¡Hola Verano!

¡Hola Verano!

domingo, 26 de octubre de 2014

JUBILACION: DESARROLLO PERSONAL Y SOCIAL



Mi consejo es que te olvides de mirar esquelas en los periódicos y de hacer cábalas sobre estadísticas.

Da gracias cada día que despiertes y pon todo tu esfuerzo en ser feliz.

La esperanza de vida media tras cumplir los 65 años es en España de más de veinticinco años para las mujeres y más de diecisieta para los hombres, pero los españoles no estamos preparados para aprovechar al máximo este periodo vital. Así se desprende del último Barómetro del Mayor que realiza el instituto de opinión Simple Lógica para Unión Democrática de Pensionistas (UDP). Según el estudio, tres de cada diez entrevistados (30%), no estaba preparado para afrontar esa nueva etapa de la vida.

Ante la pregunta de si consideran útil y necesario preparar a las personas para la jubilación, siete de cada diez mayores (71%) mostraron su conformidad con la necesidad de prepararse para la jubilación frente al 17% que no lo cree oportuno. Para el presidente Nacional de UDP, Luis Martín Pindado, “si realmente queremos transformar la sociedad en que vivimos, debemos cambiar de mentalidad. Empezando por un concepto de jubilación más comprometido, pero también entendido como un periodo de posibilidades de desarrollo personal y social”.

Casi dos tercios de los mayores entrevistados (65%) consideran que no cambió nada en su vida tras la jubilación. Entre aquellos que sí percibieron cambios los porcentajes más altos son los de aquellos que consideran que la jubilación afectó a su salud (28%), a su situación económica (24%) y a las actividades que pueden realizar (22%).

Siendo las mujeres las que menos los estaban (35%) frente a los hombres (24%). Por edad, es el grupo de 85 y más años el que cuenta con el mayor porcentaje de personas que no se sintieron preparadas para afrontar la jubilación (34%), disminuyendo el porcentaje conforme rejuvenece la población (28% entre los de 65-74 años).

Para el presidente de UDP, "cada uno de nosotros debe pensar cómo quiere envejecer, cuándo quiere o puede dejar de trabajar y cómo va vivir su tiempo de jubilación, en qué manera va a garantizar sus niveles de vida y cómo va a continuar aportando a la sociedad una vez se haya jubilado. En pocos años, los mayores de 65 años tendremos un peso específico determinante en la sociedad española, y será necesario transformar la realidad, porque los modelos de hoy, no nos valdrán entonces".

8 comentarios:

  1. Muy interesante la encuesta, aunque al final sea sólo estadística. Cada uno vive la jubilación a su manera y no nos sirve el espejo ajeno. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Talmente así Ligia. Lo importante tener ilusiones para llenar ese regalazo de tiempo libre, y aprovecharlo en cosas prácticas, sin olvidar que el cuerpo y la mente los podemos mejorar si nos ocupamos de ello. Porque hay que intentar que la salud sea la mejor que nos pueda tocar. Bs

      Eliminar
  2. ¡Hola marcos!
    Además de prepararse para la jubilación luego hay que mantenerse en ella "jubilosamente". Hoy tenemos muchos medios a nuestra disposición que nos ayudan a conseguirlo. Hay que viajar, relacionarse y yo diria también que mantener la mente activa asistiendo a alguna clase o taller sobre materias que nos atraigan para poner en juego la atención, aprendizaje, creatividad, etc. además de favorecer las relaciones sociales.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabes que coincido ampliamente con tu forma de pensar. La vieja imagen del jubilado en el banco o mirando construir una obra es cosa del pasado; la mujer peor aunque no sé lo que hacia, supongo que lo mismo que antes, pues mas bien no se jubilaba nunca.
      Quizá lo tengan peor en zonas rurales donde las posibilidades son muy distintas a la de las grandes ciudades. Otro abrazo para ti.

