Feliz otoño

Feliz otoño

jueves, 30 de octubre de 2014

NO SEAS VICTIMA DEL JUEGO


Aunque ahora se prohibe y penaliza el juego con dinero en los centros del jubilado, la verdad es que hay mucha persona mayor que es feliz con esas eternas partidas de dominó o parchís, con un café en juego.

Otra cosa es por ejemplo el Bingo, que ya en locales autorizados puede ser la causa de problemas en algunos mayores, pasando del euro del Centro, a jugarse parte importante de la pensión, por malsana adicción.

Siempre he dicho que lo peor para una persona ociosa es entrar en estos locales, casi por aburrimiento, y que te toque. De ahí al ludópata falta poco.

Expertos en juego patológico del Hospital de Bellvitge prevén para los próximos años un incremento de la adicción al juego entre la población mayor de 65 años debido a las nuevas tecnologías. (El Confidencial) 

Este centro informa en un comunicado de que el 2% de la población española padece adicción al juego, un problema que condiciona su vida.

La responsable de la Unidad de Juego Patológico del Hospital de Bellvitge, Susana Jiménez, advierte en declaraciones recogidas en el comunicado de que se prevé que la prevalencia de juego patológico en mayores de 65 años aumente en los próximos años, porque estos estarán habituados a usar las nuevas tecnologías.

Jiménez añade que "hay que tener en cuenta que el juego online es potencialmente más adictivo que el presencial por una serie de características, como son la facilidad de acceso, el anonimato o la rapidez entre apuesta y resultado".

También hace que disminuya la percepción del riesgo por parte del individuo, ya que éste se encuentra "en un ambiente familiar".

Las experiencias vitales estresantes propias de la etapa de la vejez, como la jubilación, la pérdida de la pareja, el distanciamiento y la escasa relación con los hijos, entre otros, son los principales factores de riesgo para las personas de edad avanzada de sufrir trastornos de juego, según los especialistas.

El Hospital de Bellvitge ha registrado un 11% de pacientes mayores de 65 años del total de visitas en el año 2013, con una evolución media de adicción al juego de siete años antes de hacer la primera consulta.

En relación con el tipo de juego problemático, un 83,7% de pacientes mayores son jugadores de máquinas tragaperras, un 44,2% juega al bingo y un 17,1% apuesta en casinos.

La media de deudas derivadas de su conducta patológica asciende a 8.500 euros.

15 comentarios:

  1. Siempre he sentido ternura por los mayores jugando en una maquina mientras me tomo un café, se que algunos se gastan lo que no tienen, supongo que juegan por lo mismo que los mas jóvenes. No he jugado nunca, ni siquiera compro lotería en Navidad. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues esa imagen a mi me da cierta lástima, pues a esas máquinas se juega para perder, y a los mayores cualquier centimillo cuenta

      Eliminar
  2. Creo que el juego es una tentación, porque ofrece al mismo tiempo una manera de pasar el tiempo y por otra la ilusión de ganar algún dinero. El problema es que puede ser muy adictivo y que, además, los jugadores no entienden que si bien unos pocos ganan, la mayor ganancia se la llevan los dueños del sistema.
    A mi me apena y me enoja, al mismo tiempo, ver a las personas jugarse el poco dinero que tienen en esas máquinas trgamonedas, que en verdad tragan el dinero. Ahora, si el juego es online, peor, porque se hace más fácil jugar, sin tener siquiera que salir de casa. Aquí las máquinas tragamonedas se mueven al filo de la legalidad, pero nunca faltan los clandestinos, que ganan dinero a costa de la gente que, en su inocencia o tontería, las utilizan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo un pariente cercano que ha llevado varias veces a su familia a situación critica, y lo peor es que no lo reconocen. Muy lamentable.

      Eliminar
  3. Hay que saber elegir el juego, desde luego, pero una partidita al domino o al parchis, o incluso al más moderno Rummykub (por aquello de la atención a números y letras) me parece un entretenimiento estupendo para mayores y más jóvenes. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hacienda se ha pasado con su afan recaudatorio, pasar toda una tarde entretenida, por menos de un euro es una forma de no pensar en los problemas.

      Eliminar
  4. Recuerdo los tiempos del auge de las máquinas tragaperras en los bares, veía a señoras y señores gastándose el dinero que muchas veces tenían para comer y daba pena, aún hoy ocurre como ocurre en los bingos donde las escasas veces que fui vi multitud de señoras y señores de cierta edad que pasaban allí las horas y se veía que eran habituales por el trato con lo empleados, me gusta más echar un mus con los amigos y pagar los cafés si pierdo.

    La ludopatía es otra de las maneras de arruinarte sin apenas darte cuenta.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una mal de nuestro tiempo, porque es fruto de la soledad.

      Eliminar
  5. Nunca he jugado a la lotería, a la ONCE, ni en las máquinas tragaperras, bueno... solamente lo hago en Navidad para intercambiar lotería con mi familia. He conocido personalmente a un compañero de trabajo que se endeudó hasta tal punto que tuvo que vender su casa para pagar deudas de juego y a otro que una noche a las tres de la madrugada, llegaba al trabajo preguntando si teníamos 25.000 pesetas en el bolsillo para prestarle, entonces cobrábamos unas 50.000.
    Cuando he jugado a las cartas en la piscina, jugándonos un café, prefería pagarlo que jugar, pero me obligaban ya que no tenían a un cuarto compañero, nunca he sabido jugar bien ya que nunca he prestado atención, ni me ha gustado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay quien pasa y a quien le es casi imprescindible. Yo no sé jugar, solo tiro fina. Mi padre y mi suegro a la segunda jugada ya sabían que llevábamos cada uno. De cuando en cuando me distrae, pero me cansa si es mas de una hora. Un amigo mio decía que a la lotería hay que jugar mucho tiempo antes del sorteo, pues tocar no te va a tocar, lo que pagas es solo para que pienses las muchas cosas que harías si fueras el afortunado. De ilusión también se vive.

      Eliminar
  6. Personalmente viví ese problema (tragaperras) con un familiar, ya fallecido. Por más consejos que le daba seguía con su vicio. Dejó de jugar a las maquinillas cuando se quedó sin ahorros, y tenía que prestarle dinero porque con su pequeña pensión no llegaba a fin de mes. A partir de esas fechas se normalizó y volvió a ser una persona sensata. Él lo pasó muy mal, pues llegaba a casa maldiciendo y con la cartera vacía, pero yo también lo pasé mal porque sabía lo que le sucedía, pero no hacía caso alguno de mis consejos. Ahora ya todo es historia.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como ya he dicho, comentando de un familiar, el mayor problema es que no lo reconocen.

      Eliminar
  7. Por suerte nunca fui jugadora
    Salvo a nivel de familia o amigos en esas tardes tan lindas de invierno, tomandose un tecito con ricas galletitas y jugando amenamente pos centavos a la loteria de carton
    Con risas cuando alguien muevelassemillitas que se apuntan los numeros ja ja

    Lo otro esa adiccion es tal vez , una terrible soledad del entorno y aun mas de si mismo

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En su medida es buieno mientras fomente ese contacto social, familiar o no, que todos precisamos, pero totalmente ausente con el lucro.

      Eliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.