respondo con toda la cara: - Es que mi mamá no me da permiso -

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una solución. Aunque he conocido un caso que llevaban agua y la tiraron bajo la puerta, y al abrir sorprendida, ya entraron al piso. Voy a llevar a mi mascota a que aprenda a ladrar en Doberman.

      Eliminar
  3. Es un problema mundial que no reconoce distancias. Aquí en Chile los delincuentes no se quedan tampoco en "detalles" como respetar a los ancianos y sus debilidades. Cobardemente y por lo general en forma impune los estafan asaltan, agreden y roban.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego se ha progresado mucho durante el último siglo, pero se han perdido grandes valores.

      Eliminar
  4. ¡Qué horror, Marcos! En nuestra ciudad se han dado casos semejantes y da igual la edad de las víctimas... Todos debemos tener cuidado a la hora de abrir a desconocidos. Nuestros hijos ya lo saben, pero siempre es bueno tenerlo en mente... ¡Cómo está el mundo!

    Besos

    J&Y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te paras a pensarlo, la verdad asusta un poco, pero hemos de ser mucho mas precavidos. Aquí también hay mucho asalto al entrar a los domicilios y en los ascensores. Si no conoces, mejor no entrar.

      Eliminar
  5. Glad to have found your site. Keep up the good work! DB Product Review

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thank you for your visit. You're welcome

      Eliminar
  6. Estamos entrando en una cultura del miedo, miedo a todo, a abrir la puerta, a caminar por una calle solitaria, a responder el teléfono. Hasta de ayudar, quieres ayudar a alguien y el "ayudado" te asalta. ¿Tendremos que vivir encerrados y no abrir ni salir aunque el mundo se venga abajo?

    ResponderEliminar
  7. Es una mala herencia para nuestros hijos, desde luego.

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.