      Eliminar
  3. No entiendo esos números. ¿Cómo puede alguien decir que su vida no cambió con la jubilación?, es como decir que nada cambió cuando entró a trabajar por primera vez. Cambia todo, nada es igual. Creo que hay dos cosas que cambian violentamente, una es la cuestión económica, eso es indudable, pero aunque puede ser traumática esa disminución de los ingresos, la verdad es que el otro cambio produce un aumento. Este es el tiempo disponible. He observado que la mayoría de las personas logra adaptarse a la vida con restricciones económicas, pero dificilmente sabe que hacer con el tiempo que, de un día para otro, tiene disponible.
    Creo que ahí está la clave, saber ocupar el tiempo, ¿solo el 22% se dio cuenta de que ahora tiene tiempo para realizar actividades?, no lo entiendo. ¿Y qué hacen con esas 10 o 12 horas que, entre trayecto y trabajo se les iban cada día? Bueno, ahí entran varios factores, el que tenía un hobby ahora tiene todo el tiempo que antes le faltaba, pero si no lo tenía, y no se busca uno, no tendrá más que sentarse frente al televisor y envejecer de la peor manera posible. El que no se llevaba bien con su esposa, también tendrá problemas, ahora tendrán que soportarse las 24 horas del día y no como antes, solo unas horas. Pero habrá quienes, y entre ellos me cuento, que disfrutará de la compañía de su pareja como nunca antes pudo hacerlo. ¿Cómo puede un 65% decir que la vida no les cambió? Yo todavía recuerdo el primer verano como jubilado ¡cómo! ¡podía estar en la playa sin tener que pensar en tener que regresar!, ¡y la primera Navidad! ¡cuántas veces debía estar trabajando a la hora de la Cena, o tuve que levantarme de la mesa para irme al trabajo! y ahora podía compartir tranquilamente con la familia... ¡cómo no va a ser un cambio!
    Un buen porcentaje dice que la jubilación afectó a su salud, ¿en qué les afectó? ¿les mejoró o les empeoró?. Lo que es a mi, me la mejoró, dejar de levantarme a las 5 de la mañana, dejar de llegar a las 8 de la mañana para mal dormir en el día, ¡claro que me la mejoró!.
    Ahora, han pasado algunos años, mi salud ha empeorado, es verdad, pero eso no se debe a la jubilación, sino al inevitable paso del tiempo.
    Es verdad que en algún momento me ha sentado mal lo de la jubilación, eso de que lo hagan a uno sentirse inútil ("gracias por los servicios prestados, pero creemos que debe retirarse a descansar..."), también los ingresos que se desplomaron a un tercio, pero debo considerar que el tiempo disponible aumentó en más de un 100%, para que yo disponga de él a mi regalado gusto, eso es realmente valioso, después de todo si no fuera así no podría leer tanto blog como los hay, ni podría participar, como lo estoy haciendo ahora, en este interesante y acogedor rincón en que nos acoge Marcos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, has superado con creces el comentario mas largo de mi corta historia. Totalmente de acuerdo con lo que cuentas. El gran regalo es el tiempo, porque el tiempo dicen es oro, pero para nosotros es vida y hasta diría yo que "gloria". Las encuestas ya sabes son contestaciones sin centrarte demasiado, y desde luego somos privilegiados, porque económicamente no me he quedado totalmente como quisiera, pero no me puedo quejar, y pienso que los que vienen detrás, hablo de mis hijos, lo van a tener mucho mas difícil, por lo menos en España.
      Yo no tenía un joby definido , aparte de mis olvidados sellos, pero no tengo tiempo para dedicarme a ellos, quizá cuando pase los 80, ahora hay que aprovechar la salud y compartir, pareja, familia, amigos y todo lo que podamos ayudar. No he querido acometer algunos estudios que me agradaría porque no quiero horarios que me limiten, necesito oxigenarme a diario con nuevos retos. Volver a la rutina del trabajo, me sería imposible.

      Eliminar
  4. La cuestión, Marcos, es poder encontrarse en la banda ancha de la encuesta, aquella que por su aumento en la parte superior contrarrestra las bajas inferiores y produce una media importante y la aumenta. En cuanto a los posibles cambios favorables o negativos, no cabe duda que la parada de los relojes es, posiblemente, uno de los mejores hechos que se constatan cuando el stress baja a límites nunca percibidos. Si este país fuese como tratan de dibujar la depreciación monetaria sería bastante menos importante. Como ni llega a la altura de la suela de un zapato de otros países que cuidan especialmente a sus mayores, es normal que se perciba un continuo malestar: la economía doméstica es baja.

    Un abrazo, Marcos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Protección a la familia y a los mayores, da cierta envidia que para lo bueno no seamos exactamente Europa.

      Eliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.